Diez razones por las que las bibliotecas son mejores que Internet

books-vs-bytes

Ten Reasons Libraries Are Still Better Than the Internet
America Libraries. Por Marcus Banks | 19 de diciembre de 2017

Original

Las bibliotecas siguen aportando beneficios tangibles, como los espacios comunitarios y la interacción humana -y más difíciles de cuantificar-, el acceso, la privacidad y la libertad intelectual. Internet es una herramienta indispensable e insustituible para la vida moderna. Pero no es una biblioteca y no reemplazará el trabajo de los bibliotecarios.

Hace 16 años, American Libraries publicó el ensayo de Mark Y. Herring “Ten Reasons Why the Internet Is No Substitute for a Library” (abril de 2001). Desde entonces, la tecnología ha mejorado exponencialmente, entonces ni siquiera existían las redes sociales, tampoco los teléfonos inteligentes, los paywalls, los trolls de Twitter, las noticias falsas y otros peligros en línea. Aquí se exponen 10 razones por las cuales las bibliotecas son aún mejores que Internet.

 

  1. Las bibliotecas son espacios más seguros. Internet permite la cooperación entre las personas en torno a intereses compartidos, tanto de manera constructiva como lúdica, (blogs culturales y populares) o desafíos comunes (grupos de apoyo en línea). Pero el ciberacoso y el trolling hace que muchas personas sean reacias a comprometerse con otras personas desconocidas. Sin embargo, las bibliotecas son lugares donde la gente puede reunirse constructivamente y todos son bienvenidos a ellas.
  2. Las bibliotecas respetan la historia. Las páginas web son efímeras, y la caída constante de los enlaces es un problema real de la red. El contenido de las bibliotecas es mucho más estable. Los materiales impresos se publican generalmente en papel libre de ácidos, que no se desintegra. Por otra parte los bibliotecarios están liderando el camino para brindar una estabilidad similar a la Web a través de servicios como el archivo de Internet a través de la servicios de preservación digital de contenidos a largo plazo.
  3. Los bibliotecarios digitalizan fuentes primarias. La información del pasado es un patrimonio valioso para todos, pero su manejo físico repetido puede dañar el soporte que lo contiene. Realizar versiones digitales de las obras más importantes y ponerlas a disposición de todos en línea -como en el proyecto Turning the Page de la NML- es una solución. Los proyectos de digitalización de bibliotecas también proporcionan información a personas que no tienen los recursos para viajar a una biblioteca en particular para consultar un documento determinado. Los bibliotecarios están utilizando la tecnología emergente de Internet para promover la misión intemporal de proporcionar un mejor acceso a la información. Internet es la plataforma que permite este progreso, pero los bibliotecarios están haciendo el trabajo.
  4. Los bibliotecarios son los principales impulsores del aumento del acceso abierto en línea a la información científica. El movimiento del acceso abierto facilita que los artículos de investigación estén disponibles para todos los lectores en línea, y los bibliotecarios han sido firmes defensores del movimiento desde hace más de una década. Este acceso es especialmente crítico cuando se aportan los resultados de la investigación médica, que a menudo se financia con el dinero de los contribuyentes.
  5. Los bibliotecarios son editores. Los editores académicos aun proveen las revistas y libros científicos. Pero los bibliotecarios se han unido a estos esfuerzos convirtiéndose ellos mismos en “editores”. Las nuevas iniciativas editoriales dirigidas por bibliotecarios aprovechan al máximo las ventajas de la Web y, en general, ponen a disposición de los usuarios nuevos trabajos en  libre acceso. Un ejemplo de publicación bibliotecaria, que es común en casi todas las bibliotecas universitarias, son los repositorios institucionales.Estos repositorios recogen y conservan la producción intelectual de una universidad u otra entidad científica, así como los conjuntos de datos recopilados en estudios de investigación (GDI), el código informático utilizado en el desarrollo de software y las actas de congresos.
  6. Las bibliotecas promueven espacios de fabricación (makerspaces) Dado que los makerespaces proporcionan lugares para la creatividad, el aprendizaje y la comunidad, tiene pleno sentido que las bibliotecas sean las entidades públicas que los promuevan. El movimiento maker ha crecido rápidamente durante 2016, según datos de Popular Science, el numero de este tipo de espacios en bibliotecas se  multiplicaron por 14 en los últimos años. Tanto bibliotecas públicas como universitarias albergan espacios de fabricación.
  7. Los bibliotecarios pueden ayudarte a distinguir una noticia falsa de una real. A la vez que la mayor parte de la información de Internet es útil, precisa y atractiva; la web está plagada de información inexacta y engañosa. La desinformación viene de la propagación de noticias o contenidos falsos en línea; tales como los anuncios publicitarios respaldados por Rusia en los medios sociales durante las elecciones presidenciales de 2016 en Estados Unidos buscando desestabilizar las democracias occidentales. Las bibliotecas siempre han sido proveedoras de información objetiva, precisa y atractiva que satisfaga las necesidades de las personas en particular. Esto no ha cambiado, y es por eso que los bibliotecarios son expertos en alfabetización informativa.
  8. Los bibliotecarios nos ayudan a encontrar la información que necesitamos. Google es un motor de búsqueda impresionante, pero sus resultados pueden ser abrumadores, y muchas personas no saben filtrarlos por tipo de contenido (como encontrar archivos .pdf) o la fuente de sitio web (como .gov). Google ofrece muchos consejos de búsqueda, que son útiles pero genéricos. Una conversación con un bibliotecario puede aclarar exactamente lo que estás buscando y descubrir la mejor manera de usar Google u otros recursos alternativos para encontrar esta información que necesitas.
  9. Los bibliotecarios no rastrean tu historial de lectura o búsqueda con el objetivo de venderte algo. La función de recomendación de compra de libros de Amazon es útil para descubrir nuevos libros. Pero esta utilidad se realiza a expensas de tu privacidad, ya que la lectura de datos es una valiosa información empresarial para Amazon. Lo mismo ocurre con nuestro historial de búsqueda web, por lo que a menudo nos aparecen anuncios de un producto durante semanas después de buscarlo sólo una vez. Sin embargo, los bibliotecarios valoran y protegen tu privacidad.
  10. Los bibliotecarios no censuran. Un valor central de la bibliotecología, como lo ejemplifica el trabajo de la Fundación Freedom to Read de ALA, es permitir el libre y pleno intercambio de ideas. Internet es una herramienta poderosa para el intercambio de información, pero se necesitan defensores humanos para defender la libertad de información.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s