Archivo de la etiqueta: Estudo de usuarios

¿Cuál es el perfil del lector de libros electrónicos?

thedigitalreader

Who is the average ebook reader?
Kira Harkonen July 17, 2018 E-Books & E-Reading, ebookcraft, Research & Analysis

Ver original

 

Estos datos se han recopilado a partir de encuestas de consumidores, por lo que obviamente existe cierto sesgo. En primer lugar, sólo se recogieron datos de aquellos que están dispuestos a responder a las encuestas en línea. En segundo lugar, sólo se encuestó a a lectores canadienses de libros electrónicos mayores de 18 años, por lo que estos datos no son representativos de la Generación Z. Aparte de estos sesgos, estos datos nos dicen mucho sobre el mercado objetivo y el perfil de los libros electrónicos.

El lector digital

El lector de libros electrónicos canadiense promedio se identifica como mujer menor de 45 años soltera y sin hijos, tiene un título académico y gana más de 50,000$ al año. De media, los lectores digitales tienden a ser más jóvenes que los lectores impresos, y los oyentes de audiolibros son aún más jóvenes.

Adquisición

Se preguntó a los lectores digitales dónde adquieren la mayoría de sus libros electrónicos. Como era de esperar, el 53% de los lectores digitales dijeron que adquieren libros electrónicos a través de los diversos servicios como Kindle de Amazon (53%). o Google Libros en segundo lugar con un 33%, -sin embargo, es posible que algunos de los encuestados estuvieran confundiendo Google Play con el motor de búsqueda de Google, por lo que este número debería ser tomado con precaución-. le siguen Kobo con el 30%, la biblioteca con el 25% y Apple con el 20%. Scribd, Proyecto Gutenburg y Barnes & Noble después están los sitios de P2P de Torrent con un 14% de lectores digitales que informan que los utilizan para descargar libros electrónicos.

Formatos

De todos los libros leídos el año pasado por los lectores digitales, el 45% fueron libros electrónicos, el 43% impresos y el 12% audiolibros. Los lectores de libros electrónicos todavía leen muchos libros en formato impreso, ya que algunos géneros se adaptan más al formato digital que otros.

Según nuestra encuesta sobre el tiempo libre de los lectores canadienses en general, el 67% de los libros se leyeron en papel, el 24% en digital, y el 9% fueron audiolibros. En términos de compras, la encuesta de consumidores de 2017 muestra que el 75% de los libros comprados eran impresos, el 19% libros electrónicos y el 2% audiolibros. Sin embargo, los números de audiolibros podrían ser tergiversados debido a que los encuestados mezclan las descargas de audiolibros, el streaming y los servicios de suscripción.

Géneros

Al observar qué géneros se prefieren en digital y qué géneros se prefieren en impreso, es importante recordar que no se trata realmente de un caso de impreso frente a digital. Muchos lectores digitales leen en ambos formatos. Por ejemplo, el 44% de los lectores digitales prefieren leer libros de cocina impresos frente al 17% en formato digital. La preferencia por la lectura impresa entre quienes leen digitalmente también se aprecia en libros de poesía, libros de referencia y libros ilustrados como libros de arte, libros para niños y novelas gráficas y cómics.

En el caso de Non-Fiction, las tasas son muy cercanas, ya que el 35% de los lectores digitales prefieren libros impresos y el 30% los libros electrónicos, mientras que en el caso de Fiction la diferencia es aún más estrecha: El 33% prefiere libros impresos y el 33% prefiere libros electrónicos, mientras que el 21% dice que no tiene preferencia por uno u otro formato, y el 5% prefiere audiolibros. También cabe destacar que el 30% de los lectores digitales no leyeron ningún libro de ficción impreso el año pasado y el 35% dijo que no leyó ningún libro electrónico de ficción.

Cuando se trata de ventas de ficción, Romance, Ficción Histórica y Misterio y Policiíca son las populares en formato ebook, mientras que Novelas Gráficas y Cómics y Ficción en general se venden mejor en versión impresa. Non-Fiction vende en gran parte en formato impreso (aunque los libros de negocios son el género más popular en el formato digital), ya que muchos de estos libros se entregan como regalo.

Determinación de precios

El precio es el factor más importante para los lectores digitales cuando deciden comprar un libro (en cualquier formato). De promedio, piensan que los libros electrónicos deberían costar 9,18 dólares y los libros impresos deberían costar un poco más, 11,68 dólares. También hay una parte importante que piensa que no debería tener que pagar por el contenido nunca: el 18% de los lectores digitales piensa que los libros electrónicos deberían ser gratuitos y el 15% piensa que los libros impresos deberían ser gratuitos. Dicho esto, estas cifras se acercan bastante al número de lectores digitales que usan redes P2P para conseguir sus ebooks (14%).

