Archivo de la etiqueta: Consumo cultural

Uso y Actitudes de Consumo de Contenidos Digitales 2017

sector TIC y contenidos_15_2

 

Uso y Actitudes de Consumo de Contenidos Digitales (Julio 2017).  [e-Book]  Madrid, ONTSI, 2017.

Texto completo

 

El presente estudio se plantea en el contexto de los impulsores y barreras o inhibidores de la industria de contenidos digitales de la Agenda Digital para España. En tanto que investigación desde el lado de la demanda o del consumidor, se lleva a cabo como complemento y en paralelo a otro estudio ya finalizado, sobre la oferta de contenidos digitales, respondiendo ambos a los apartados de industria y protección de la propiedad intelectual, respectivamente, del Plan de impulso de la economía digital y los contenidos digitales de dicha agenda.

De los doce tipos de contenido digital analizados en el estudio, los más utilizados son las fotos digitales (72 %), las Apps (67 %) y la prensa digital (66 %). Les sigue el uso de redes sociales (60 %), las películas, series, documentales y vídeos (59,5 %), la música y podcasts (58 %) y la lectura de webs, blogs, foros (55 %). Los otros cinco tipos de contenido oscilan entre el 32 % y 20 % de penetración de uso en el último año.

En casi todos los tipos de consumo de contenidos digitales son más los hombres usuarios que las mujeres. Tomando la frecuencia acumulada de consumo de contenidos, cabe señalar el descenso en intensidad según crece la edad. Destaca la similitud de usuarios intensivos entre los más jóvenes, de 16 a 24 años 38,3%, y los jóvenes de 25 a 34 años, segmento en el cual el volumen de este tipo de usuario es el más alto, 39,9%, y ligeramente por encima de los usuarios frecuentes.

Casi uno de cada tres españoles ha pagado en el último año por algún contenido digital. El 19,5% de los españoles ha pagado a cambio de contenidos audiovisuales en los últimos 12 meses.

En cuanto a problemas de geolocalización en el acceso a contenidos, más de un tercio (35,3%) de los jóvenes de 16 a 24 años ha tenido dificultades para acceder a contenidos en Internet por razón del país desde el que accede. 22,7% del total de población de 16 a 74 años.

El tipo de pago preferido es el pago por consumo, seguido muy de cerca por el modelo de consumo gratis con publicidad. Destaca también el pago por suscripción. Para la música, los españoles eligen el modelo gratis con publicidad. Para el uso de videojuegos se elige eminentemente el pago por consumo. En el caso del libro electrónico el favorito es el pago por consumo.

El 75,8% considera que la expansión de los smartphones produce situaciones antisociales y de aislamiento. El 71,1% reconoce cierta dependencia de la tecnología, mientras que más de la mitad se muestra de acuerdo con la creencia de la pérdida de reflexión y la pérdida de valor de los contenidos por un exceso de información. El 67,1% considera que la privacidad e intimidad no están bien controladas.

Conclusiones:

