Archivo de la etiqueta: Adolescentes

El 92% de los adolescentes años afirma tener un perfil en redes sociales y lo usan fundamentalmente para sentirse integrados en el grupo

tipos-redes-sociales

Las TIC y su influencia en la socialización de adolescentes” Madrid: Fad, Google y BBVA, 2019

Texto completo

La investigación “Las TIC y su influencia en la socialización de adolescentes” analiza el uso que las y los adolescentes en España de 14 a 16 años realizan de la red y las redes sociales, las dificultades que encuentran, cómo las solventan, los dispositivos que manejan y desde cuándo, entre otras cuestiones.

 

La investigación analiza el uso que las y los adolescentes españoles de 14 a 16 años realizan de la red y las redes sociales, las dificultades que encuentran, cómo las solventan, los dispositivos que manejan y desde cuándo, entre otras cuestiones.  Los resultados de la investigación se han obtenido a través de 1.624 entrevistas a adolescentes de 14 a 16 años en centros educativos, 4 grupos focales y 8 entrevistas individuales.

Cerca del 90% de las y los adolescentes españoles de 14 a 16 años disponen de entre 2 y 5 dispositivos digitales personales, destacando entre ellos el Smartphone en primer lugar (89,9%), seguido por el ordenador portátil (76%) y tablet (69%). La mayoría de ellos indican además que tienen estos dispositivos desde hace al menos dos años, lo que indica la temprana edad a la que los y las adolescentes tienen acceso a las TIC.

Casi la totalidad (el 92%) de las y los adolescentes entre 14 y 16 años afirma tener un perfil propio en redes sociales y lo usan fundamentalmente para sentirse integrados en el grupo. Prefieren Instagram (para publicar y ser vistos) y Youtube (para consumir contenidos, sentirse fan), pero también utilizan Twitter (para seguir a sus ídolos) y Facebook (como plataforma para juegos y mantener amistades lejanas). Para el contacto día a día con amigos y familiares, prefieren Whatsapp.

Estas son algunas de las principales conclusiones del estudio del estudio “Las TIC y su influencia en la socialización de adolescentes”, una investigación realizada por Fad, Google y BBVA en el marco del proyecto Conectados (proyectoconectados.es) y que se presentó el 22 de enero de 2019, en Google for Startups Campus.

La mayoría  de los y las adolescentes en España de 14 a 16 años (el 83,6%) reconoce un uso muy habitual e intensivo del móvil (el 72,4% está muy de acuerdo con que miran el móvil constantemente); aunque se desprende que existen ciertos límites (con porcentajes de alto acuerdo minoritarios que rondan el 15% de aunque esté con gente sigo pendiente del móvil incluso en clase estoy pendiente del móvil).

Fundamentalmente lo usan en casa (constantemente o muchas veces al día un 83%), a más distancia, el 56%, en movilidad, mientas que nunca o casi nunca (o con unas frecuencias muy bajas) utilizan recursos comunes (el ordenador de casa, el de sus centros de estudios o en bibliotecas).

Usan sus dispositivos propios para diversas actividades en la red, destacando el escuchar música (75,6% con frecuencia), buscar información (41,6%), navegar (48,3%), para relacionarse con otras personas o ver su información por estas vías o para jugar a videojuegos online  (el 37,6% con frecuencia).

Las y los adolescentes utilizan las redes sociales fundamentalmente para presentarse a los demás con una intencionalidad clara de sentirse integrados en el grupo: que los demás les vean, que los demás respondan a eso que comparten y obtener aprobación. No obstante, la inseguridad de exponerse, el no recibir respuesta o que esta no sea la esperada o incluso los mensajes de rechazo, admiten que es lo que menos les gusta de las redes sociales.

De las redes sociales señalan sus beneficios (como encontrar personas con las que llegar a tener relaciones personales y afectivas, el 58,8% se mostraba muy de acuerdo), pero también parecen conscientes de los límites de esta comunicación (como que en internet y redes sociales las personas mienten más que en el cara a cara, el 83,5%; o que las normas de relación en estos contextos son diferentes a las que existen en el cara a cara, el 57,7%)

Se  desprende que las y los adolescentes utilizan las redes sociales y otras plataformas (como la mensajería instantánea) para hacer diferentes actividades o para tratar con sus diferentes círculos personales: así Whatsapp es la herramienta preferida para comunicarse con las amistades o la familia; Instagram para compartir sus experiencias o ver las de sus contactos; o YouTube para el fenómeno Fan (desde el seguimiento de gamers a videoclips).

