Archivo de la etiqueta: Financiación

Planificación de un makerspace

6 Strategies for Funding a Makerspace By Paloma Garcia-Lopez

Ver original

Encontrar o reutilizar un espacio

Encontrar un espacio es más fácil de lo que crees. Muchas ciudades y distritos escolares tienen espacios infrautilizados u olvidados que pueden reutilizarse por un coste muy bajo. Por ejemplo, Andrew Coy, profesor de tecnología en un instituto y director ejecutivo de la Digital Harbor Foundation, creó el primer espacio makerspace público y gratuito de la ciudad de Baltimore en un edificio vacío de Parks & Recreation que estaba a punto de cerrarse. Andrew explica: «Los directores de las escuelas primarias con los que hablé sobre el maker también tenían ideas sobre cómo se podrían utilizar los espacios próximos a sus edificios… cediéndonos uno de ellos para toda la programación maker». Aunque todo este proceso duró casi un año entero, estuvo lleno de momentos de retraso o duda, y no estuvo exento de errores, el resultado final mereció la pena y ha supuesto una gran colaboración.

Crear un club de creadores

Crea un club de creadores para recaudar fondos para el proyecto, involucrando al campus y a la comunidad local. Lleva a cabo una «campaña de recogida de herramientas» en tu escuela o barrio, pidiendo a los padres que donen herramientas. No te imaginas la cantidad de herramientas que la gente tiene almacenadas. Aunque nos gustaría que las familias guardaran algunas herramientas para hacer cosas juntos en casa, muchos estarían encantados de donar sus herramientas extra a las escuelas.

Muchos profesores y alumnos pueden probar estrategias de recaudación de fondos de los clubes escolares en el campus, como la organización de un «make-a-thon». En el instituto de Pittsburg, en el condado de Contra Costa (California), las clases de matemáticas y carpintería venden lo que hacen. Entre las actividades de recaudación de fondos realizadas en el pasado se encuentran las carcasas de teléfonos móviles impresas en 3D o los recuerdos grabados por los alumnos con su cortadora láser.

Busca organizaciones cívicas, sociedades y grupos religiosos para hacer partícipe a la comunidad de lo que hacen los alumnos en las escuelas. ¿por qué no realizar una mini Feria Maker? Los clubes de creadores y los profesores pueden mostrar el trabajo de los estudiantes en una reunión.

Solicita el patrocinio de alguna empresa

Muchos de los negocios locales pueden estar interesados en la creación de un espacio de este tipo, para ellos puede ser un mecanismo de promoción de sus servicios. especialmente empresas que tengan que ver con los trabajos que se desarrollen en el espacio. Ya que además permite que ellos puedan disponer de mano de obra formada en el futuro.

Buscar subvenciones

Las escuelas pueden conseguir una subvención del Departamento de Educación de su estado o de financiadores locales. La financiación de las subvenciones suele ser un problema para quienes no tienen estatus de organización sin ánimo de lucro, por lo que es posible que tengas que buscar una organización que te represente. El patrocinio fiscal es una forma rentable de poner en marcha nuevos programas, reunir a grupos para que colaboren en un tema y probar nuevos enfoques para el cambio social.

Financiar los materiales del proyecto en línea

Los profesores suelen recurrir a DonorsChoose.org para conseguir materiales para sus proyectos. DonorsChoose permite a los profesores compartir sus necesidades en el aula con una comunidad floreciente y deseosa de ayudar. Sugerimos utilizar esta herramienta para recaudar dinero para materiales que se utilizarán durante el semestre de primavera, con tiempo para hasta cuatro meses de publicación de proyectos, planificación y recepción de suministros.

Iniciar una campaña

Indiegogo es una plataforma de crowdfunding en la que la gente que quiere recaudar dinero puede crear campañas de recaudación de fondos para contar su historia y correr la voz. Puedes diseñar tu propia campaña en torno a tu nuevo makerspace.

Un makerspace es un entorno de aprendizaje rico en posibilidades. Los makerspaces tienen todo tipo de formas y tamaños y sirven como punto de encuentro de herramientas, proyectos, mentores y experiencia. MAKE: Magazine dice que una colección de herramientas no define un makerspace. Más bien se define por lo que permite: hacer.

