Archivo de la etiqueta: Bibliotecas privadas

Bibliotecas de escritores: lectura y creación, historia y transmisión

Bibliothèques d’écrivains

Olivier, B., M. Catherine, et al. [e-Book] Bibliothèques d’écrivains : Lecture et création, histoire et transmission, Rosenberg & Sellier. Texto completo: https://books.openedition.org/res/1721

Un lugar de trabajo, de juego o de evasión, la biblioteca cumple todo tipo de funciones para un escritor. Es un patrimonio material que se construye, se transmite y se dispersa, pero también un taller donde la lectura, ya sea erudita o salvaje, alimenta la creación; por último, es el lugar de una red de conocimientos donde se pueden descubrir filiaciones, circulaciones y diálogos a veces insospechados. Estas son las tres facetas de las bibliotecas de los escritores que se exploran en este volumen, para los autores desde la época medieval hasta la contemporánea que han viajado por Europa, América y Asia. Estos estudios cuestionan los archivos en papel o digitales de diversas figuras intelectuales: poetas, lingüistas, filósofos, cineastas y críticos. Resultado de un seminario organizado por el laboratorio Lexiques, Textes, Discours, Dictionnaires (LT2D) de la Universidad de Cergy-Pontoise y de un coloquio coorganizado con la Bibliothèque nationale de France en 2014, esta obra cuenta con el apoyo de la Fondation des Sciences du Patrimoine.

Bibliotecas imaginarias

Imaginaires des bibliothèques

Christian, J. and W. Annette [e-Book] Imaginaires des bibliothèques. Paris, Presses de l’enssib.

Texto completo

PDF

ePub

Los bibliotecarios a veces tienen una imagen distorsionada, algo borrosa, de sus audiencias, sus colecciones, sus misiones, su futuro. Inmersos en su vida cotidiana, en la grandeza y la servidumbre de una profesión, al fin y al cabo, poco conocida, con contornos indefinidos, acaban por dudar de sí mismos. Por ello se solicitó a dos investigadores, en base a sus temas de investigación, un texto sobre la biblioteca.

Las mejores formas de organizar una biblioteca personal según una bibliotecaria

 

 

carabrookins_libraryslide

 

The Best Ways to Organize Books at Home, According to a Librarian
by INIGO DEL CASTILLO
PUBLISHED: MAR 2, 2020

Ver original

 

Emma Carbone, bibliotecaria principal de la Biblioteca Pública de Brooklyn, y proporciona consejos sencillos sobre cómo organizar (e incluso purgar) las bibliotecas personales como lo haría un bibliotecario de verdad. A Carbone personalmente le gusta agrupar sus libros con un sistema que llama estantería vibratoria, que organiza los títulos por serie/autor y también por género.

“No me gusta cambiar de lugar los libros cuando recibo nuevos, así que este método me permite añadir cosas sin tener que cambiar todo mi sistema de estanterías como lo haría si estuviera codificado por orden alfabético o de color. También significa que paso el tiempo mirando fijamente mis estantes tratando de averiguar qué no funciona y qué libros necesito mover a veces, pero eso no es necesariamente algo malo”.

Normalmente, cuando nos quedamos sin espacio en la estantería, ponemos los libros en las mesas y sillas o incluso a las escaleras y pianos. Carbone sugiere probar los carritos de libros también, además de usar otras técnicas inteligentes.

“Los carritos de libros son una gran tendencia, pero honestamente cuando se me acaba el espacio de la estantería, reviso mis libros y busco algunos para donar o regalar y averiguar cómo maximizar el espacio de la estantería que ya tengo. Me gustan las columnas verticales de libros del mismo autor, que normalmente ocupan menos espacio del que tendrían en una fila. Otra sugerencia es apilar en una columna doble y colocar los libros encima de las estanterías. Además, si tienes que guardar en una caja, elige el plástico en lugar del cartón. El material es más resistente al agua y no es susceptible a las termitas. Y para evitar pliegues y arrugas, no olvides guardar los libros en posición plana o de pie.”

 

También puedes probar aplicaciones como Goodreads para ayudarte a catalogar tu colección personal en línea.

“Goodreads me permite hacer un seguimiento de los libros que leo, cuando los leo, comparto las estrellas y publico reseñas. También puedes realizar un seguimiento de los libros que deseas leer, añadir actualizaciones de estado de los libros que estás leyendo, y crear estantes personalizados para ordenar los libros o realizar un seguimiento de los libros que posees”.