  • Los españoles relacionan directamente, si no confunden, contenido digital con internet, lo que participa enormemente en la consolidación de la percepción de la brecha tecnológica generacional.
  • Las formas de consumo se presentan más y más definidas por su carácter ubicuo, la capacidad de superar el espacio y el tiempo, y por la inmediatez.
  • Las principales diferencias tienen que ver con el sexo y la edad. Destaca como los hombres son consumidores y usuarios de mayor intensidad que las mujeres de casi todos los contenidos. El segmento de 25 a 34 años, sin ser como los jóvenes de 16 a 24 ya nacidos en plena era digital, destaca igualmente como usuario intensivo y de multitud de contenidos.
  • Las posiciones de los usuarios intensivos revelan actitudes entusiastas hacia las posibilidades de personalización de los contenidos que ofrece Internet. Las actitudes menos proactivas son más propias de los mayores, pero no sólo.
  • El consumo de noticias en Internet despierta en la población un notable interés: dos tercios de los individuos leen prensa digital. Esta actividad se realiza fundamentalmente a través del modelo gratuito y con frecuencia a través de páginas distintas a las de la propia publicación.
  • Las diferencias de consumo indican también una preferencia por los contenidos de tipo inmediato, como son las APPs, y más ligados al ocio y las relaciones sociales, como las fotos y las redes sociales.
  • La predisposición al pago se niega de manera teórica o abstracta, sin embargo se ejerce de manera efectiva: cabe destacar el aumento del pago de los españoles por contenidos digitales respecto a 2011, así como su predisposición especialmente al pago por consumo y al modelo gratis con publicidad, ambos de gran aceptación, al pago por suscripción e incluso, en menor medida, al modelo de libertad de pago o pago a la voluntad
  • Respecto a contenidos no autorizados, más de un tercio de la población sostiene que en muchas ocasiones no sabe si los contenidos que utiliza son legales o no.
  • En cuanto a problemas por geolocalización en el acceso a contenidos, más de un tercio de los jóvenes de 16 a 24 años ha tenido dificultades para acceder a contenidos en Internet por razón del país desde el que accede; 22,7% entre la población general (16 a 74 años).
  • En cuanto a otras actitudes y valoraciones de los españoles hacia Internet y los contenidos digitales, cabe destacar como la pérdida de relaciones «reales» o aislamiento y la dependencia tecnológica preocupan a gran parte de la población.
  • Aparece también el miedo a los riesgos informáticos y a la pérdida de reflexión. Así mismo, pervive con rotundidad la preocupación por la privacidad y el control.

 

 

 

Estudios sobre consumos culturales en la Argentina contemporánea

 

1210_tapa

Mabel, G., V. Papalini, et al. (eds). [e-Book]  Estudios sobre consumos culturales en la Argentina contemporánea Buenos Aires. , CLASCO, 2017.

Texto completo

Este libro es el resultado del trabajo de un equipo de investigadores e investigadoras de diferentes universidades del país que fueron seleccionados/os a través de un concurso nacional con el fin de participar en un proyecto centrado en el análisis de la producción reciente de las ciencias sociales, en el marco del Programa de Investigación sobre la Sociedad Argentina Contemporánea (PISAC). En efecto, el PISAC asumió la tarea de revisar integralmente la producción escrita de las ciencias sociales en relación con la sociedad argentina contemporánea, teniendo en cuenta la diversidad de enfoques y perspectivas, así como la heterogeneidad regional e institucional de los ámbitos de producción. El objetivo de tal revisión crítica permitiría, en última instancia, construir estados de la cuestión exhaustivos sobre distintos núcleos temáticos referidos a aspectos sociales, políticos, económicos y culturales de la Argentina actual. Cabe señalar que este proyecto se funda en la rica tradición de investigación social de nuestro país, aunque también reconoce su carácter fragmentado, las asimetrías regionales e institucionales, la tendencia a la “metropolitanización” en la definición de objetos de indagación y en la construcción de interpretaciones científicas, las dificultades para la circulación de los conocimientos y la relativa “invisibilización” de gran parte de la producción, en particular la que se realiza en ámbitos “periféricos”.

La medición del impacto de los productos culturales digitales

unesco-proceedings-of-the-international-symposium-on-the-measurement-of-digital-cultural-products

«Proceedings of the international symposium on the measurement of digital cultural products = Actes du Colloque international sur la mesure des produits culturels numériques. Montréal, 9 au 11 mai 2016

Texto completo

¿Qué es lo que realmente sabemos acerca de la oferta y la demanda de productos culturales en una época donde la tecnología digital ha transformado la cadena de producción desde la creación hasta la difusión?

El informe, incluye una colección de trabajos de investigación presentados por los participantes al encuentro, y un resumen de las mesas redondas organizadas por tema, sobre la medición de los productos culturales digitales y la diversidad de las expresiones culturales, aspectos legales y reglamentarios, metadatos, big data, los derechos de propiedad intelectual y la transparencia de datos.

Los organismos de estadística se enfrentan a la gran cambio tecnológico que imponen las nuevas plataformas de difusión y consumo de contenidos digitales culturales, como la música y las películas. Si bien ha habido una explosión de-nuevos datos, que puede ser controlados por empresas privadas, que hacen difícil disponer de estadísticas claras y neutrales sobre el consumo de los productos culturales.