El valor que los gestores de bibliotecas públicas otorgan a la participación y compromiso de sus comunidades creativas (makerspaces)

2018 Community Engagement Report. Library Journal, 2018

Texto completo

Este informe de 15 páginas, basado en los resultados de una encuesta de LJ realizada en el otoño de 2018, destaca el valor que los administradores de las bibliotecas públicas otorgan a la participación de sus comunidades creativas locales a través de la programación, los espacios productivos y el descubrimiento para los usuarios. También se consideran las fuentes de financiación y la medición efectiva de los resultados.

Este estudio se llevó a cabo para saber si las bibliotecas hacen del compromiso de la comunidad con los creadores locales una prioridad y, en caso afirmativo, qué herramientas, incluido el software de compromiso con la comunidad, utilizan. También se pregunta por la comunicación del valor de estos programas y la obtención de fondos sobre el tema.

Casi ocho de cada diez encuestados están muy de acuerdo o de acuerdo en que la visión estratégica a largo plazo de su biblioteca hace hincapié en la colaboración con los creadores locales para poner sus obras a disposición de otros usuarios y proporcionar a los artistas una oportunidad de descubrimiento.

Casi todas las bibliotecas que respondieron (94%) se esfuerzan actualmente por trabajar con los creadores locales en sus comunidades. Las bibliotecas urbanas y suburbanas tienen más probabilidades de haber contactado con a los escritores, artistas y músicos locales, posiblemente porque tienen un mayor número de creadores potenciales a los que recurrir.

Los programas de arte y artesanía son el programa más común para las comunidades creativas, ofrecido por el 95% de las bibliotecas. Pero las clases de escritura, las impresoras 3D, los espacios de creación y las clases de de diseño de páginas web también son ofrecidos por la mayoría de las bibliotecas.

Las fuentes de financiación de los programas y herramientas de participación comunitaria varían mucho, pero los grupos de Amigos de de la biblioteca (65%) y el presupuesto de programación de la biblioteca (61%). Casi la mitad de la muestra recurre a las donaciones y a las subvenciones puntuales.

El 41% de los encuestados afirma que los administradores y las partes interesadas del distrito son «muy favorables» a la financiación de los programas de participación comunitaria. Otro 34% dice que que sus administradores son simplemente «solidarios». Sólo el 7% de las bibliotecas considera que los administradores «no apoyan» o «no apoyan en absoluto». Las escasas respuestas a una pregunta de seguimiento en la que se preguntaba por qué los gestores del distrito no apoyan varían desde «no hay dinero para la financiación de las artes» hasta la participación de la comunidad no se considera un «servicio esencial».

El valor de los programas de participación de la comunidad se comunica a los financiadores en las reuniones de la junta directiva de la biblioteca y de la localidad, en los boletines de la biblioteca y en el periódico local. El personal personal suelen incluir resultados anecdóticos, fotos y «datos» sin describir de qué tipo de datos. Muy pocas bibliotecas mencionan los resultados de las encuestas y los comentarios de los usuarios o las estadísticas de los resultados de los proyectos. Algunos encuestados comentaron que podrían hacer esto mejor.

Aproximadamente una de cada cinco bibliotecas dispone de programas informáticos que permiten a los creadores locales aportar obras a la colección de la biblioteca. De las bibliotecas que no tienen software de participación comunitaria, casi dos tercios creen que su uso sería muy valioso o valioso.

En el caso de las bibliotecas que disponen de software de participación comunitaria, su estado o consorcio de bibliotecas es el que más fondos aporta. Los administradores de las bibliotecas y el personal de tecnología son los más mencionados a la hora de tomar decisiones sobre el software de participación comunitaria.

El compromiso real con los creadores y no creadores es el principal método que utilizan las bibliotecas para para medir el valor de su software de participación comunitaria, seguido de las métricas de uso del software.

Opening the Future: un nuevo modelo de financiación de libros de acceso abierto

Opening the Future

Basándose en los modelos de suscripción a revistas de acceso abierto en bibliotecas como Open Library of the Humanities y ‘Subscribe to Open‘, CEU Press en colaboración con COPIM project  (Community-led Open Publication Infrastructures for Monographs) está desarrollando un modelo sostenible de publicación de libros electrónicos en acceso abierto.

