¿Amazon debe reemplazar las bibliotecas locales para ahorrar dinero de los contribuyentes?


41784320430_7f63fe809a_o_d

 

La ya persistente  idea de sustituir las bibliotecas por una cuenta en Amazon se le ha vuelto a ocurrir a otra persona teóricamente preparada e influyente. Anteriormente habían sido Greta Van Susteren, periodista de Fox News, que hablando de que se había producido un incremento en las tasas universitarias atribuyó dicho incremento a que se habían construido nuevas bibliotecas, y argumentó que no consideraba necesario construir bibliotecas cuando podemos tener los libros en nuestros dispositivos móviles; también al poco tiempo, Tim Worstall colaborador de Forbes escribió “cerremos las bibliotecas y proporcionemos a todos los ciudadanos una suscripción a Amazon Kindle Unlimited”, argumentando que de este modo, su país natal Reino Unido, podría ahorrar mucho dinero”. Aunque parezca increíble, ahora de nuevo ha sido otro colaborador de Forbes, Panos Mourdoukoutas, -que además es Presidente del Departamento de Economía de la Universidad de Long Island-, quien ha sugerido  sugiere reemplazar las bibliotecas por Amazon para ahorrar dinero de los contribuyentes.

Los argumentos que aporta es que las bibliotecas ya no tienen tantos eventos públicos como antes, y que las personas van a lugares como Starbucks para pasar el tiempo, trabajar y leer en lugar de ir a su biblioteca; y porque la tecnología ha vuelto obsoletos los libros físicos. Hay que decir, que estos argumentos son poco sólidos y fáciles de rebatir, y además se basan en un conocimiento muy limitado de las bibliotecas y lo que aportan a las personas. Primero estamos hablando de un espacio público frente a un espacio privado; en la biblioteca en primer lugar eres un usuario antes que un cliente, y en segundo lugar las bibliotecas en los países más desarrollados al menos ya ofrecen libros electrónicos a sus usuarios, y los ofrecen de manera libre y gratuita. Por otra parte, la mayoría de las bibliotecas están planteando alternativas a lo que han venido haciendo y siguen haciendo aún, y principalmente porque pueden proporcionar algo que no puede proporcionar Internet, un espacio para reunirse, para aprender, para enseñar a otros, para colaborar y participar activamente junto con otros miembros de su comunidad.

Las bibliotecas públicas siempre han contribuido al desarrollo económico local a través de los servicios tradicionales, tales como el acceso a oportunidades de educación y de formación, búsqueda de patentes, talleres de redacción de currículum y búsqueda de empleo en equipos públicos. Sin embargo, con un renovado énfasis en las alianzas y experiencias, ofrecen oportunidades para la expansión de los servicios orientados al desarrollo económico. Fundamentalmente porque las bibliotecas siguen y seguirán siendo un espacio seguro y confiable para las personas, un espacio de solidaridad y de socialización que ayuda a las personas a empoderarse.

La biblioteca en este contexto es una de los recursos estratégicos más importantes para mitigar estas dificultades e impulsar a las personas y comunidades a participar plenamente en las posibilidades que brindan las llamadas tecnologías de la información.

 

 

Un pensamiento en “¿Amazon debe reemplazar las bibliotecas locales para ahorrar dinero de los contribuyentes?

  1. Pingback: Amazon podrá ser lo que quiera, pero nunca será una biblioteca pública

Los comentarios están cerrados.