Cuando se desglosan por género, los lectores digitales están dispuestos a pagar más por libros ilustrados impresos (14$) y menos por novelas románticas, gráficas y cómics digitales (8$). Si observamos los precios de lista promedio en Canadá, podemos ver que la No-Ficción Ilustrada tiene un promedio de precio de 16.37$ para el libro electrónico y 26.43$ para el impreso, mientras que el Romance tiene un promedio de 5.79$ para el libro electrónico y 12.80$ para el impreso

Por último, más lectores digitales dijeron que creen que las novelas gráficas y los cómics deberían ser más frecuentemente gratuitos que cualquier otro género tanto en papel (20%) como en digital (18%). Esto se debe posiblemente a la popularidad de los cómics web, muchos de los cuales están disponibles de forma gratuita.

 

usability

Dispositivos

El 62/% de los lectores digitales utilizan tabletas, lo que las convierte en el dispositivo más utilizado para la lectura de libros electrónicos, y son especialmente populares entre las personas de entre 35 a 54 años. En segundo lugar, con un 61%, se encuentra el smartphone, que es el dispositivo más popular entre los lectores digitales de los menores de 34 años  (y el menos popular entre los que tienen 55 años o más). Sorprendentemente, el 59% leen en un ordenador portátil o de sobremesa, que son, de nuevo, los más populares entre los menores de 34 años, mientras que los lectores que lo hacen en dispositivos de tinta electrónica se sitúan en último lugar. Esto se debe posiblemente al hecho de que la mayoría de la gente ya tiene otros dispositivos digitales para leer libros electrónicos, lee en sus móviles o en una tableta, por lo que los lectores electrónicos dedicados no tienen mucho sentido económicamente. Sin embargo son más populares entre los lectores de 55 años o más años, que también es el grupo que menos probabilidades tiene de tener un teléfono inteligente.

Aplicaciones

También se preguntó a los lectores digitales qué aplicaciones utilizaban para leer libros electrónicos, de acuerdo con los dispositivos que utilizan. La aplicación más popular en la tabletas es Amazon Kindle (20%), seguida de Apple iBooks (16%), Google Books (14%), navegadores web (13%), Kobo (13%), OverDrive (9%), Adobe Digital Editions (6%), Barnes & Noble (3%) y otros (3%). (El resto informó que no usan un dispositivo en particular para leer libros electrónicos.)

En el smartphone, las apps utilizadas son bastante similares, aunque Google encabeza la lista con un 20% de lectores digitales que la utilizan. Le siguen de cerca Amazon Kindle (17%), Apple iBooks (15%), navegadores web (15%), Kobo (10%), OverDrive (9%), Adobe Digital Editions (4%), `Otros’ (4%) y Barnes & Noble (3%).

Cuando se trata de ordenadores portátiles, no es de extrañar que los navegadores web sean la opción más popular, con un 26% de lectores digitales que los usan. Le siguen Amazon Kindle (16%), Google Books (16%), Kobo (9%), Adobe Digital Editions (8%), Apple iBooks (7%), OverDrive (6%), `Otros’ (4%) y Barnes & Noble (3%).

Características de accesibilidad

Las funciones de accesibilidad más utilizadas, incluso entre las personas que no informaron sobre una discapacidad, son el ajuste del tamaño o el espaciado de la fuente (45%), la visualización nocturna (42%), el cambio de la orientación del texto (28%), el uso del “modo de lectura” para tableta o teléfono (26%), el cambio del texto o del color de fondo (26%), el ajuste de la ampliación de la pantalla (25%) y el uso de un lector de  audio en pantalla (13%). Aproximadamente la mitad de todos los lectores digitales utilizan características de accesibilidad de algún tipo.

Desplazamiento 

En un sorprendente giro de expectativas, la encuesta reveló que el barrido horizontal y las capturas de pantalla son las formas más populares de avanzar a través de las páginas de un libro electrónico, cada uno de estos dos métodos es utilizado por el 32% de los lectores digitales. De modo que los lectores no han sido condicionados por sus teléfonos inteligentes a utilizar el desplazamiento vertical, ya que la mayoría de los lectores digitales prefieren los movimientos horizontales de giro de página que reflejan la experiencia de manejar un libro impreso. y sólo el 18% de los encuestados dijeron que el desplazamiento vertical era su método de avance de página favorito. También al 18% informó que pulsa un botón para avanzar a la página siguiente.