Opening the Future ofrece a las bibliotecas miembros el acceso por suscripción a la lista de libros de la editorial y utiliza los ingresos de suscripción para financiar futuras o nuevas publicaciones en acceso abierto (OA); un nuevo modelo que permite una nueva vía para que las bibliotecas saquen el máximo partido a sus limitados presupuestos y aumenten sus colecciones. Los suscriptores a Opening the Future, tienen acceso multiusuario a los libros sin DRM y el dinero de las mismas permitirá financiar nuevos títulos en acceso abierto. Todos los miembros recibirán acceso perpetuo al paquete de libros de los 3 años anteriores, además cualquier bibliotecas puede unirse en cualquier momento: su acceso comenzará una vez que haya completado el pago de la suscripción. Se trata de una forma rentable de aumentar las colecciones digitales con contenidos relevantes y de alta calidad. Cuando se alcance el objetivo de ingresos y toda la lista de monografías sea de libre acceso, podrán reducirse las cuotas de afiliación en el futuro.

Los ingresos procedentes de la afiliación -que da acceso a la lista de libros publicados- se utilizarán para financiar la lista de libros pendientes de publicación. Las cuotas de los miembros de la biblioteca pagarán sólo los libros que no tengan aún financiación. Si una propuesta de libro llega al CEUP con una financiación parcial de OA, la editorial utilizará las cuotas de afiliación para compartir los costes de producción y publicar el libro en Acceso Abierto. El objetivo de este enfoque es seguir produciendo una fuente de ingresos sostenible para la edición, al tiempo que se logra el compromiso deseado de publicar más títulos de acceso abierto. Se trata de un modelo de financiación consorciado que promete una solución rentable para el acceso abierto que implica que ninguna institución por sí sola soporte una carga desproporcionada.

El modelo cuenta con el apoyo de LYRASIS, que colaborará en la organización de la participación de las bibliotecas en el programa, y con el apoyo de la OAPEN. El Proyecto MUSE alojará los libros, proporcionando registros MARC, archivos KBART y sistemas de descubrimiento, y los suscriptores tendrán acceso a las estadísticas de acuerdo con COUNTER.

¿Ciencias Sociales para qué?: Las batallas sobre la financiación pública de las «Otras Ciencias»

Solovey, Mark. Social Science for What?: Battles over Public Funding for the «Other Sciences» at the National Science Foundation. Mit Press, 2020

Texto completo

En los primeros años de la Guerra Fría, el gobierno de los Estados Unidos estableció la National Science Foundation (NSF), una agencia civil que pronto se hizo ampliamente conocida por su dedicación al apoyo de la ciencia de primera clase. La legislación habilitante de la agencia en 1950 no hacía mención a las ciencias sociales, aunque incluía una vaga referencia a «otras ciencias». No obstante, como muestra Mark Solovey en este libro, la NSF también se convirtió pronto en una importante -aunque controvertida- fuente de financiación pública para ellas.

El análisis de Solovey subraya el impacto a largo plazo de los primeros desarrollos, cuando la NSF adoptó una estrategia «científica» en la que las ciencias naturales representaban el estándar de oro, y creó un programa de ciencias sociales limitado a estudios «duros». A lo largo del camino, Solovey muestra cómo los esfuerzos de la NSF para apoyar becas, formación avanzada y programas educativos se vieron conformados por acontecimientos científicos y políticos históricos, como el macartismo, el Sputnik, el liberalismo reformista de los años sesenta y un movimiento conservador de reciente creación en los años setenta y ochenta. Por último, evalúa la relevancia de la NSF en una era «post-verdad», cuestiona el legado de su estrategia científica y pide una agencia de ciencias sociales independiente: la Fundación Nacional de Ciencias Sociales.

Bibliotecas Públicas de Texas: beneficios económicos y retorno de la inversión

Texas Public Libraries: Economic Benefits and Return on Investment. Bureau of Business Research IC² Institute, The University of Texas at Austin, January 2017

Texto completo

Las bibliotecas públicas del Estado de Texas proporcionan importantes beneficios económicos a sus comunidades. En conjunto, en el año fiscal 2015, las bibliotecas públicas de Texas proporcionaron 2.628 millones de dólares en beneficios y costaron 566 millones de dólares, un retorno de la inversión de 4,64 dólares por cada dólar.

