Archivo de la etiqueta: Tecnologías de la información

Artefactos digitales para la movilización de la sociedad civil: perspectivas para el avance de la democracia

 

Artefatosdigitais_estudocapa

José Antonio, G. d. P. (2016). [e-Book] Artefatos digitais para mobilização da sociedade civil : perspectivas para avanço da democracia. Brasilia, SciELO Books – EDUFBA, 2016

Texto completo

PDF

ePub

En una sociedad marcada por la presencia de artefactos tecnológicos, es posible pensar en los mecanismos digitales como herramientas para llenar los vacíos visibles de las democracias representativas contemporáneas. En este libro, varios investigadores presentan artículos sobre las posibilidades de configuración de lo que se ha denominado democracia digital. Se discuten temas relacionados con la evolución de Internet en la participación política de las organizaciones de la sociedad civil y su uso como una poderosa herramienta para suplir los déficits democráticos de nuestro tiempo.

Aplicaciones del grafeno

 

d7a286eb6d2fc278881611984319e89a

Sergey, M. (2011). [e-Book] Physics and Applications of Graphene – Theory, InTechOpen,. 2011.

Texto completo

La Edad de Piedra, la Edad de Bronce, la Edad de Hierro… Cada época global en la historia de la humanidad se caracteriza por los materiales utilizados en ella. En 2004 se abrió una nueva era en la ciencia de los materiales: la era del grafeno o, más en general, de los materiales bidimensionales. El grafeno es el material más fuerte y el más elástico conocido, tiene una conductividad térmica récord y una movilidad muy alta de los portadores de carga. Demuestra muchos efectos físicos fundamentales interesantes y promete muchas aplicaciones, entre las que se encuentran la tinta conductora, los transistores de terahercio, los fotodetectores ultrarrápidos y las pantallas táctiles flexibles. En 2010 Andre Geim y Konstantin Novoselov fueron galardonados con el Premio Nobel de Física “”por sus experimentos innovadores en relación con el material bidimensional grafeno””. Los dos volúmenes Física y Aplicaciones del Grafeno – Experimentos y Física y Aplicaciones del Grafeno – Teoría contienen una colección de artículos de investigación sobre diferentes aspectos de los estudios experimentales y teóricos de este nuevo material.

 

 

Informes de la Sociedad de la Información, las Telecomunicaciones y el Sector TIC en España

 

informes20ccaa

Informes de la Sociedad de la Información, las Telecomunicaciones y el Sector TIC y los Contenidos por CCAA. España. Edición 2019. Madrid: ONTSI, 2019

Texto completo

España

Comunidades Autónomas

 

Los informes examinan la evolución y el estado actual de los indicadores de la Sociedad de la Información y las Infraestructuras de Telecomunicaciones y el estado del Sector de las Tecnologías de la Información y la Comunicación y de los Contenidos (TICC) en España y por Comunidades Autónomas, atendiendo a la realidad de las empresas, los hogares y las infraestructuras.

Comienzan con un análisis para cada región de los indicadores de seguimiento de la sociedad de la información en las empresas españolas: infraestructuras y equipamiento, acceso a Internet, Administración electrónica, Big Data, Cloud Computing, comercio electrónico, negocio electrónico, medios sociales, seguridad y privacidad, robótica, impresión 3D y los profesionales y formación TIC. Por otra parte, los indicadores de seguimiento de la sociedad de la información en los hogares y ciudadanía que se analizan en el informe son: infraestructuras y equipamiento, acceso a Internet, uso de Internet, administración electrónica, Cloud Computing, comercio electrónico y situación de los menores. También se incluyen los indicadores de seguimiento de las infraestructuras de telecomunicaciones, que se centran en analizar el número de líneas y cuota de mercado te la telefonía de banda ancha, la telefonía fija y la telefonía móvil.

Investigación 4.0: La investigación en la era de la automatización

 

2019-10-01_13-41-31

Jones, Elliot ; Kalantery, Nicolina ; Glove, Ben. Research 4.0: Research in the Age of Automation. London: Demos/JISC, 2019

Texto completo

El informe explora el desarrollo y el impacto de las tecnologías de la cuarta revolución industrial en el sector de la investigación y la situación actual de la “investigación automatizada”. Presta especial atención a las técnicas relacionadas con la inteligencia artificial (IA) aplicadas a la investigación moderna, desde la programación en lenguaje natural hasta la visión por ordenador.

 

La convergencia de las tecnologías’Industry 4.0′, como la IA y la Internet de los objetos, podría transformar el sector de la investigación en el Reino Unido: de cómo se realiza la investigación a qué tipo de investigación es posible llevarla a cabo.

Demos está investigando actualmente el impacto potencialmente transformador de la inteligencia artificial, la robótica y otras tecnologías emergentes en el futuro del sector de la investigación. Se está tratando de entender cómo se están utilizando estas tecnologías en la investigación actual, y cómo estas tecnologías podrían dar forma a la investigación del futuro, incluida la modelización económica y del mercado laboral, además de comprender cómo se pueden utilizar de manera ética y socialmente responsable.

