¿Las bibliotecas universitarias están siendo subutilizadas?

 

libri-1

Cohen, Dan. The Books of College Libraries Are Turning Into Wallpaper. The Atlantic, 2019

Texto completo

 

La narrativa que rodea a las bibliotecas en 2019 es en gran medida positiva. El uso de bibliotecas públicas entre los millennials, y los beneficios de las bibliotecas como espacios públicos han sido reconocidos por una gran cantidad de escritores y pensadores. Todo lo cual es una gran noticia para quienes apreciamos la existencia y el potencial de una buena biblioteca.

Pero en un nuevo artículo para The Atlantic , Dan Cohen, el vicerrector de Northeastern University, señala una importante excepción a esta tendencia positiva: las bibliotecas universitarias. “Las bibliotecas universitarias de todo el país, y de todo el mundo, están asistiendo a una disminución importante en el uso de los libros”, escribe Cohen.

Las estadísticas de circulación de la biblioteca de Yale supuso un hecho inquietante: había habido una disminución del 64 por ciento en el número de libros que sacaron los estudiantes de Bass Library durante la última década. Yale no es un caso aislado. La Universidad de Virginia, una de nuestras grandes universidades públicas y una institución que comparte abiertamente estadísticas detalladas de circulación de sus bibliotecas de los 20 años anteriores, es un buen caso de estudio. Los estudiantes universitarios de la UVA sacaron 238,000 libros durante el año escolar hace una década; el año pasado, ese número se había reducido a solo 60,000 . En general, en toda su red de bibliotecas, UVA circularon 525,000 libros durante el año escolar 2007–08, pero el año pasado solo hubo 188,000 préstamos, casi se sacaron 1,000 libros menos al día.

El declive en el uso de libros impresos en las universidades se relaciona con el tipo de libros que leemos con fines académicos en lugar de por puro placer, el aumento de libros electrónicos y artículos digitales, y el entorno cambiante de la investigación. Y va en contra de la experiencia de las bibliotecas públicas y las librerías, dónde el formato impreso sigue prosperando.

Cohen señala que estos cambios se deben en parte a un aumento de la investigación disponible en línea, así como al aumento de la popularidad en los espacios comunitarios en las bibliotecas universitarias. La evolución de cualquier tipo de instalación a menudo es causa de un análisis de la importancia que se concede al espacio; determinar lo que es importante para las bibliotecas universitarias en 2019, y cómo las bibliotecas de investigación difieren de las bibliotecas públicas, es una discusión que vale la pena tener en cuenta.

Al mismo tiempo que los libros permanecen cada vez más inactivos, los espacios de las bibliotecas siguen siendo más vibrantes (la Biblioteca Snell en Northeastern ahora recibe más de 2 millones de visitas al año) como zonas para un estudio más centrado en la colaboración dinámica, y como sitios de una gama cada vez más amplia de actividades y formas de creación y expresión de conocimiento, que incluyen, también mucho cosas más allá de la palabra impresa.

 

 

3 pensamientos en “¿Las bibliotecas universitarias están siendo subutilizadas?

  1. Pingback: ¿Las bibliotecas universitarias están siendo subutilizadas? – CRB-8

  2. Pingback: Tendencias en las bibliotecas universitarias en 2019 | Universo Abierto

  3. Pingback: Tendencias en las bibliotecas universitarias en 2019 – CRB-8

Los comentarios están cerrados.