Se desarrolló un diseño de investigación intensivo en datos para documentar y cuantificar estos beneficios económicos. Se utilizaron las bases de datos de la Texas State Library and Archives Commission (TSLAC) junto con el software de modelado económico de entrada y salida, IMPLAN. Basado en el modelo IMPLAN, que analizó las bibliotecas públicas puramente como entidades comerciales y organizativas, las bibliotecas produjeron 976 millones de dólares en actividad económica. Además, en el año fiscal 2015, más de 11.000 puestos de trabajo en Texas dependían de los gastos de las bibliotecas públicas.

Otro componente importante del análisis cuantitativo valoró los servicios ofrecidos por la mayoría de las bibliotecas públicas de Texas. Se obtuvieron estimaciones económicas para esos servicios, así como para el uso de Internet y los voluntarios en las bibliotecas públicas:

  • Servicios de referencia;
  • Programas educativos;
  • Voluntarios
  • Uso en la biblioteca de libros, series y publicaciones periódicas;
  • Terminales de ordenadores y acceso a Internet;
  • Acceso inalámbrico a Internet;
  • Bases de datos electrónicas; y
  • Circulación de libros y medios digitales.

Se utilizó un enfoque conservador que proporciona una certeza mucho mayor de que los valores estimados de los servicios son mínimos. El valor total de estas bibliotecas públicas se estimó en 1.652 millones de dólares. El retorno de la inversión en Texas de 4,64 se compara favorablemente con los resultados de estudios anteriores de otros estados y ciudades.

Este informe actualiza un análisis realizado a finales de 2012 para el año fiscal 2011. En comparación con ese análisis, el valor de los mismos servicios ha aumentado un 7,8%, y el valor de todos los servicios de la biblioteca pública aumentó en un 21,2%, debido principalmente a dos nuevos servicios que se incluyen. El rendimiento de la inversión aumentó de 4,42 a 4,64, o sea aproximadamente 5 por ciento.

Importancia y beneficios de invertir en ciencia

Beck, Hans Peter ;Charitos, Panagiotis. The Economics of Big Science. Springer Nature, 2021

Texto completo

Los ensayos de este volumen de acceso abierto identifican los ingredientes clave para el éxito en la capitalización de las inversiones públicas en proyectos científicos y el desarrollo de infraestructuras de investigación a gran escala. 

La inversión en ciencia, ya sea en educación y formación o mediante financiación pública para desarrollar nuevas herramientas y tecnologías de investigación, es una prioridad fundamental. Autores de grandes laboratorios / organizaciones de investigación, agencias de financiación y el mundo académico discuten cómo la inversión en ciencia puede producir beneficios para la sociedad, así como identificar desafíos futuros para científicos y responsables políticos. 

El volumen cita diferentes formas de evaluar el impacto socioeconómico de las infraestructuras de investigación y su papel como centros de colaboración, creatividad e innovación globales. Destaca los diferentes beneficios derivados de la investigación fundamental a nivel local, a nivel nacional y mundial, al tiempo que nos invita a repensar la noción de “beneficio” en el siglo XXI. Se requiere inversión pública para mantener el ritmo de los avances tecnológicos y científicos durante las próximas décadas. Lejos de defender una transformación radical y una expansión masiva de la financiación, los autores sugieren formas de mantener una base sólida de ciencia e investigación para garantizar que sigamos beneficiándonos de los resultados. 

El volumen se inspira en el primer taller “Economía de la gran ciencia”, celebrado en Bruselas en 2019 con el objetivo de crear un nuevo espacio para el diálogo y la interacción entre representantes de las grandes organizaciones científicas, los responsables políticos y el mundo académico. Aspira a proporcionar lecturas útiles para los responsables políticos, científicos y estudiantes de ciencias.

Impacto del COVID-19 en la investigación

Radecki, Jane ; Schonfeld, Roger C. Looking at the Impacts of COVID-19 on the Research Enterprise: A Landscape Review. Ithaka S+R, 2020

Texto completo

La pandemia COVID-19 y las perturbaciones asociadas han tenido un gran impacto en la investigación académica de los EE.UU. En este informe se ofrece una revisión del panorama de lo que se conoce sobre estos impactos, desde marzo hasta mediados de octubre de 2020, con el objetivo de identificar las lagunas que deben abordarse. El estudio se centra en la investigación con financiación externa, y por lo tanto hace hincapié casi exclusivamente en los campos STEM (Science, Technology, Engineering, and Mathematics). Además de centrarse en las universidades de investigación más importantes, que realizan una parte considerable de esta investigación y que, a su vez, dependen bastante de la actividad intelectual y los ingresos asociados a ella.

