Archivo de la etiqueta: Editoriales cartoneras

El Canon oculto: la literatura latinoamericana de las ediciones cartoneras al ecosistema digital. Planeta biblioteca 2018/12/19

45470248895_0777f9eaff_b_d

PRESENTACIÓN DEL LIBRO

Vila, Adrián. El canon oculto: la literatura latinoamericana de las ediciones cartoneras al ecosistema digital. Buenos Aires: Santiago Arcos Editor, 2018 – 310 p.  ISBN 9873960163, 9789873960161

ESCUCHAR EL PROGRAMA

Ir a descargar

 

¿Quién es el autor iberoamericano más leído en estos últimos años? No el más famoso ni el más popular, no el que más ejemplares vende, sino el que las estadísticas demuestran que es el más solicitado en las bibliotecas públicas más importantes de todo el mundo y las plataformas digitales. La respuesta intuitiva es decir que García Márquez, pero no, no es él. Ni tampoco Vargas Llosa. Ni esos otros en los que el lector está pensando: Borges, Cortázar, Fuentes, Roa Bastos, Onetti, Neruda, Bolaño…

El profesor y escritor argentino Adrián Vila ha buscado el lado oculto de las falsas apariencias de los cánones literarios tradicionales, como los de Harold Bloom y otros ―fundamentados en la estética, el gusto y la conveniencia― y ha establecido una metodología a partir del rastreo de 20.000 títulos de obras y 3.000 autores en grandes bibliotecas mundiales (de la Public Library de Nueva York a la Nacional de Madrid, pasando por São Paulo, Berlín o Europeana) y plataformas de venta en la red (de Amazon a la Casa del Libro, pasando por Scribd o iTunes).

Con los datos obtenidos, aparece una visión nueva y distinta de qué autores y qué libros son los que prefieren los lectores en español en las compras que hacen y los préstamos que piden en las bibliotecas.

Ediciones cartoneras latinoamericanas en tiempos de transposición a digital

eloisa-cartonera

Vila, A. R. “Ediciones cartoneras latinoamericanas en tiempos de transposición a digital” Revista Chilena de Literatura n. 94 (2016). pp. 119-143. URL.: http://www.revistaliteratura.uchile.cl/index.php/RCL/article/viewFile/44975/47057

El documento describe la historia de las editoriales cartoneras (EC) latinoamericanas, su evolución y la imbricación de su propio proceso productivo con formas relacionadas con la llamada “economía social” (ES) en el marco de un proceso de globalización del mercado editorial (proceso representado como GILT + ES). Se analiza la interrelación entre edición tradicional, edición cartonera y transposición a digital de dichas ediciones. Asimismo, propone una lectura de la acción de la influencia del giro poscolonial al colocar la dispositividad material cartonera como una de las formas de dicho giro, esta vez, ampliada a las formas tipográficas, ampliando los planos de acción poscolonial en el campo editorial.

Editoriales cartoneras. Planeta Biblioteca. 2015/07/01.

Escuchar programa

http://www.ivoox.com/planeta-biblioteca-2015-07-01-editoriales-cartoneras_md_4713146_wp_1.mp3″ Ir a descargar

En esta ocasión nos vista Adrían Vila profesor de la Universidad de Buenos Aires para hablarnos del fenómenos de las editoriales cartoneras. Las editoriales cartoneras son una tendencia dentro de algunas editoriales alternativas tanto por sus temáticas, materiales como por su compromiso social. El proyecto surge en 2002 en el barrio de Almagro de Buenos Aires, son los días de la crisis financiera argentina, los años del llamado “Corralito” que empuja a muchos argentinos a buscarse la vida haciendo trabajos tales como recogiendo cartones. De este modo de la mano de del escritor Washington Cucurto y el artista plástico Javier Barilaro junto a otros artistas nace en una librería alternativa llamada “No hay cuchillo sin rosas” el proyecto editorial “Eloisa Cartonera“, la primera editorial cartonera, que actualmente tiene su sede en el barrio porteño de La Boca, y ya ha publicado más de 100 títulos. Se trata de proyectos editoriales alternativas con un importante componente social que pretenden ofrecer una forma de trabajo creativo y sostenible a personas de bajos recursos pero, también dar impulso a la literatura de artistas locales y autores nóveles o poco conocidos. La idea básica del proyecto era generar mano de obra genuina y a la vez desarrollar una editorial alternativa. Para ello compraban cartón a quienes lo recogían en las calles para ganarse la vida a un precio cinco veces superior al que se lo pagaban habitualmente, material que era utilizado para diseñar las portadas de los libros objeto, de ahí el nombre de editoriales cartoneras. El cartón se pagaba a 1,50 dólares cuando lo habitual era pagarlo a 0,30 dólares, y por la realización del trabajo de manufacturar las cubiertas de los libros se pagaba a los operarios un sueldo de 3 dólares la hora.