El informe, que forma parte de un proyecto en dos fases, plantea varias preguntas sobre la mejor manera de prever el impacto de las tecnologías “Industry 4.0” en la investigación en los próximos 20 años. En la segunda fase se aprovecharán los conocimientos y la experiencia de investigadores, tecnólogos, encargados de la formulación de políticas, universitarios y otros dirigentes de la sociedad civil para determinar las posibles novedades en la investigación automatizada a largo plazo. En la segunda parte, se publicará un informe final a principios de 2020 que dará recomendaciones para abordar los retos prácticos, éticos y económicos que presenta `Research 4.0′ y ayudará a asegurar la posición del Reino Unido como líder mundial en investigación en los próximos años.

El proyecto cuenta con el apoyo de Jisc, una organización sin ánimo de lucro que proporciona soluciones digitales para la educación y la investigación en el Reino Unido.

 

Aprendizaje automático: una máquina lee 3.5 millones de libros para caracterizar los adjetivos asociados a hombres y mujeres

medium_jsrnhtviwvejrnvmer-gfv20pekaqivvqa3p7akuqxw

Alexander Hoyle , Lawrence Wolf-Sonkin , Hanna Wallach , Isabelle Augenstein , Ryan Cotterell. Unsupervised Discovery of Gendered Language through Latent-Variable Modeling. In Proceedings of the Annual Meeting of the Association for Computational Linguistics, 2019

Texto completo

 

Estudiar en qué medida el lenguaje que utilizamos es específico de género ha sido durante mucho tiempo un área de interés en sociolingüística. En este trabajo se analiza este fenómeno, para cuantificar el grado en que el lenguaje utilizado para describir a hombres y mujeres es diferente, y además, diferente de manera positiva o negativa. Encontramos que existen diferencias significativas entre la forma en que se describen los sustantivos masculinos y femeninos, lo que está en consonancia con los estereotipos de género más comunes: Los adjetivos positivos usados para describir a las mujeres tienen más probabilidades de estar relacionados con el cuerpo de una persona que los adjetivos que describen a los hombres.

 

Una máquina leyó 3.5 millones de libros y luego contó lo que pensaba sobre hombres y mujeres para descubrir que los adjetivos atribuidos a las mujeres tienden a describir la apariencia física, mientras que las palabras que se refieren al comportamiento se atribuyen a los hombres.

“Hermoso” y “sexy” son dos de los adjetivos más utilizados para describir a las mujeres. Los descriptores de uso común para los hombres incluyen justos, racionales y valientes.

Los investigadores revisaron una enorme cantidad de libros en un esfuerzo por descubrir si hay una diferencia entre los tipos de palabras que describen a hombres y mujeres en la literatura. Utilizando un nuevo modelo de computadora, los investigadores analizaron un conjunto de datos de 3.5 millones de libros, todos publicados en inglés entre 1900 y 2008. Los libros incluyen una mezcla de literatura de ficción y no ficción.

Podemos ver claramente que las palabras utilizadas para las mujeres se refieren mucho más a sus apariencias que las palabras utilizadas para describir a los hombres. Por lo tanto, hemos podido confirmar una percepción generalizada, solo que ahora a nivel estadístico ”, dice la científica informática y profesora asistente Isabelle Augenstein, del departamento de informática de la Universidad de Copenhague.

Dos de cada cinco estudiantes dicen que acuden a la biblioteca para evitar las distracciones de Internet

 

nintchdbpict000523388851

 

Los estudiantes británicos pasan una media de 55 horas a la semana en línea, pero sólo 14 horas de ellas trabajando en la universidad. Un estudio ha revelado que sólo se dedican dos horas al día a usar la web para revisar o estudiar, mientras que el resto de su tiempo en línea se dedica a los medios sociales, las compras y los videojuegos.

De los 1.000 estudiantes encuestados, el 57 por ciento admitió que utiliza Internet más con fines de entretenimiento que para estudiar. De las 55 horas de navegación a la semana, 14 horas se dedican a los medios sociales, 11 horas a la transmisión de programas de televisión, 6 horas a los juegos, 3 horas a la semana se dedican a videoconferencias como Skype o FaceTime, 4 horas a hacer compras en línea e incluso dos horas a ver “entretenimiento para adultos”. El estudio demuestra que puede ser difícil terminar el trabajo cuando hay tantas distracciones.

Actualmente, el 42 por ciento dijo que la mayor parte de su trabajo universitario requiere que usen Internet, y el 69 por ciento admitió que depende de la web a diario. Pero más de la mitad de los estudiantes dijeron que se distraen fácilmente mientras estudian en línea y a menudo se encuentran con que no están haciendo mucho. Esto ha llevado a que dos de cada cinco personas van a la biblioteca para evitar interrupciones y casi una cuarta parte ha intentado incluso bloquear cuentas y sitios web de medios sociales para poder continuar con sus estudios. De promedio, los estudiantes tardan 51 minutos en distraerse, y más de una tercera parte culpa a los medios sociales, mientras que una sexta parte dijo que YouTube fue el responsable. El estudio también encontró que casi la mitad piensa que los estudiantes no necesitarán libros de texto en los próximos cinco años, ya que todos los recursos estarán en línea.