 

Mientras que deshacerse de los libros puede ser un sacrilegio para muchos “ratones de biblioteca”, Carbone dice que piense en ello como una curación en lugar de como una purga.

“Honestamente me encanta desherbar mi biblioteca personal, me hace sentir como si estuviera curando mi colección de libros para tener sólo lo mejor de lo mejor y mis libros favoritos. Marie Kondo tiene un montón de grandes estrategias en “The Life-Changing Magic of Tidying Up’ ” (La magia que cambia la vida al ordenar”) que me han servido para informar mis propias estrategias de expurgo de libros.  Algunas preguntas que me hago cuando decido qué libros guardar (porque pienso en el expurgo como la elección de los libros de los que quiero hacer espacio en lugar de los libros de los que quiero deshacerme): ¿Me gustó este libro cuando lo leí? ¿Es un libro que volveré a leer? ¿Tiene un valor sentimental porque fue un regalo o está firmado? Y, quizás lo más importante, ¿me sería fácil volver a conseguir este libro si cambio de opinión?”

 

El lugar ideal para guardar libros es en una librería de cristal para evitar el polvo. Carbone también recomienda mantener los libros almacenados lejos de la luz, lo que puede llevar a que se amarilleen o se destiñan. “El almacenamiento en seco también es clave para evitar daños causados por la humedad”.

¿Y tal vez el mejor consejo? Leer los libros que compras y releer los que valen la pena. “La mejor manera de cuidar un libro es usarlo. “Los libros que leo y consulto regularmente son siempre más felices que los que están en las estanterías y son bonitos.”

 

 

¿Cómo organizan su biblioteca personal los escritores famosos?

 

dean_koontz_library_i_photo_credit_douglas_sonders_300dpi._cb434967309_

Dean Koontz, autor de “Los ojos de la oscuridad”

 

Al Woodworth. Organizing your bookshelves? This is how 8 authors do it. Amazon Book Review.  on April 23, 2020

Ver original

 

 

Hay tantas maneras de organizar sus libros: alfabéticamente, por género, por una agrupación idiosincrásica que sólo el bibliotecario conocería. Los profesionales del diseño como Elizabeth Gilbert) nos dirían que por color. Y luego, por supuesto, está la biblioteca digital que puedes llevar contigo dondequiera que vayas. Los autores organizan los libros de maneras muy personales entre el orden alfabético, categorías, el color y creando una línea de tiempo según los compraron. En general suelen ser bastante caóticos. 

 

Para aquellos que necesiten un proyecto de organización, o simplemente quieren echar un vistazo dentro de las bibliotecas de los autores más vendidos y queridos, aquí alguna indicaciones de como organizan sus estanterías.

 

Lily King autora de “Euforia”

 

“Como trabajé en tres librerías mientras escribía mi primera novela, ordeno mis libros alfabéticamente, y por secciones: ficción, memorias, poesía, antologías, historia/biografía, viajes, aprendizaje de idiomas, diccionarios. Es muy raro, lo sé, pero necesito saber dónde puedo encontrar un libro cuando lo necesito. También tengo pequeños grupos de libros sobre temas sobre los que espero escribir algún día. Dicho esto, nos mudamos hace casi un año y mis libros fueron recolocados en los estantes a sin ningún criterio y me siento horrible y sé que a los libros tampoco les gusta mucho. Tengo una enorme estantería en mi estudio y otros montones contra la pared. Me encanta tener muchos libros a mi alrededor mientras escribo. Es mucho más agradable de esa manera.”

 

Colum McCann, autor de Apeirogon

 

“En realidad soy un completo y absoluto desastre cuando se trata de organizar cualquier cosa. Debo tener unos diez mil libros, pero no tengo un sistema de orden alfabético. Ni siquiera tengo un codiciado lugar para los favoritos. Tengo una oficina en casa, una sala de estar de suelo a techo con libros, una oficina en la universidad, acceso a una cabina de escritura que pertenece a un amigo, y tengo libros en cada una de ellas. Tengo múltiples copias de algunos libros, como Coming Through Slaughter, o Ulysses, o Song of Solomon. Estoy en un aislamiento creativo en la cabaña ahora mismo y mi selección es limitada, pero me encontré ahondando en el trabajo de Wendell Berry y luego, justo esta mañana, abrí Louise Erdrich’s Tracks para encontrar esta hermosa e inquietante línea: “Empezamos a morir antes de la nieve, y como la nieve seguimos cayendo”.Este es el tipo de escritura es la que logra lo que la literatura debe hacer, que es enfrentarse a la angustia del mundo una y otra vez.”