5 consejos para financiar un Makerspace escolar

how_to_start_a_makerspace_cover

How to Start a Makerspace Guide for tips on funding. Denco

Texto completo

«Los Makerspaces proveen ambientes dinámicos donde
los estudiantes pueden perfeccionar las habilidades de colaboración, creatividad, comunicación y pensamiento crítico. No importa que quieran hacer en el futuro, estas habilidades les ayudarán a llegar allí».

Diana Rendina, especialista en medios de comunicación

5 consejos para financiar un Makerspace
por Nicholas Provenzano

Construir un makerspace desde cero puede ser una tarea desalentadora, pero es una experiencia increíble que reúne a una comunidad de aprendizaje para explorar el aprendizaje de forma divertida y atractiva. En lugar de dedicar tiempo a intentar reproducir los distintos espacios que ves en línea, debes hace que el espacio satisfaga las necesidades de tus estudiantes y personal. Aquí se dan 5 consejos para su financiación inicial y su financiación a largo plazo.

  1. 1. Recoge los comentarios de la comunidad
    Una de las primeras cosas que vas a querer hacer es empezar a hacer una lista de cosas para comprar para tu makerspace. Haz una pausa, y lucha contra ese impulso.

El primer paso que querrás dar es comunicarte con tu comunidad de aprendizaje. Averigüar qué tipo de cosas les interesa aprender: ¿Qué quieren explorar? ¿Hay áreas del plan de estudios que podrían ampliarse con algunas compras para el makerspace? Estas preguntas son fundamentales para construir un espacio que tendrá el apoyo de los estudiantes y el personal a lo largo del tiempo. Si sólo llenas el espacio con herramientas que te interesan o crees que pueden ser beneficiosas para tu comunidad escolar, entonces acabas de crear un espacio para una persona. Así no es como se hace un gran espacio de creación en una comunidad de aprendizaje diversa.

También puedes acceder a tu red más amplia en Twitter o leer los blogs para saber lo que piensan los demás sobre los diferentes gadgets que han probado en sus espacios de creación. Esta será otra ruta para ayudarte a decidir qué herramientas pueden ayudarte a alcanzar tus objetivos de aprendizaje. Hay tantos educadores que comparten sus pensamientos y experiencias en sus propios blogs.

  1. 2. Redacción de petición de subvenciones
    La forma más rápida de financiar un makerspace es pedir subvenciones. No son fáciles de conseguir, pero pueden poner en marcha un espacio muy rápidamente. La parte más importante de cualquier solicitud de subvención es la narración que se cuenta – debe centrarse en el aprendizaje del estudiante. Si escribes una solicitud que sólo se centra en conseguir un montón de juguetes nuevos y brillantes, se pasará por alto. Llama la atención sobre las habilidades que los estudiantes y el personal van a aprender usando nuevas herramientas. Escribe acerca de cómo los estudiantes serán capaces de abordar el aprendizaje de nuevas y diferentes maneras y cómo eso llevará a un mayor compromiso y oportunidades de aprendizaje. Cada makerspace tiene una historia y tienes que asegurarte de articular la tuya para recibir la subvención.

Lee el post de Mary Bangert, 6 Consejos para redactar una subvención exitosa, para obtener consejos sobre cómo empezar.

  1. Haz una lista de deseos de donación
    Te sorprendería saber cuántos padres quieren donar artículos a tu escuela, pero puede que no sepan lo que necesitas. Crear una lista de deseos de makerspace es una gran manera de abastecerse de productos perecederos, como barras de pegamento, hilo, palitos de artesanía, cartón y otros materiales de arte. Estos suministros pueden utilizarse en muchos proyectos diferentes a lo largo del año y se agotarán rápidamente en tu makerspace. El hecho de que sean donados puede ayudar a estirar tu presupuesto cada año.