Búsqueda de información

Preguntados los lectores digitales cómo buscan información en un libro electrónico: El 67% de los encuestados dijo que utiliza la tabla de contenidos; el 45% utiliza la función de búsqueda de su dispositivo; el 43% utiliza el índice; el 38% utiliza sus propios marcadores; y el 20% utiliza enlaces en el texto. (Los encuestados pudieron seleccionar más de una opción, por lo que los porcentajes no sumarán el 100%).

¿Qué quieren los lectores?

Después de ver los resultados, se revisaron los comentarios de los lectores digitales para averiguar exactamente lo que quieren de sus ebooks y dispositivos/aparatos de lectura electrónica. En primer lugar, quieren mejorar las funciones de resaltado, especialmente en los dispositivos de tinta electrónica, que sean más fáciles de usar y, en general, más funcionales.

También quieren la opción de leer sin interrupción, es decir, sin notificaciones, cuando se utiliza cualquier dispositivo que no sea un lector electrónico dedicado. Si esto significa una sugerencia para activar el “Modo Avión” antes de leer o una función que ayuda a silenciar todas las notificaciones, es evidente que los encuestados quieren escapar del mundo real durante su tiempo de lectura.

Los lectores digitales también buscan características de navegación más robustas y creativas. Quieren tener la capacidad de ir y venir fácilmente entre las secciones del libro, entre, digamos, la historia y un glosario, un mapa de una ciudad de fantasía o un árbol genealógico. Estos niveles adicionales de navegación deben anticipar las necesidades de los lectores y hacer que la experiencia sea lo más cómoda y natural posible.

Otra petición común es eliminar la cantidad de esfuerzo que debe hacerse para la adquisición y el uso de un libro electrónico, desde la compra del libro hasta la experiencia de la lectura en sí. Los lectores quieren archivos que funcionen en todos los dispositivos y una mayor duración de la batería para esos dispositivos. Los productores de libros electrónicos y lectores electrónicos necesitan igualar o, mejor aún, superar otras experiencias sin fisuras que compiten por la atención del lector. Si un cliente tiene un problema para comprar o acceder a su ebook, puede que decida ver Netflix en su lugar.

En conclusión, los lectores digitales quieren un buen diseño del libro electrónico y eso pasa porque el libro electrónico sea casi invisible. Es decir, que todo el trabajo de creación y distribución de un libro electrónico debe pasar desapercibido en última instancia, ya que el marco de trabajo de lectura electrónica se sale del camino de la experiencia de lectura tradicional.

 

RESUMEN

Lectura impresa vs. lectura digital

El año pasado, el lector digital promedio leyó 45% digitalmente, 43% en papel y 12% en audio.

¿Dónde adquieren sus ebooks?

Amazon – 53%
Google – 33%
Kobo – 30%
Biblioteca – 25%
Manzana – 20%
Sitios Torrent – 14%

Precios

El precio medio que los lectores digitales están dispuestos a pagar por un libro electrónico.¡ es 9,18 dólares
El precio medio que los lectores digitales están dispuestos a pagar por un libro impreso es 11,68 dólares .

Dispositivos

El 43% de los lectores digitales no utilizan lectores electrónicos.
El precio es el factor más importante en su decisión de compra.

El 62% de los lectores digitales en Canadá utiliza tabletas

Funciones de accesibilidad más utilizadas

Tamaño de fuente – 45%.
Visualización nocturna – 42%.
Oriente el texto – 28%
Modo de lectura – 26%.
Ajustar el color – 26%.
Ampliación de la pantalla – 25%.
Lector de pantalla – 13%.

Búsqueda de información

El 67% de los lectores digitales utilizan la tabla de contenidos

Aprendizaje en el hogar

 

gatherround

Rideout, V. [e-Book] Learning at Home: Families’ Educational Media Use in America, The Joan Ganz Cooney Center, 2014.

Texto completo

Muchos niños tienen acceso y usan dispositivos de lectura electrónicos. Casi dos tercios (62%) de los niños de 2 a 10 años tienen acceso a un lector electrónico o a una tableta. Sin embargo, sólo la mitad (49%) de todos los niños con acceso a dicho dispositivo han leído o leen en él. En promedio, los niños pasan ahora: 5 minutos al día con libros electrónicos, en comparación con los 29 minutos que diarios de lectura en libros impresos. 