 

Dean Koontz, autor de “Los ojos de la oscuridad”

“Tengo una biblioteca que contiene unos 40.000 volúmenes organizados en tres categorías iguales: ficción por autor, no ficción por tema, biografías por tema. En teoría, puedo encontrar cualquier cosa que quiera en menos de un minuto. Excepto cuando, por ejemplo, estoy trabajando en un ensayo sobre el significado de la vida y descubro que he colocado la autobiografía de Peewee Herman bajo su verdadero nombre, así que paso cuatro frenéticas horas tratando de recordar que es Paul Reubens, para entonces ya he olvidado por qué sentí que su perspectiva única sobre la Ley de Planck (de la teoría cuántica) iluminaría el propósito de la existencia humana”

 

Brit Bennet, autora de Las madres

 

“No organizo mis libros. Es malo. Un amigo librero se acercó una vez y dijo, ‘Oh Dios mío, Brit, por favor déjame organizar tus libros’. Normalmente los pongo en la estantería donde hay espacio y dejo montones de libros en zonas estratégicas de la casa. Ahora mismo estoy mirando una montón de libros que tengo apilados en el mueble de la televisión que me recuerdan que debería estar leyendo mientras estoy viendo Netflix.”

 

Elizabeth Gilbert, autora de City of Girls

“Tengo un sistema de dos partes para organizar mis estanterías, que es simple y estrafalario e indefendible. Mi casa tiene dos zonas de estantería – una es para la ficción, la otra para la no ficción. Organizo la ficción por el apellido del autor. Organizo la no ficción por el color de la cubierta del libro. Así que la mitad de mi biblioteca parece un arco iris, simplemente porque me gusta mirarlo (y nunca puedo encontrar los libros que necesito, cuando los busco) y la otra mitad de mi biblioteca está ordenadamente agrupada por autor. No me presiones para que te responda por qué lo hago así; yo mismo no lo entiendo. Pero ahí está”.

 

Veronica Roth, autora de Los Elegidos

 

“Mi marido y yo estamos de acuerdo en un principio muy importante de la decoración del hogar: los libros son agradables de ver. Así que tenemos estanterías en cada habitación. (Sí, incluso hay una pequeña colección de libros de Calvin y Hobbes en el baño.)  Donde escribo, en el solárium, están en estanterías que envuelven el perímetro de la habitación, cerca del techo. No están en ningún orden en particular, pero como he estado llenando lentamente los estantes allí, terminaron estando aproximadamente en el orden en que los compré y leí, que es mi método preferido de organización de libros de todos modos. De esa manera, tus libros se convierten en una línea de tiempo, también.”

 

Mary Gannon y Kevin Larimer, autores de “La guía completa de los poetas y escritores” 

 

“Como es probable que ocurra con cualquier familia de escritores, sería difícil encontrar una habitación en nuestra casa sin libros. Aparte de las mesitas de noche apiladas con títulos para leer y las estanterías del pasillo llenas de libros en rústica, nuestra habitación familiar está dominada por siete estanterías llenas de novelas y colecciones de cuentos… que en un momento dado estaban ordenadas alfabéticamente… en su mayoría son de tapas duras. Los libros de no ficción están en la parte superior de estas estanterías, con la colección de máquinas de escribir antiguas de Kevin sirviendo como sujetalibros. Nuestro comedor es el lugar donde vive la poesía, dos estanterías de piso a techo llenas de volúmenes delgados que están ordenados alfabéticamente, así como un número de colecciones de poemas de tapa dura y antologías. Nuestro salón contiene nuestros libros especiales, nuestros viejos volúmenes firmados, incluyendo una edición de 1931 de ·El luto se convierte en Electra” de Eugene O’Neill y una edición de 1964 de Las 77 canciones de los sueños de John Berryman, así como nuevas ediciones firmadas por Tracy K. Smith, Joy Harjo, Denis Johnson y Salman Rushdie. En el sótano, junto a la imprenta de mesa de Mary, hay una caja llena de copias de viejas revistas literarias en las que se publicaron por primera vez nuestros propios escritos. Todo suena muy ordenado, pero cuando empecé a trabajar en nuestro libro, The Poets & Writers Complete Guide to Being a Writer, el suelo de nuestro comedor – y la superficie de nuestra mesa – se convirtió en una biblioteca de investigación. Incluso ahora, cuando se acerca el día de la publicación, cuatro altísimos montones de libros sobre escritura y publicación, casi 150 en total, llenan el rincón de nuestro comedor. Son los libros que están detrás de El Libro en nuestra casa llena de libros.”