El interés de la UNESCO como el organismo encargado de la protección y promoción de la diversidad de las expresiones culturales es facilitar la capacidad para disponer de datos sobre las cuestiones relativas a estos aspectos. Ello exige nuevas asociaciones entre los sectores público y privado para promover la transparencia de datos, y más innovación para ofrecer estadísticas culturales de alta calidad sobre los productos digitales. Mientras tanto, los organismos estadísticos pueden allanar el camino con nuevos marcos conceptuales, los sistemas de clasificación y las herramientas de recopilación de datos para producir estadísticas fiables y comparables. Estas iniciativas ayudarán a arrojar luz sobre el impacto de estos cambios tecnológicos en torno a los productos culturales y su diversidad.

 

Datos de la industria editorial en Canadá durante 2016

BookNet Canada

Canadian publishing in 2016: A review
BookNet Canada January 30, 2017 Research & Analysis

Texto completo

Las ventas de libros bajaron una cantidad pequeña 2016 comparado con 2015, con una disminución de 6.4% en todos los géneros. En las categorías de ficción y no ficción, las ventas también bajaron ligeramente. Sin embargo, en el caso de los libros juveniles, las ventas fueron prácticamente similares entre 2015 y 2016.

unitssold

Ventas de libros en Canadá. Comparativa 2015-2016

El valor de las ventas también disminuyó ligeramente entre 2015 a 2016, con un valor estimado de un 3,6% menos en el año en curso. Una vez más, el valor vendido en 2016 fue inferior a la cifra de 2015 en las categorías de ficción y no ficción. Sin embargo, el valor de lo recaudado por la venta de libros juveniles vendidos aumentó en 2016 en comparación con los números de 2015.

El valor de las ventas de libros en Canadá entre 2015-2016

Respecto a las preferencias de formato por parte del consumidor.

Ventas por formato

Las ventas de audiolibros y los libros de tapa dura se han mantenido bastante planas. En 2016, las compras de audiolibros representaron de promedio, el 2,6% del total de compras de libros, mientras que en 2015 fue del 2,2%. Las compras de libros de tapa dura representaron el 24,2% en 2015 y bajaron sólo ligeramente hasta el 23,9% en 2016.

Los libros electrónicos en 2015 vendieron el 19,0% del total de compras de libros y en 2016 la cuota de ventas de libros electrónicos cayó al 16,9%. Por el contrario, las compras de libros de bolsillo tuvieron una tasa de mercado del 51.1% de las compras en 2015, y han aumentado hasta el 54.2% en 2016.

Respecto a los canales de distribución del libro se mantuvieron prácticamente con la misma tónica entre 2015 y 2016. Los canales en línea (incluida la aplicación en línea, móvil y ebook / audio) aumentaron del 46,2% de 2015 al 48,0% en 2016. En los canales físicos disminuyeron las ventas (cadenas, librerías, clubes de libros y supermercados) desde un 53,7% en 2015 a un 52,0% en 2016.

 

Los niños pasan más tiempo en Internet que delante del televisor

3-facebook-ninos

 Children and parents: media use and attitudes report 2016. [e-Book] Ofcom, 2016.

Texto completo

Internet ya es una realidad para las personas de todas las edades. En este interesante de estudio de Ofcom en el Reino Unido se analizan aspectos tales como el tiempo dedicado a Internet por niños y adolescentes, los canales más usado, las conductas de niños y los aspectos relacionados con el control parental y seguridad de acceso a los contenidos. uno de los datos más sorprendentes del estudio es que este año por por primera vez los niños dedicaron más tiempo a Internet que el que dedican a ver la televisión, cifra que se incrementa con la edad

 

La promoción de la alfabetización mediática y la realización de investigaciones son una responsabilidad que se asigna al Ofcom por la Ley de Comunicaciones británica de 2003.

