Un nuevo informe de ALA analiza el impacto del acceso a la banda ancha a través de las bibliotecas públicas durante la pandemia del COVID-19

Keeping Communities Connected: Library Broadband Services During the COVID-19 Pandemic” Chicago: ALA, 2022

Texto completo

Un nuevo informe publicado por la Asociación Americana de Bibliotecas muestra el impacto del acceso a la banda ancha a través de las casi 17.000 bibliotecas públicas Estados Unidos durante la pandemia, así como la necesidad de seguir invirtiendo a largo plazo en infraestructuras de banda ancha y programas de inclusión digital. “Keeping Communities Connected: Library Broadband Services During the COVID-19 Pandemic,” , que forma parte de la serie ALA Policy Perspectives, está escrito por Amelia Bryne y Marijke Visser.

«Mantener a las comunidades conectadas ilustra los heroicos esfuerzos de las bibliotecas para cubrir las brechas digitales expuestas al inicio de la pandemia», dijo la presidenta de ALA, Patty Wong. «Incluso cuando la mayoría de las bibliotecas cerraron sus instalaciones, las bibliotecas surgieron como mucho más que coordenadas fijas en un mapa, ya que muchas encontraron formas de continuar con sus servicios más importantes, así como de innovar otros nuevos para satisfacer las necesidades emergentes.»

Cuando la pandemia mundial de COVID-19 obligó a trabajar, ir a la escuela y realizar otras tareas cotidianas en línea, las bibliotecas estuvieron a la altura de las circunstancias para proporcionar una conexión a Internet y tecnología a quienes, de otro modo, carecerían de ese acceso. El informe documenta tanto las prácticas generalizadas como las estrategias únicas empleadas por las bibliotecas públicas de Estados Unidos para mantener a los estadounidenses conectados durante este tiempo difícil, como por ejemplo:

  • La iniciativa Wi-Fi on Wheels de las bibliotecas públicas del condado de Orange (California) llevó la conectividad a Internet a los barrios con poca banda ancha de todo el condado.
  • La Biblioteca Regional de Williamsburg (Virginia) equipó sus furgonetas móviles de servicios bibliotecarios como puntos de acceso, brindando Wi-Fi para los vecindarios más necesitados. En la foto de arriba vemos a una bibliotecaria de extensión de los servicios de la biblioteca móvil conduciendo una camioneta que brinda Wi-Fi a la comunidad.
  • El sistema de bibliotecas de Twin Lakes (Georgia) utilizó el espacio blanco de la televisión para ampliar su conectividad Wi-Fi.
  • Justo antes de que la pandemia cerrara las escuelas y las empresas (marzo de 2020), 10 bibliotecas de Dallas recibieron 900 puntos de acceso para que la gente los tomara prestados. Dos semanas más tarde, todos ellos se habían retirado.
  • Las bibliotecas no sólo proporcionaron un acceso básico a través de la Wi-Fi exterior y el préstamo de hotspots, sino que también ofrecieron recursos virtuales y en la biblioteca y apoyo tecnológico:
  • La Biblioteca Pública de Salt Lake City se asoció para desarrollar un Programa de Navegadores Digitales, que adapta la ayuda tradicional para la inclusión digital, como la resolución de problemas informáticos o la carga de formularios, proporcionando a las personas ayuda individualizada en habilidades digitales a través del servicio telefónico.
  • Cuando las bibliotecas del municipio de Roxbury (Nueva Jersey) cerraron, el personal pasó rápidamente a ofrecer en línea los talleres planificados para pequeñas empresas, adaptando el contenido para que fuera relevante para los retos a los que se enfrenta la comunidad empresarial.
  • La biblioteca de Schlow Centre Region (Pensilvania) ofreció acceso a suscripciones de Zoom para ayudar a la gente a mantenerse conectada cuando no pudiera reunirse en el espacio físico de la biblioteca.

El informe concluye que las inversiones en banda ancha para bibliotecas, Wi-Fi y dispositivos afines realizadas durante la pandemia no sólo ayudaron a satisfacer las necesidades inmediatas, sino que también sentaron las bases para la recuperación económica. La conectividad, los dispositivos para el usuario final y los nuevos servicios bibliotecarios ayudarán a los estadounidenses que atraviesan dificultades económicas a buscar empleo, aprender nuevas habilidades laborales o hacer la transición a nuevas carreras.