Envía una lista en el verano cuando los padres empiecen a comprar materiales escolares y otra lista a mediados de año si necesita artículos adicionales para próximos proyectos o para proyectos en los que los estudiantes hayan mostrado especial interés. No tengas miedo de poner en la lista ordenadores viejos, cargadores de teléfono, teléfonos y otra tecnología vieja. Pueden ser excelentes para que los estudiantes los desmonten y vuelvan a montar, y también pueden ser destruidos y convertidos en proyectos de arte. Su lista de donaciones será una gran manera de llenar estas posibilidades en su espacio de creación.

  1. Conecta con la Asociación de Padres de Alumnos
    Otro gran recurso para obtener fondos es conectar con la asociación de padres de alumnos. Los miembros de la Asociación de Padres siempre buscan formas creativas de apoyar el aprendizaje en sus escuelas. Para compras más grandes, como una impresora 3-D o una máquina CNC, ten en cuenta a la asociación de padres para ver si pueden donar fondos. Si no tienen los fondos, se les puede pedir ayuda para coordinar una recaudación de fondos para obtener el dinero necesario para la compra.

También podrías organizar una noche familiar en la escuela, centrada en la codificación, la robótica, los circuitos, etc., y pedirle a la asociación de padres que done o ayude a proporcionar fondos para las herramientas que se utilicen. Haz un evento anual y entonces tendrás el uso de las herramientas en tu makerspace durante todo el año.

Una asociación de padres y maestros tiende a tener conexiones en toda la comunidad, así que un evento para recaudar fondos podría traer el dinero extra necesario no sólo para compras más grandes, sino también para reabastecer los suministros. Asociarse con la asociación de padres puede crear una relación duradera y ayudar a apoyar el crecimiento del makerspace en los años venideros.

  1. Pedir apoyo financiero a los negocios locales
    Llegar a los negocios locales es otra gran manera de apoyar tu incipiente espacio de fabricación. Si nunca le pides a la comunidad que se conecte con tu espacio, te estás perdiendo de maravillosas oportunidades de suministros, así como de futuras colaboraciones. Dependiendo del negocio, puedes conseguir grandes materiales para proyectos increíbles.

Habla con las tiendas de comestibles locales y con cualquier otro negocio que reciba envíos regulares para ver si donan cajas de cartón. Los negocios tienden a reciclarlas, por lo que preguntar si te reservarán algunas es una buena idea.

Acércate a las tiendas de telas locales para ver si pueden dejar repuestos de telas, rollos de cartón y otros materiales de artesanía sobrantes. Hay tantos pedazos y desechos que se tiran cada semana por estos negocios que serían perfectos para equipar tu nuevo espacio de fabricación.

Por último, si tienes negocios locales que buscan donar a las escuelas, pero dudan en hacer un cheque, acércate a ellos y pídeles que compren directamente el equipo. Podrían ser el patrocinador de la impresora 3D de tu espacio de fabricación. Es más probable que un negocio ayude con un artículo específico que con un simple cheque, y tus esfuerzos por reconocer su contribución serán muy importantes.

Apoyo financiero a largo plazo para su espacio

Una vez que haya podido reunir los fondos iniciales para apoyar tu espacio, es importante reunirse con los gestores del centro y elaborar un presupuesto a largo plazo. Se necesitarán hacer compras regulares de suministros y nuevas herramientas para mantener el makerspace funcional, y tener un presupuesto independiente permitirá que tu makerspace siga siendo flexible. Comparte los logros con tu comunidad y tus gestores para mostrar el valor de tu makerspace y por qué debe ser financiado por su escuela y/o distrito.

El papel de la evaluación de la investigación en el fortalecimiento de los sistemas de investigación y salud

Annette Boaz and Stephen Hanne. The role of the research assessment in strengthening research and health systems. LSE, 2020

Texto completo

Las evaluaciones del impacto de la investigación se consideran habitualmente una parte tediosa del proceso de investigación. Sin embargo, Annette Boaz y Stephen Hanney encuentran que adoptar un enfoque de sistemas para la investigación en salud demuestra el valor de evaluar el impacto. Basándose en ejemplos de una nueva revisión de la Red de Evidencia Sanitaria de la OMS, destacan el papel que desempeñan las evaluaciones de impacto para asegurar la financiación de la investigación y fortalecer el sistema de salud.