El informe de 2016 sobre los niños y los padres: uso de los medios de comunicación y actitudes, proporciona pruebas detalladas sobre el uso, las actitudes y la comprensión de los medios de comunicación entre niños y jóvenes de entre 5 y 15 años, así como información detallada sobre el acceso a los medios y el uso entre los niños de 3 a 4 años. El informe incluye hallazgos relacionados con las opiniones de los padres sobre el uso de los medios de comunicación de sus hijos, y las formas en que los padres buscan – o no – monitorear o limitar dicho uso.

El informe también incluye los resultados de los siguientes estudios de investigación y análisis:

1. Análisis de los hábitos de visualización de televisión de los niños entre los años 2010-2015.

2. Datos de comScore sobre la frecuencia con la que las páginas web más populares
fueron visitados por niños de entre 6 a 14 años en 2016.

Entre los datos más sorprendentes de este informe es que por primera vez en 2016 los niños pasan más tiempo en Internet que delante del televisor. Según datos de Ofcom los niños entre 5 y 15 años pasan una media de 15 horas en Internet. En el caso de los más pequeños (niños entre 3 y 4 años) pasan más de 8 horas a la semana en Internet, en contraste con las 6 horas que pasan viendo la televisión. En cuanto al medio de acceso a la información de la red, la mayoría de ellos acceden fundamentalmente a través de tabletas o de teléfonos inteligentes. En Reino Unido uno de cada 3 niños de entre 8 y 11 años dispone de un dispositivo móvil. esta cifra se incrementa entre los niños de 12 a 15 años entre los que 8 de cada 10 disponen de su propio teléfono móvil.

ninos-y-padrres

YouTube es el sitio preferido para los niños. Los niños están viendo una amplia gama de contenido en Internet, convirtiéndose en un foco cada vez más importante de todas las actividades en cuanto al tiempo que pasan en el hogar, generalmente para acceder a este contenido los hacen desde dispositivos portátiles, lo que les permite una visión más personalizada y solitaria. YouTube es la web más utilizada con un 37% de entre los niños de 3 a 4 años, un 54% de lo de entre 5-7años, un 73% de los de entre 8 y 11 años y un 87% de los de entre 12 y 15 años. Entre los niños más pequeños Youtube se utiliza sobre todo para consumir el contenido tradicional de la televisión. Sin embargo, a medida que los niños crecen, sus gustos de contenido cambian, con vloggers, videos musicales, tutoriales de juegos y vídeos de bromas preferidos de los programas de TV o clips. Para muchos niños mayores esta es su experiencia de contenido preferida, en general su opinión es que prefieren YouTube a ver programas de televisión en un televisor (42% vs. 18% de entre 8 y 11 años y un 41% vs. 16% para los de edades comprendidas entre 12 y 15 años).

Los medios sociales son centrales tanto para los niños como para los adolescentes. Un 23% de los entre 8-11 años, y un 72% de los de entre 12-15 años tienen un perfil en redes sociales, pero el número de perfiles se duplica entre los niños de entre 10 y 11 años (21% a 43%) y aumentan bruscamente nuevamente entre los de 12 a 13 años (50% a 74%). Los niños se están comunicando y compartiendo contenidos y opiniones en redes sociales durante todo el día, incluso durante las horas escolares y hasta altas horas de la noche, con un porcentaje de un 9% entre los niños entre 11-15 años que se comunican a través de redes sociales a las 10 pm y un 2% de mensajes a medianoche. El uso que hacen los niños de los medios de comunicación social está en constante evolución, y eso trae nuevas oportunidades y riesgos. Por ejemplo, la última tendencia identificada en la investigación cualitativa es un mayor uso de servicios de mensajería de grupo como WhatsApp, Instagram y Facebook Messenger. Muchos de estos chats de grupo se usan para actividades positivas, como grupos de tarea, pero también se usan de manera menos positiva, como para actividades reprobables como la burla y la intimidación.

Por otra parte, la publicidad personalizada dirigida a niños ha aumentado desde 2015 (de un 45% a un 55%), al igual que los vlogger (contracción de vídeo bloger) (57% vs 47% en 2015).

Para la mayoría de las familias el tiempo que pasan delante de la pantalla parece es bajo control, con casi dos tercios (64%) de los niños de 12 a 15 años. los padres de niños de 12 a 15 años (65%) informan que que el niño tiene un buen equilibrio entre el tiempo que dedica a la pantalla y a hacer otras cosas.