 

Nicholas Sparks, autor de The Return

 

“Como la mayoría de los autores, tengo un amor apasionado por la lectura y adoro los libros hasta el punto de que quiero exhibirlos. Porque también me encanta recomendar libros a los que se quedan conmigo, me gusta saber exactamente dónde encontrar cualquier libro en particular que creo que podrían disfrutar. Mis estantes de ficción, tanto los de tapa dura como los de rústica, están organizados alfabéticamente por autor; mis estantes de no ficción están organizados principalmente por tema, ya sea historia, biografía, teología, sociología u otras áreas de interés. Tengo la suerte de tener también “cubículos ocultos” en mi biblioteca que me permiten guardar varios libros del mismo autor. Así, si encuentras una sola novela de Stephen King o Gillian Flynn o Dennis LeHane en la estantería, por ejemplo, hay una alta probabilidad de que tenga otros títulos no expuestos también”.

 

Thatcher Wine: el bibliotecario de los famosos

 

2283

 

Los libros no son sólo para leer, también pueden ser objetos hermosos en sí mismos. Thatcher Wine, un bibliófilo y coleccionista, aprovechó este concepto, buscando libros raros y descatalogados para construir hermosas bibliotecas basadas en el interés, el autor e incluso el color para sus clientes. Desde entonces, Wine ha curado las estanterías de Gwyneth Paltrow y el hotel NoMad de Nueva York; entre sus fans se encuentran Laura Dern y Shonda Rhimes. Lo que hace Thatcher es ofrecer a sus clientes la oportunidad de comprar libros, y luego ponerles una funda especial para cada uno, o como parte de una imagen más amplia que se cohesiona cuando están todos juntos en las estanterías.

Según Wine  ¿Por qué conformarse con los libros que un editor diseñó? Los libros pueden tener tanto estilo como cualquier otra cosa en la habitación. Poder elegir el color de la cubierta del libro significa que alguien puede tener las obras completas de Jane Austen, pero en un determinado color que coincida con el estilo del resto de la habitación o con una imagen personalizada. La gente ha invertido en el aspecto de su casa: Eligieron los gabinetes, las alfombras, la pintura y los revestimientos de las ventanas.

En el caso de Gwyneth, ella  remodeló su casa de Los Ángeles hace unos años y cuando se mudó se dio cuenta de que necesitaba unos cincocientos o seiscientos libros más para completar las estanterías. Wine estudió los libros que ya tenía, que se enfocaban en moda, arte, cultura, fotografía y arquitectura, así como libros que les gustaban a sus hijos. Para recrearse en esos temas, y para los niños, hicieron una selección de clásicos que pensó que les gustarían a medida que fueran creciendo. En la sala de estar integró los libros en la colección existente para que se sintieran muy ligeros, acogedores y fáciles de tomar de los estantes. En el comedor, estudió una paleta de colores más rígida de negro, blanco y gris, ya que era menos un espacio donde se podían pasar el rato y leer.

 

juniper_14thatcher_art

 

Thatcher también ha publicado su primer libro, titulado “For the Love of Books: Designing and Curating a Home Library“, cuya publicidad asegura que es en sí mismo “un recuerdo digno de cualquier colección de bibliófilos”. En él Thatcher, tiene algunas teorías divertidas cuando dice que “Editores como Taschen, Phaidon y Rizzoli están creando magníficos libros de gran tamaño sobre arte, diseño y arquitectura. Creo que la gente los colecciona como una alternativa a mirar pantallas”. En el libro se cuenta la historia del libro y de las bibliotecas privadas, y defiende la resistencia del libro en la era digital. Wine clasifica los libros en varias categorías libros para leer, libros para decorar y los libros para inspirarse. Proporcionan detalles útiles para crear y conservar la propia biblioteca doméstica, ya sea en una sola estantería o en varias salas, cada una con su propia colección. “For the Love of Books” (Por amor a los libros) trata de contar historias más allá de las páginas de nuestros libros favoritos. Nuestros libros -los que elegimos mantener- cuentan la historia de quienes somos. Nos recuerdan quiénes fuimos una vez y quiénes aspiramos a ser.