Joan Ganz Cooney Center ha llevado a cabo una encuesta nacional a más de 1.500 padres de niños de 2 a 10 para averiguar la cantidad de tiempo que utilizan los medios de comunicación dedicados a contenidos educativos en función de las diferentes plataformas y edades. “Learning at home: families’ educational media use in America” es el primer análisis exhaustivo en el que se recogen las opiniones de los padres sobre el usado y las experiencias con los medios de educación de sus hijos: ¿Sobre que temas consideran los padres que sus hijos están aprendiendo más as través de los medios de comunicación? ¿Qué plataformas se perciben como más eficaces? Y ¿cuáles son algunos de los obstáculos para un mayor uso de los medios educativos?

1. Casi la mitad (44%) de los padres considera que los medios que utilizan pantallas son educativos para los niños de entre 2 a 10 años de edad, que utilizan estos medios durante 56 minutos de un total de 2:07 dedicados a otras tareas educativas. Ocho de cada diez niños (80%) usan estos medios educativos al menos una vez a la semana, incluyendo un tercio (34%) que los usan a diarios.

2. La mayoría de los padres piensan que su hijo ha aprendido de estos medios educativos. Entre los padres de los usuarios de los medios educativos más de la mitad (57%) dicen que su hijo ha aprendido “mucho” sobre una o más materias (por ejemplo, lectura / vocabulario, matemáticas o habilidades cognitivas) de los medios educativos. Un Cincuenta y cuatro por ciento dicen que su hijo “a menudo”

3. El uso de medios educativos es más común entre los niños muy pequeños (1:16 horas al día entre los niños de 2 a 4 años), con un gran descenso en el uso a medida que los niños crecen (50 minutos al día entre 5 a 7 años de edad, y: 42 minutos al día entre 8 a 10 años de edad). A medida que los niños crecen, la cantidad de tiempo que pasan con los medios que tienen pantalla aumenta (de 1:37 a 2:36 al día), y la proporción de otros medios educativos disminuye (de 78% a 27%).

4. Los niños pasan mucho más tiempo con la televisión educativa (un promedio de: 42 al día) que con contenidos educativos en otras plataformas, como los dispositivos móviles (05), los ordenadores (05) o los videojuegos (03) . Para cada tema excepto matemáticas, los padres son más dados a decir que su hijo ha aprendido más a través de la televisión educativa que de cualquier otra plataforma. El contenido educativo de los dispositivos móviles se clasificó como el más bajo en el aprendizaje.

5. Los padres no creen que sus hijos aprendan tanto de los medios educativos acerca de la ciencia como de otras materias. Diecinueve por ciento de los padres dicen que su hijo ha aprendido “mucho” sobre la ciencia desde una plataforma de medios educativos, en comparación con el 37% para lectura y desarrollo de habilidades cognitivas y el 28% para matemáticas.

6. A través de cada plataforma y casi todas las materias estudiadas, los padres hispano-latinos son los que tienen menos probabilidades de decir que su hijo ha aprendido de los medios educativos.

7. Muchos niños tienen acceso y usan dispositivos de lectura electrónicos. Casi dos tercios (62%) de los niños de 2 a 10 años tienen acceso a un lector electrónico o a una tableta. Sin embargo, sólo la mitad (49%) de todos los niños con acceso dijeron que han leído o leen en un dispositivo electrónico. De promedio, los niños leen 5 minutos al día con libros electrónicos, en comparación con los 29 minutos diarios de lectura en libros impresos.

Análisis de las necesidades del usuario de DOAB

3b2c2437ef88ce9432b86a4fb84d26cc

Adema, J. (2012). [e-Book] DOAB User Needs Analysis – Final Report – October 2012, The Directory of Open Access Books (DOAB), 2012.

Texto completo

The Directory of Open Access Books (DOAB) es un servicio de descubrimiento de monografías de acceso abierto y un servicio de difusión de metadatos. DOAB proporciona un índice de búsqueda para las monografías revisadas por pares y los volúmenes editados publicados bajo un modelo de negocio de acceso abierto, con enlaces al texto completo de las publicaciones en el sitio web o repositorio del editor. DOAB permite a los agregadores, bibliotecas y otros proveedores de servicios recopilar metadatos de monografías de acceso abierto para integrarlos en sus catálogos y servicios. Este informe de evaluación y recomendación final se basa en las experiencias, necesidades y expectativas de los usuarios recogidos de datos (encuesta, taller y plataforma de discusión en línea) que se utilizaron para realizar un Análisis de necesidades del usuario de DOAB. Este informe público final, dirigido a la comunidad académica y editorial, tiene como objetivo asesorar en el establecimiento de procedimientos, criterios y estándares relacionados con la configuración y funcionamiento de la plataforma y el servicio DOAB, y así elaborar directrices y recomendaciones para admisiones en DOAB

Amantes de los libros, tecnófilos, pragmáticos y tecnófobos: aspectos sociales y demográficos en las actitudes de los usuarios hacia los libros electrónicos

grupo3

Revelle, A., K. Messner, et al. “Book Lovers, Technophiles, Pragmatists, and Printers: The social and demographic structure of user attitudes toward e-books.” College & Research Libraries vol. 73, n. 5 (2012). pp. 420-429.