Se descubrió que los teléfonos son el dispositivo más popular utilizado por los estudiantes para acceder a Internet, seguidos por las computadoras portátiles y las tabletas. Pero en los próximos cinco años, más de un octavo de los estudiantes piensan que trabajarán con un iPad o una tableta en lugar de una ordenador de sobremesa o portátil.

También surgió un enorme 88% que dijo que la banda ancha era una “prioridad” al mudarse a un alojamiento estudiantil, debido a que tres de cada cinco personas querían ver series y películas en Netflix.

Los estudiantes usan su Internet 55 h. durante una semana:

  • Redes sociales – 14 horas 36 minutos
  • Videos en tiempo real, por ejemplo, Netflix – 10 horas 55 minutos
  • Videojuegos – 6 horas y 16 minutos
  • Compras en línea – 3 horas 44 minutos
  • Video chat, por ejemplo, Facetime – 3 horas 14 minutos
  • Mirando el entretenimiento’adulto’ – 2 horas 6 minutos
  • Trabajo universitario – 13 horas y 56 minutos
  • Total – 54 horas y 47 minutos

 

 

 

 

Bibliotecas sin bibliotecarios: ¿son las bibliotecas de autoservicio una amenaza para la profesión o una oportunidad para servir mejor a los usuarios?

 

181009-bibliotheca-koln-kalk-5900-e1552326423472

Automatic for the People: Are self-service libraries a threat to the profession or an opportunity to better serve patrons?
By Claire Zulkey | American Libraries, September 3, 2019

Ver original

 

Las bibliotecas automatizadas y de autoservicio -que son populares en Europa durante años- están ganando terreno en los Estados Unidos. ¿Estos servicios eliminarán los trabajos de bibliotecario, o son una forma rentable de ajustar los presupuestos y proporcionar servicios básicos al mismo tiempo que liberan al personal para otros trabajos?

 

En 2016, la Biblioteca Pública (GCPL) del Condado de Gwinnett (Ga.) puso a prueba la tecnología de autoservicio automatizado en su sucursal de Lawrenceville como una forma de aumentar el acceso de la comunidad a los recursos de la biblioteca. GCPL instaló Open+, un sistema que permite a los usuarios el uso de una biblioteca fuera de las horas normales de funcionamiento a través de un lector de tarjetas. La tecnología controla y monitorea la entrada al edificio, los kioscos de autoservicio y las computadoras de acceso público, así como la iluminación, las alarmas, los anuncios públicos y la seguridad de los clientes. Open+, un producto de bibliotheca, es utilizado por 800 bibliotecas de todo el mundo, sólo unas pocas en los Estados Unidos.

Michael Casey, director de experiencia del cliente de GCPL, dice que el servicio ha demostrado ser tan popular que la biblioteca ha añadido la tecnología a su sucursal de Suwanee y está planeando añadir más ubicaciones. Inicialmente, GCPL hizo disponible el autoservicio por un cargo de 5$. La respuesta a la nueva función fue tan entusiasta que los administradores concedieron acceso gratuito a todos los usuarios mayores de 18 años, que se registran a primera hora de la mañana cuando la biblioteca está abierta, pero el personal no trabaja en áreas públicas.

Casey dice que unos 2.000 visitantes al mes utilizan el autoservicio en la sucursal de Lawrenceville, y otros 1.000 en Suwanee. Añade que algunos de los usuarios más habituales son los padres cuyos hijos tienen horarios diferentes para dejar la escuela y que necesitan un lugar donde los niños puedan jugar mientras los padres leen o se ponen al día en el trabajo. Además, dice, “Tenemos algunos lectores de periódicos muy leales cada mañana.”

Casey considera que las bibliotecas de autoservicio no son tanto una medida de ahorro de costes como un valor añadido. “No lo usamos para reemplazar las horas de trabajo del personal, sino que las añadimos a las horas de trabajo del personal”, explica. Añadir de 2 a 3 empleados más por las horas extras cubiertas por la tecnología de autoservicio sería un costo prohibitivo.

Para garantizar la seguridad de los usuarios de la biblioteca se instalaron cámaras de vídeo y un sistema telefónico que pudiera conectar a los usuarios con el personal de otras bibliotecas. También detectaron y resolvieron lo que él describe como “vacíos legales” en el sistema. Pero, sobre todo, es importante que las bibliotecas informen a sus usuarios cuando no hay personal presente y sobre los protocolos de seguridad durante ese tiempo.  Simplemente hacer participe al usuario y hacerle saber que podría ser la única persona en el edificio. No se trata de asustarlos, sólo se debe ser transparente con la realidad de la situación.

De este modo, la mayoría de los usuarios entienden que la automatización complementará, no reemplazará, al personal. Aunque la conexión humana siempre es importante.