Reconocen, por tanto, la potencialidad que les abren las TIC al mostrar un alto grado de acuerdo a que gracias a internet y redes sociales les es más fácil hacer las tareas y trabajos de la escuela (75,7%); sentirse más conectado a sus amistades (72%) y organizar sus actividades cotidianas (62,3%), lejos de otras opciones como sentirse que siempre han de estar disponibles sentirse más conectado a sus familias (entre un 36 y 39% de adolescentes que muestran un grado de acuerdo alto).

Existen diferencias significativas entre las destrezas que las y los adolescentes declaran poseer y los aprendizajes que dicen recibir en la escuela o en casa. En ambos terrenos educativos se identifican oportunidades pedagógicas necesarias. Las y los adolescentes perciben un escaso apoyo por parte de sus docentes y progenitores en general en sus actividades en Internet, aunque perciben un mayor grado de asistencia por parte de madres y padres que de sus profesores.

Aunque la implantación de Internet en los centros escolares es casi universal, según datos del Ministerio de Educación, el acceso a internet desde la red de las aulas está bastante regulado y restringido a las actividades académicas. La mayoría (el 51,2%) de las y los adolescentes admite que sus docentes les impulsan a realizar tareas escolares apoyadas en internet con mucha frecuencia, pero solo dos de cada diez indican la utilización de TIC y redes para tareas en colaboración con sus compañeros o para mantener el contacto académico con sus profesores.

Según las y los adolescentes son las habilidades digitales relacionadas con la edición de texto y con la búsqueda de información lo que más se les enseña en sus centros educativos, mientras que las habilidades relacionadas con el diseño de contenidos, seguridad y uso de los dispositivos tiene menos relevancia en la docencia de los centros. No obstante, y a pesar de esto, las y los adolescentes reconocen tener un amplio manejo de muchas de estas habilidades digitales.

Esas diferencias entre lo que reciben en la escuela y las habilidades que declaran poseer, así como la escasa percepción de mediación “digital” tanto de progenitores como de docentes, puede encontrar como una de las explicaciones el auto-aprendizaje y la facilidad de lograr estos recursos en internet. Además, las y los adolescentes de forma mayoritaria creen que tienen el mismo nivel de habilidad tecnológica que sus amistades o que la gente de su edad, pero el 83% indica que tienen bastante o mucha más habilidad que sus padres y madres y el 59,8% que sus docentes.

 

Los adolescentes y las tecnologías de la información y la comunicación (TIC). Guía para padres

 

p1

 

Sánchez Pardo, L., G. Crespo Herrador, et al. [e-Book] Los adolescentes y las tecnologías de la información y la comunicación (TIC). Guía para padres. Ayudándoles a evitar riesgos. Valencia, Ayuntamiento de Valencia, 2015.

Texto completo

El progreso tecnológico ha hecho posible que cada día contemos con más y mejores herramientas con las que acceder a contenidos informativos, transmitir datos e imágenes, comunicarnos y relacionarnos con otras personas. Muchas de las llamadas Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), están basadas en el uso de Internet y se han incorporado como aplicaciones o servicios que utilizamos desde nuestro ordenador, tableta o teléfono móvil. Nuestra vida se desarrolla en un contexto caracterizado por la presencia de múltiples y variados soportes o herramientas de tipo digital. Desde edades muy tempranas utilizamos ordenadores, teléfonos móviles o Smartphone, tabletas, videoconsolas y otros soportes que nos permiten realizar búsquedas de información, acceder a servicios de mensajería como WhatsApp, participar en redes sociales (Tuenti, Twitter, Facebook, etc.), jugar o enviar correos electrónicos. Las numerosas ventajas que ofrecen las TIC nos ayudan a comprender por qué se han convertido en objetos cotidianos, casi imprescindibles en nuestro día a día. Usamos las TIC para estudiar, divertirnos, trabajar, saber lo que ocurre en el mundo, estar en contacto con nuestra gente (amistades, familiares), compartir experiencias, expresar nuestras opiniones, relacionarnos con otras personas o adquirir bienes y servicios (descargar películas, series, música, comprar entradas, etc.). Las múltiples ventajas y oportunidades relacionadas con el ocio, el conocimiento, la formación o las relaciones sociales que ofrecen las TIC, unido a lo familiar que nos resulta su presencia, lleva a que olvidemos que el uso de estas herramientas y aplicaciones conlleva riesgos a los que son especialmente vulnerables los menores de edad.

