Guía de Alfabetización mediática para bibliotecarios

Media Literacy in the Library: A Guide for Library Practitioners”. Chicago: ALA, 2020

Texto completo

Más sobre Desinformación, Noticias falsas, Alfabetización mediática,

En respuesta a la necesidad de educar sobre los medios de comunicación, la Asociación Americana de Bibliotecas ha publicado una guía digital gratuita para ayudar a los bibliotecarios a planificar programas en torno a la alfabetización mediática.

El documento contiene información, ideas para desarrollar programas e inicios de conversaciones sobre temas como la misinformación y la desinformación; la arquitectura de Internet; el panorama de los medios y la economía; y la creación de contenidos y el compromiso de los medios. La guía de 30 páginas también explora formas de “conocer a los lectores en su entorno” al integrar la alfabetización mediática en interacciones de referencia y programas existentes.

En la guía, los bibliotecarios pueden explorar:

  • Conceptos como “filtro burbuja“*, sesgo de confirmación y desiertos de noticias
  • Cómo responder a las preguntas sobre noticias falsas o engañosas en las interacciones de referencia
  • Ideas de programas virtuales y presenciales que cubren temas como la comprobación de hechos, cookies, privacidad de Internet, la Ley de Libertad de Información y los medios de comunicación locales
  • Ideas para discutir el panorama de los medios corporativos a través de la lectura de la trilogía “Los Juegos del Hambre” de Suzanne Collins
  • Consejos y recursos para medir los resultados del programa

* Filtro burbuja (filter bubble). Algoritmos que las compañías de Internet emplean para ofrecernos todo aquello que, según sus predicciones, debiera interesarnos en función de nuestros hábitos de navegación.

* Desierto de noticias (news deserts). Una comunidad, ya sea rural o urbana, con acceso limitado al tipo de noticias e información creíble y completa que alimenta la democracia a nivel de base. Un desierto de noticias se refiere a una comunidad que ya no es cubierta por los diarios. El término surgió en los Estados Unidos después de que cientos de diarios y semanarios fueran cerrados en los años 2000 y 2010.