Los padres continúan usando una variedad de métodos para mediar el uso de Internet de los niños, el 96% de los padres de niños entre 5-15 años están usando al menos una de las herramientas técnicas de control parental y hablando con sus hijos. El número de padres que usan control parental a nivel de red ha aumentado desde el 2015 del 26% al 31%, al igual que los porcentajes de padres que hablan con sus hijos sobre los posibles riesgos en línea.

¿Cómo consumimos noticias en la actualidad? Nuevas actitudes y prácticas del consumidor en la era digital

 

pj_2016-07-07_modern-news-consumer_0-01

Gottfried, J., M. Barthel, et al. (2016). [e-Book]  Modern News Consumer: News attitudes and practices in the digital era. NY, Pew Research, 2016

Texto completo

Cuestionario

Una nueva encuesta realizada en dos partes por Pew Research Center a principios de 2016 en asociación con la Fundación John S. y James L. Knight, revela que el público que consuma noticias se muestra prudente, ya que demanda noticias más complejas y exigentes y tiene en cuenta el valor de la fuente que proporciona la información.. 

Ola tras ola de innovación digital ha introducido un nuevo conjunto de factores que influyen en los hábitos de consumo de noticias por parte del público. Las redes sociales, aplicaciones de mensajería de correo electrónico y los propios textos proporcionan un flujo constante de noticias a través de personas que tenemos cerca o de desconocidos con quienes compartimos redes sociales. Las noticias ahora nos llegan como enlaces o acciones, poniéndose menos énfasis en el editor. Y, los niveles de hiper inmediatez y movilidad pueden crear la expectativa de que la noticia nos llegará sin necesidad de buscarla. ¿Cómo están influyendo estas cuestiones en las prácticas de consumo y las actitudes hacia las noticias? ¿Cuál son los rasgos que definen al consumidor de noticias en la actualidad?

La fiabilidad de la noticia sigue siendo una parte importante de la vida pública. Más de siete de cada diez adultos estadounidenses siguen las noticias nacionales y locales algo o muy de cerca – El 65% siguen las noticias internacionales con  regularidad- . El 81% de los estadounidenses siguen las noticias a través de sitios web, aplicaciones o sitios de redes sociales. Una de las características principales es que el consumo de noticias digitales es cada vez más móvil. Entre los que reciben las noticias tanto en ordenadores de sobremesa y dispositivos móviles, más de la mitad prefieren informarse a través del móvil.

En este entorno digital de noticias, el papel de los amigos y familiares se amplifica, pero los estadounidenses todavía revelan fuertes lazos con las agencias y empresas de noticias. Los datos también refuerzan cómo, a pesar de los cambios dramáticos presenciados durante la última década, el consumo de noticias en la era digital aún esta en una etapa inicial.

Estos hallazgos provienen de un estudio de dos partes, que pidió a los adultos de Estados Unidos responder a una amplia gama de preguntas sobre sus hábitos de comunicación y actitudes en torno al consumo de noticias, y luego en el transcurso de una semana posterior se les preguntó en tiempo real sobre las noticias que habían llegado en las últimas dos horas. La primera encuesta se realizó de enero 12-Feb. 8, 2016, entre 4.654 adultos estadounidenses mayores de 18 años. El segundo estudio consistió en 14 encuestas cortas, en línea entre el 24 de febrero y el 1 de marzo de 2016.

La globalización del comercio de bienes culturales: un cambio en el consumo

 

page_1

Deloumeaux, L. (2014). [e-Book] The Globalisation of cultural trade: a shift in consumption; international flows of cultural goods and services 2004-2013. Paris, UNESCO, 2014.

Texto completo

El propósito de este informe es presentar los resultados del análisis de los datos del comercio cultural internacional para el período 2004-2013. Por otra parte, este informe pretende arrojar luz sobre el impacto que la crisis financiera y económica mundial de 2008 ha tenido sobre los flujos de bienes y servicios culturales. Por último, se describen modelos innovadores y estadísticas que se han desarrollado para mejorar la precisión de estos datos.