Youtube, Snapchat e Instagram las aplicaciones predilectas de la Generación Z (de 16 a 24 años)

1527849436_259795_1527849727_sumario_normal

More Millennials, Gen Z Are Using Social Apps. Marketer, 2018

Texto completo

 

La Generación Z (de 16 a 24 años) es considera la primera generación “digitalmente nativa”. Estos jóvenes utilizan con frecuencia aplicaciones móviles y redes sociales, pero en su mayoría evitan usar Facebook, que es más popular entre los milenials. De los 1.000 usuarios de Internet de EE.UU. encuestados, más de la mitad (56%) de los Gen Zers, de entre 16 y 24 años de edad, dijeron que habían incrementado su uso de Snapchat el año pasado, y otro 55% de los encuestados dijeron que estaban usando más Instagram. También la mayor parte (59%) de los encuestados de la Gen Z dijeron que usan la aplicación de YouTube mucho más que el año anterior.

El año pasado, una encuesta de Piper Jaffray reveló que sólo el 9% de los adolescentes consideraban Facebook su plataforma de medios sociales preferida. La gran mayoría prefirie Snapchat o Instagram, que es propiedad de Facebook. Cuando Facebook compró Instagram por 1.000 millones de dólares a finales de 2012, muchos críticos pensaron que era un precio muy excesivo para una aplicación de filtrado de fotos. Sin embargo, el crecimiento exponencial de la aplicación desde los 90 millones de usuarios en enero de 2013 a los 1.000 millones en junio de 2018 silenció la mayoría de esas críticas.

generacion-z-redes-sociales

 

Posteriormente, Instagram agregó videos, mensajes privados e historias similares a Snapchat, filtros y mensajes efímeros a su plataforma. También lanzó varias aplicaciones independientes, incluyendo la aplicación de mensajería efímera Bolt, la aplicación de vídeo Hyperlapse, la aplicación de vídeo en bucle Boomerang, la aplicación de mensajería Direct y la plataforma de vídeo en tiempo real IGTV. Facebook no revela los ingresos de Instagram, pero el analista de KeyBanc Andy Hargreaves estima que podría generar casi 9.000 millones de dólares en ingresos anuales este año (el 16% de las ventas proyectadas de Facebook) y, se prevé que generará 22.000 millones de dólares en ingresos para 2022.

 

 

Los usos más jóvenes, especialmente los adolescentes, son los que más usan Snapchat en relación con los otros jóvenes de su generación más edad. En 2016, Snapchat superó a Facebook como la red social más popular entre los adolescentes estadounidenses, según Marketer. De hecho, sigue añadiendo usuarios de 12 a 17 años, mientras que Facebook seguirá perdiendo usuarios en esa edad. Se estima que Snapchat añadirá 1,2 millones de nuevos usuarios estadounidenses en ese grupo de edad para 2022, mientras que Facebook perderá 2,2 millones.

También un gran número de la Generación Z también están utilizan YouTube de Alphabet, que es técnicamente una red social. El año pasado, una encuesta de AdWeek realizada por Defy Media reveló que el 50% de los miembros de la de la Generación Z no podía “vivir sin” YouTube. Una encuesta más reciente de VidMob reveló que más de la mitad de de la Generación Z habían aumentado su uso de YouTube, Snapchat e Instagram durante el último año. Es por eso que eMarketer espera que estas dos compañías controlen el 57,7% del mercado de la publicidad digital en Estados Unidos este año.

 

Hábitos y experiencias en los medios sociales de los adolescentes

pi_2018-11-28_teens-social-media_featured

 

Anderson, M. Teens’ Social Media Habits and Experiences. Washington: Pew Research Center, 2018

 Texto completo

 

Las redes sociales han brindado a los adolescentes la capacidad de conectarse instantáneamente con otros y compartir sus vidas a través de fotos, videos y actualizaciones de estado. Los propios adolescentes describen estas plataformas como una herramienta clave para conectar y mantener relaciones, ser creativos y aprender más sobre el mundo. Pero también conllevan aspectos negativos del uso de las redes sociales, como el drama y la intimidación o la presión para presentarse de cierta manera.