Así este bibliófilo nos da algunos consejos. Primero, piense en lo que está tratando de lograr. ¿Hay alguna historia que estés tratando de contar? ¿Una paleta de colores que quieres conseguir? Luego piense en cómo podría funcionar en el contexto de su casa y del espacio disponible. Segundo, adquirir los libros. Dependiendo de lo importante que sea para usted el estilo y la encuadernación de la portada, cómprelos intencionadamente en su librería local o a través de listados en línea. Tercero, organice sus libros de manera que se sienta cómodo y se vea atractivo. Esto puede tomar unas pocas horas para hacerlo bien.

 

thatcher-wine-lede.w1200.h630

La biblioteca privada de Calvet de Magalhães.

 

41hs254ik8l._sx331_bo1204203200_

Isabel Maria Freitas, V.  [e-Book] A biblioteca particular de Calvet de Magalhães. Coimbra Coimbra University Press. 2015

Texto completo

En un marco en el que se entretejen diferentes perspectivas y múltiples estrategias de enfoque, surgen muchas cuestiones sistémicas. ¿Qué libros tenías? ¿Qué leyó Calvet de Magalhães? ¿Cuál es su relación con los libros? ¿Cuáles son sus preferencias intelectuales? ¿Cuál es su universo intelectual? Así, los libros que componen el BpCM constituyen una rica fuente de información y se revelan como un importante testimonio de la formación del pensamiento de uno de los principales protagonistas de la aproximación portuguesa a los movimientos de cooperación económica europea después de la Segunda Guerra Mundial y de la articulación portuguesa con Europa y con el Atlántico. De hecho, el BpCM fija su mirada, su pensamiento, su análisis del mundo, así como registra algunas de las principales líneas de fuerza que han guiado toda su vida. Ejemplo de ello es la necesidad de una acción constante, concreta y eficaz, siempre anclada en la utopía que en el Calvet de Magalhães se presentó como fruto de la Historia y de la Filosofía, por lo que es siempre realizable.

Pajares de Adaja, un pueblo de apenas 200 habitantes de la provincia de Ávila abre una biblioteca de referencia Matemática

1529061828_027564_1529062476_noticia_normal

Un momento de la inauguración de la Biblioteca Matemática de Pajares de Adaja 

 

Pajares de Adaja es un pueblo de apenas 200 habitantes a unos 30 kilómetros de Ávila, ha abierto una  “Biblioteca matemática” que tiene el propósito de ser un centro de referencia en esta disciplina. La finalidad de la biblioteca es que pueda estar abierta y ser visitable para niños, colegios, instituciones, investigadores y personas interesadas en las matemáticas. La ceremonia inaugural contó con la visita de Efim Zelmanov, profesor de la Universidad de Califormia y Medalla Fields, concedida por la Unión Matemática Internacional, que es considerada como el premio Nobel de las Matemáticas.

 

Se trata de la primera biblioteca matemática en España y cuenta con la colección privada con “miles de libros” y “colecciones de matemáticas” del profesor Santos González  Jiménez, catedrático de Álgebra de la Universidad de Oviedo y director de la Cátedra de Inteligencia Analítica, además la biblioteca recibirá nuevos fondos durante los próximos meses.

El acto inaugural de la biblioteca ha contado con el padrinazgo del prestigioso matemático ruso Efim Zelmanov, profesor de la Universidad de Califormia, y de algunas de las más importantes universidades americanas como Wisconsin, Chicago y Yale, además de ganador en 1994 de la Medalla Fields o Medalla Internacional para Descubrimientos Sobresalientes en Matemáticas, concedida por la Unión Matemática Internacional, que es considerada como el premio Nobel de las Matemáticas. Efim Zelmanov manifestó que  la inauguración de la biblioteca era un «hecho maravilloso». y que «Está pensada para los niños y jóvenes y si alguno de ellos se interesa o lee algún libro y los saca provecho ya habrá merecido la pena».

El motivo de la ubicación de esta iniciativa en este pueblecito de la Moraña abulense ha partido del catedrático Santos González, natural de Pajares de Adaja, que ha adecuado la antigua casa propiedad de su familia para instalar en ella la “Biblioteca matemática”. Ambos matemáticos han donada su colección personal para crear esta biblioteca, según sus palabras “para que nada se pierda de esta disciplina” y para “contribuir a la formación científica de los niños”

Durante la inauguración Santos González dijo: “Me conformo con que esta biblioteca sea una ermita de las matemáticas”, quien ha dedicado este centro a sus padres y a Don Lucio, el maestro del pueblo gracias al cual según sus palabras ha llegado a ser lo que es hoy “Un pueblo es rico si tiene un gran maestro y Pajares de Adaja lo tuvo”.