Texto completo

El objetivo del artículo es identificar grupos de opinión sobre los libros electrónicos en la Universidad de Miami. La investigación identificó cuatro tipos distintos de grupos de opinión entre los investigados: los lectores amantes del libro impreso, tecnófilos, pragmáticos y tecnófobos. Los resultados iniciales del estudio fueron utilizados como base para una encuesta a un importante número de estudiantes universitarios, estudiantes de postgrado y profesores con el objeto de disponer de una imagen lo más completa posible de la composición demográfica y social de la población estudiada. Los resultados de esta encuesta indican que la disciplina académica está fuertemente asociada con los tipos de opinión de los encuestados. El género y nivel de educación también están asociados con los distintos tipos de opinión.

Los amantes del libro (impreso) como parece ser evidente tienen una afinidad inherente por el formato impreso, mientras que los tecnófilos están principalmente interesados en las posibilidades de las nuevas tecnologías y en el incremento de prestaciones que proporciona el libro digital. Los pragmáticos son los más neutrales de los cuatro grupos estudiados, ya que son los más interesados en el contenido y por lo tanto son capaces de ver pros y contras en uno y otro formato. Los tecnófobos evidentemente prefieren los libros impresos, pero se distinguen de los amantes del libro en que su rechazo al libro electrónico no tiene que ver tanto con el formato, y si más con las dificultades tecnológicas respecto a su capacidad de uso de los dispositivos de lectura.

24163028743_73a78577eb_o_d

Tipos de usuarios

En el estudio participaron 735 encuestados totalmente caracterizados y los resultados indicaron que los amantes de libro constituyen el 34% (249), tecnófilos 23% (168), pragmáticos el 17% (126), y tecnófobos el 26% (192) de la muestra identificada.El estudio es de septiembbre de 2012, y se ha avanzado en cuanto a la percepción, tecnología y usabilidad. Sería deseable que se hiciera un segundo estudio para ver en que medida se han modificado las percepciones.

En cuanto a género, el 32% de las mujeres se identifican como aficionadas a los libros, de las cuales el 32% se identifican con el grupo de los tecnófobos. En comparación con el 37% de los hombres que se identificaron como aficionados a los libros, pero sólo el 16% se identifican como tecnófobos. Una explicación podría ser que los hombres están más definidos en las preferencias de tipo medio (un 37% prefieren los libros impresos, y un 27% se identifican como tecnófilos), mientras que las mujeres parecen estar más centradas en la preferencia por el formato impreso, pero se dividen en partes iguales entre quienes prefieren los libros impresos originales frente a aquellos que optan por versiones electrónicas.

24494496010_e104b19389_d

Diiferencias por género

¿Quién utiliza las bibliotecas? … casi todo el mundo!

 

23677495652_af9e66fd9c_d

 

Las bibliotecas son el recurso de la comunidad para cualquier persona – todo el mundo puede utilizar su biblioteca pública. Según un estudio llevado a cabo en Nueva Zelanda casi todo el mundo utiliza las bibliotecas en todas las edades, desde niños en edad preescolar que acuden con sus mamá hasta jubilados. Las bibliotecas somos el recurso de la comunidad para todos. Y no se trata sólo de los residentes. Las personas nuevas a una zona, turistas y otros visitantes son grandes usuarios de las bibliotecas. La vinculación de la gente con las actividades y servicios locales es un objetivo clave para las bibliotecas – ayudando a crecer y apoyar a la economía local. Y, por supuesto, vinculando a esa gente con el resto del mundo a través de nuestros puntos de conexión Wi-Fi y acceso a Internet.

En Nueva Zelanda más de 100.000 personas visitan una biblioteca pública todos los días. Eso supone que unos 37.5 milliones de personas las vistan cada año. Casi la mitad de los neozelandeses son miembros de su biblioteca local. Y muchas más personas utilizan su biblioteca pública como espacios para reuniones y otros servicios.

los usuarios de la bibliotecas neozelandesas realizan más de 92 millones de préstamos  cada año, además sus espacios se utilizan para reuniones formales e informales, utilizando ordenadores y conexión Wi-Fi gratuita, siendo apoyados por bibliotecarios capacitados y cualificados. Además de prestarse libros se prestan libros electrónicos, revistas, DVDs y cada vez más prestan herramientas y otro tipo de coas que necesita su comunidad.