Hoy en día, el uso de los medios sociales es casi universal entre los adolescentes. Mientras que dicen que a veces se sienten abrumados por la presión para construir sólo imágenes positivas de sí mismos en los medíos sociales, al mismo tiempo atribuyen a estas plataformas en línea valores positivos – incluyendo el fortalecimiento de amistades, exponiéndolos a diferentes puntos de vista y ayudando a las personas de su edad a apoyar las causas que les importan.

Aproximadamente ocho de cada diez adolescentes de 13 a 17 años de edad (81%) dicen que los medios sociales los hacen sentir más conectados con lo que está sucediendo en las vidas de sus amigos, mientras que alrededor de dos tercios dicen que estas plataformas los hacen sentir como si tuvieran gente que los apoyará en tiempos difíciles. Y por márgenes relativamente sustanciales, los adolescentes tienden a asociar su uso de los medios sociales con emociones positivas en lugar de negativas, como sentirse incluidos en lugar de excluidos (71% vs. 25%) o sentirse confiados en lugar de inseguros (69% vs. 26%).

Los jóvenes también creen que los medios sociales ayudan a los adolescentes a tener una mentalidad más cívica y los exponen a una mayor diversidad, ya sea a través de las personas con las que interactúan o de los puntos de vista con los que se encuentran.

Aproximadamente dos tercios de los adolescentes dicen que estos sitios ayudan a las personas de su edad a interactuar con personas de diversos orígenes, a encontrar diferentes puntos de vista o a mostrar su apoyo a causas o problemas. Y ven los entornos digitales como espacios importantes para que los jóvenes se conecten con sus amigos e interactúen con otros que comparten intereses similares. Por ejemplo, el 60% de los adolescentes dicen que pasan tiempo con sus amigos en línea diariamente o casi diariamente, y el 77% dice que alguna vez pasan tiempo en grupos y foros en línea.

Al mismo tiempo, el entorno en línea para los adolescentes de hoy en día puede ser complicado y hostil, incluso si estos incidentes no llegan a ser ciberacoso. Alrededor del 45% de los adolescentes dicen que se sienten abrumados los medios sociales, y el 13% dice que se sienten así “muy abrumados”. Y una proporción similar de adolescentes (44%) dice que a menudo o a veces no tienen amigos o no siguen a otros en los medios sociales. Cuando se les pregunta por qué se han desconectado digitalmente de los demás, el 78% de este grupo informa que lo han hecho porque se sienten agobiados por la gente, mientras que el 52% cita la intimidación sobre ellos mismos o a otros.

Iniciativas para jóvenes

 

1490037938iniciativasparajovenes

[Folleto] Iniciativas para jóvenes. Santiago de Chile, Plan Nacional de la Lectura y LOM Ediciones, 2016.

Texto completo

El Plan Nacional de la Lectura se inscribe en un proyecto de cambio social, cultural, de participación y de democratización de la información y el conocimiento. A través de sus acciones, el Plan promueve el acceso a diversas prácticas y soportes de lectura, a lo largo de todo el ciclo de la vida de las personas. Este folleto detalla las iniciativas para jóvenes que distintas instituciones que articulan el Plan de la Lectura, ponen a disposición, entre ellas:

  • Premio Roberto Bolaño, a la creación literaria joven
  • Biblioteca Pública Digital (BPDigital)
  • Clubes de Lectura en tu Biblioteca Pública
  • Concurso de Booktubers
  • Concurso de microrelatos #LoMejorDeSerJoven
  • Cecrea: Centros de creación
  • Captura tu entorno

Fanfiction: ¿Una oportunidad de fomento lector?

 

1464367502fanficcion

Vera Espinoza, K., S. Ríos Henríquez, et al. [e-Book] Fanfiction: ¿Una oportunidad de fomento lector? Santiago de Chile, Plan Nacional de la Lectura, 2015.

Texto completo

Fanfiction es una modalidad de narraciones escritas virtuales, relativamente recientes, que se desarrolla y fomenta mediante Internet, a través de sitios y plataformas destinados para este fin. Sin embargo, cumple con una particularidad, los relatos son escritos por fanáticos de algún libro, película, vídeo juegos, entre otros. Un académico que ha investigado el fenómeno hace ya varios años, es el norteamericano Henry Jenkins, quien plantea la importancia y fuerza que poseen estas corrientes “literarias”, denominándola literatura colaborativa 2.0, puesto que los relatos, al estar insertos en un sitio web público y gratuito, son visitados por miles de lectores que tienen toda la libertad de hacer sugerencias.