Se entiende que la investigación es crucial para las mejoras del sistema de salud. Sin embargo, asegurar la financiación para financiar la investigación y desarrollar la capacidad, y garantizar que la investigación se utilice para mejorar los sistemas de salud, sigue siendo un desafío.

Si bien para muchos investigadores la necesidad de proporcionar una evaluación del impacto de la investigación es una carga, la nueva  revisión para la OMS de las políticas para fortalecer los Sistemas Nacionales de Investigación en Salud (SNIS), destacan el valor y la importancia de incluir la evaluación del impacto de la investigación social en las estrategias para lograr fortalecimiento del sistema.

En un enfoque de sistemas, la necesidad de evaluaciones de impacto de la investigación como parte del componente de M&E se vuelve clara como un elemento fundamental que combina otras funciones para facilitar los objetivos clave:

1.Asegurar la financiación : la evaluación de los impactos puede proporcionar evidencias importantes para ayudar a respaldar los esfuerzos tanto para justificar la financiación pasada como para asegurar la financiación futura para desarrollar la capacidad y realizar investigaciones.

2. Lograr impactos : cuando los investigadores en salud saben que su trabajo podría evaluarse en parte según el impacto que tiene en la mejora de los sistemas de salud, tienen incentivos y justificaciones adicionales para dedicar tiempo a mejorar la probabilidad de que surjan tales impactos. Esto incluye involucrar a las partes interesadas en el establecimiento de la agenda y en la producción y difusión de la investigación. El análisis de 36 evaluaciones de programas de investigación en salud muestra que tales actividades de participación contribuyen a que la investigación satisfaga las necesidades de los sistemas de salud, lo que resulta en un mayor impacto.

Si bien un número cada vez mayor de sistemas de investigación en salud, y otros, están introduciendo la evaluación del impacto de la investigación, hacerlo plantea muchos desafíos, incluso en relación con los retrasos, las cuestiones de atribución y contribución, y la unidad de evaluación adecuada. 

Generar la evidencia para ayudar a mejorar la salud y los sistemas de salud es a menudo una motivación importante para muchos investigadores. Si bien la recopilación de datos para la evaluación de impacto puede parecer engorrosa, existe una creciente evidencia, ilustrada de que dicha evaluación tiene un papel vital que desempeñar en un sistema de investigación en salud que funcione bien, especialmente para ayudar a asegurar la financiación e incentivar y justificar los esfuerzos.

De que manera las bibliotecas públicas desempeñan un papel vital en la restauración de la economía

 

ppabebegcbhh3eyaq6tn7lefgi

Christina de Castell, Chief Librarian of Vancouver Public Library, is pictured in the library’s central branch in Vancouver on July 25, 2020.

 

Kerry Gold. How public libraries play a vital role in restoring the economy.  The Globe and Mail Inc, july 2020

Ver completo

 

Los edificios de las bibliotecas públicas son refugios seguros y conductores económicos que operan silenciosamente dentro de cada comunidad. Viven en el espacio de ladrillos y mortero, y también en el virtual, ayudando a los usuarios a encontrar empleo, a crear sus propios negocios y a enseñar a los hijos a leer.

 

Durante la pandemia, las bibliotecas tuvieron que cerrar sus edificios al público en general que leía libros, pero las instalaciones se utilizaron de diferentes maneras, por ejemplo, como centros de distribución de bancos de alimentos y laboratorios de computación de emergencia para grupos de bajos ingresos. En las últimas semanas, han comenzado a reabrir lentamente, con una nueva concepción del papel único y esencial que desempeñan las bibliotecas dentro de la comunidad física.

Según Mary Rowe, Presidenta y Directora General del Canadian Urban Institute (CUI), los tiempos inciertos pusieron de relieve la nueva realidad de que la biblioteca es otro tipo de bien común de primera línea.

«En una ciudad contemporánea, el entorno construido consiste en varios tipos de instalaciones que funcionan como anclas», dice, «y durante esta pandemia eso se ha hecho evidente».

En abril, Canadian Urban Institute (CUI) celebró una mesa redonda especial sobre la pandemia en la que se analizó cómo se estaban adaptando estas instituciones de las ciudades al cierre y preparándose para la reapertura. En el futuro, dice la Sra. Rowe, las bibliotecas desempeñarán un papel esencial en la restauración de la economía.