No obstante, las autoridades, el mercado editorial y los medios de comunicación parecen no “considerar” esta nueva cultura virtual, dándole un espacio de fomento y diversificación, a pesar de que en las estadísticas de los sitios virtuales se puede observar, claramente y sin ningún truco, mediante las cifras de visitas a cada una de estas novelas amateur.

El auge de los medios digitales, el declive de la televisión y el (casi) final de la imprenta. Tendencias en el uso de los medios entre los adolescentes estadounidenses, 1976-2016

adolescentes-phubbing-tecnologia-aislamiento

 

Twenge, J. M., Martin, G. N., & Spitzberg, B. H. (2018). Trends in U.S. Adolescents’ media use, 1976–2016: The rise of digital media, the decline of TV, and the (near) demise of printPsychology of Popular Media Culture. Advance online publication.

Texto completo

 

En comparación con generaciones anteriores, los adolescentes de la década de 2010 pasaron más tiempo en línea y menos tiempo con los medios de comunicación tradicionales, como libros, revistas y televisión. En los últimos años, menos del 20 por ciento de los adolescentes de EE. UU. informan que leen un libro, revista o periódico a diario por placer, mientras que más del 80 por ciento dice que usan los medios sociales todos los días, según una investigación publicada por la American Psychological Association. 

 

 

La mayoría de los estudios llevados a cabo hasta la fecha han producido resultados contradictorios sobre si los medios digitales (Internet, los mensajes de texto, los medios sociales y los juegos) desplazan o complementan el uso de los medios tradicionales (medios impresos como libros, revistas y periódicos, televisión y películas). Twenge y sus colegas analizaron datos de una muestra representativa a nivel de Estados Unidos de aproximadamente 50.000 estudiantes de octavo, décimo y doceavo grado anualmente. Observaron los resultados de la encuesta de 1976 a 2016, que representaban a más de un millón de adolescentes.

Los resultados del estudio ponen de relieve que el uso de los medios digitales ha aumentado considerablemente, entre los alumnos de 12º grado en 2016 pasando más del doble de tiempo en línea que en 2006, tiempo que dedican a enviar mensajes de texto y a participar en los medios sociales, totalizando alrededor de 6 horas al día en 2016. Cuando en 2008 sólo la mitad de los alumnos de 12º grado visitaban sitios de redes sociales casi todos los días, en 2016 esta cifra era del 82%. A la vez que dedicaron menos tiempo a los medios impresos, la televisión o el cine en comparación con los adolescentes de décadas anteriores.

44438392192_8f3a47f5a0_o_d

El declive de los medios impresos de lectura fue especialmente pronunciado. A principios de la década de 1990, el 33 por ciento de los alumnos de décimo grado dijo que leía un periódico casi todos los días. En 2016, esa cifra era sólo del 2 por ciento. También el porcentaje de alumnos de 12º grado que leen un libro o una revista todos los días disminuyó del 60% a finales de la década de 1970 al 16% en 2016, y los alumnos de 8º grado pasaron casi una hora menos viendo la televisión en 2016 que a principios de la década de 1990.

Aunque de manera no tan drástica, el consumo de televisión y cine también disminuyó. En la década de 1990, el 22 por ciento de los alumnos de octavo grado informaron que veían cinco o más horas de televisión al día, frente al 13 por ciento que lo hace en 2016. La caída en los adolescentes que van al cine o al teatro tuvo su colapso muy recientemente, el vídeo y el DVD no repercutieron tan negativamente como si lo está haciendo el vídeo en streaming

La rápida adopción de los medios digitales desde la década de 2000 ha desplazado el consumo de los medios analógicos. A nivel general, las tendencias fueron bastante uniformes en cuanto a género, raza/etnia y estatus socioeconómico.

 

 

Para los autores, los adolescentes de hoy en día están enseñados a leer textos cortos de pocas páginas, mientras que pasan la mayor parte de su tiempo cambiando entre una actividad digital y otra en cuestión de segundos. Por lo que su capacidad de concentración ha disminuido alarmantemente. En un momento en que ser capaz de leer textos largos es crucial para entender temas complejos y desarrollar habilidades de pensamiento crítico.