«Una biblioteca es un servicio económico tanto como cualquier otro», dice. «Para tener una economía que funcione, se necesita gente que esté sana y sea capaz de contribuir y que tenga las habilidades y recursos para participar».

A medida que la vida se hace más difícil para las personas que se han quedado sin empleo o sin hogar, el acceso igualitario a los espacios y recursos de las bibliotecas está adquiriendo un significado más profundo. La demanda de servicios bibliotecarios en línea se ha disparado en todo el país, con la expansión de la programación en línea y el gasto en libros electrónicos. El sistema de bibliotecas de Ottawa -que había prestado más de medio millón de materiales al comienzo de la pandemia- vio un aumento de 5.000 titulares de tarjetas temporales durante el cierre, y en Halifax, los titulares de tarjetas crecieron en 6.000.

Christina de Castell, la bibliotecaria jefe de la Biblioteca Pública de Vancouver, dice que más de 3.000 personas se han inscrito en línea para obtener nuevas tarjetas de la biblioteca de Vancouver desde marzo y que ha habido un aumento del 80 por ciento en el uso de libros electrónicos. «En una recesión o un descenso económico, asistimos a un uso mucho mayor de las bibliotecas históricamente, cuando la gente está luchando con el dinero», dice. «Es el momento en que descubren todo lo que las bibliotecas tienen para ofrecer».

También se ha renovado la percepción del papel clave que las bibliotecas desempeñan para las personas que no tienen Internet, o que viven en habitaciones pequeñas y no pueden permitirse el lujo de tener suficiente espacio. Para reducir la brecha digital -el 15% de los usuarios no tienen acceso a Internet, dice la Sra. de Castell- la biblioteca central creó un laboratorio de ordenadores temporal de ocho estaciones en una gran sala de reuniones para atender a los que no tienen computadoras ni impresoras. La sucursal, que se encuentra a poca distancia del centro de la ciudad en el lado este, también hizo una concesión especial para reabrir sus instalaciones sanitarias para aquellos que no tienen otro acceso. Recientemente, la VPL reabrió cinco de sus 21 sucursales, con restricciones de seguridad.

Aunque el mandato básico sigue siendo el intercambio de información, los funcionarios de la biblioteca también imparten capacitación a las personas vulnerables y a menudo participan en actividades de divulgación, se reúnen con guarderías en los barrios marginales para ayudar a los niños a aprender a leer y escribir o entregan materiales de la biblioteca a los centros de atención.

Los profesionales de las bibliotecas señalan que los recortes en los servicios sanitarios y sociales del gobierno a lo largo de los años son la razón de la ampliación del mandato.

«Las reducciones en la financiación de ciertos programas, ya sea de salud mental, asistencia jurídica u otras formas de apoyo social, han desplazado a las personas a las bibliotecas, por lo que ahora proporcionamos muchos más servicios que hace 20 años», dice la Sra. de Castell.

Eric Klinenberg, profesor de sociología de la Universidad de Nueva York, ha escrito sobre el papel crucial de la infraestructura social, como las bibliotecas. En un artículo publicado por The New York Times en 2018, escribió que a pesar de que las bibliotecas están abrumadas por una necesidad creciente, están hambrientas de recursos.

Parte del desafío, sostiene, es que el principio de que todas las personas tienen derecho a  acceso libre no está en sintonía con el actual orden mundial dominado por el mercado. Además, señala que pocas personas influyentes entienden el amplio papel de la biblioteca moderna a nivel comunitario. Escribio que «Las bibliotecas están siendo menospreciadas y descuidadas precisamente en el momento en que son más valoradas y necesarias»

Debido a que las bibliotecas han demostrado ser tan exitosas en el ámbito virtual, algunas personas cuestionan el valor de ulos espacios físicos. Con los altos precios del suelo en las grandes ciudades, las bibliotecas – como cualquier otro establecimiento de ladrillos y mortero interrumpido por la tecnología – necesitan justificar los metros cuadrados.

La directora general de la Biblioteca Pública de Ottawa, Danielle McDonald, no descarta que se produzcan cambios, como el aumento del uso de Internet, pero afirma que la necesidad de una «sala de estar comunitaria» también es más importante que nunca.