Consideraciones a tener en cuenta para el diseño de bibliotecas después de la pandemia

Pandemic Considerations for Library Design. Board of Library Commissioners (MBLC), Sasaki, 2021

Texto completo

En poco tiempo, la pandemia de coronavirus ha ha hecho que los diseñadores e ingenieros se replanteen su enfoque de espacios interiores, exteriores y sistemas mecánicos de los edificios públicos. Muchos predicen que la situación actual puede no ser un incidente aislado en nuestra vida, lo que significa que los edificios y espacios requieren la capacidad de cambiar rápidamente a un modo que responda a la amenaza en cuestión, fomentando la salud y el bienestar de sus ocupantes. Lo que sabemos sobre el COVID-19 es que se propaga principalmente a través de gotas y aerosoles en el aire. Limitar la proximidad entre individuos, usar mascarillas adecuadamente, lavarse las manos con frecuencia y limitar el tiempo de exposición a personas ajenas al hogar son algunas de las estrategias que frenan el contagio. También hay estrategias que podemos emplear en nuestros espacios físicos para fomentar y facilitar las mejores prácticas.

Gran parte del funcionamiento de un edificio bibliotecario en una pandemia depende de la edad, la configuración y el estado de las instalaciones; cada edificio y las necesidades y preferencias de cada comunidad son diferentes. Sin embargo, cualquiera que sea el modelo de servicio que se adopte debe cumplir con la Ley de Accesibilidad (ADA) y proporcionar un alojamiento razonable para todos. Además de ser inclusiva, la instalación debe ser funcional tanto en los espacios interiores como en el propio emplazamiento.

La flexibilidad, aún más esencial

En la página 16 del recurso original Library Space: a planning resource for librarians aborda la importancia de la flexibilidad en la planificación, y la pandemia ha puesto de manifiesto esta necesidad.

Aspectos a considerar:

  • Los mostradores de servicio modulares pueden reconfigurarse o trasladarse a otras zonas del edificio para actuar como punto de acceso o como barrera.
  • Los mostradores de servicio deben estar diseñados para poner barreras de acrílicos transparentes temporales y desmontables; aunque su eficacia es discutida, es una opción que prefieren muchos .
  • Las estanterías móviles pueden reconfigurarse para facilitar el distanciamiento según las necesidades.
  • Las mesas de estudio para dos personas son más fáciles de reconfigurar que las tradicionales de mayor tamaño
  • Se debe prever un espacio de almacenamiento de muebles para cuando se necesite mantener la distancia y/o se desaconseja la permanencia en un lugar.
  • Las zonas despejadas son fundamentales para facilitar los servicios y permitir la distancia entre individuos y grupos.
  • La orientación intuitiva mediante colores, símbolos y señalización reduce la necesidad de un contacto estrecho entre los usuarios y el personal.
  • El modelo de autoservicio puede reducir el contacto estrecho entre el personal y los usuarios (autopréstamo, taquillas de auto préstamo de ordenadores, buzones de devolución)
  • La tecnología móvil permite mantener la distancia física
  • El mobiliario debe ser fácil de limpiar.

Interiores funcionales y seguros

Los espacios interiores suelen requerir una reconfiguración para la seguridad durante una pandemia. También se recomienda prestar mucha atención a la calidad del aire interior.

  • Destacar los patrones de tráfico peatonal unidireccional para las entradas, salidas escaleras y zonas de recogida. Utilizar marcadores de suelo y barreras según sean necesarias.
  • Añadir señalización que indique los límites de capacidad en los espacios, incluidos los ascensores
  • Reconfigurar las estanterías móviles para facilitar el distanciamiento según sea necesario
  • Retirar el mobiliario y el equipo para facilitar el distanciamiento y desalentar la permanencia.
  • Evaluar y mejorar la calidad del aire interior y la climatización: Haga que un ingeniero profesional evalúe su sistema de calefacción, ventilación y aire acondicionado, instalar correctamente los filtros MERV-13, La ventilación mecánica (controlada) es más eficaz que la natural (ventanas operables)
  • Limpiar el edificio dos horas antes y después de su ocupación

Espacios exteriores mejorados

Para el entorno exterior, la protección de los elementos es la preocupación primordial, al tiempo que se facilita el acceso a los materiales a través de la recogida en la acera y/o de la recogida selectiva.

  • Utilizar refugios temporales duraderos para proteger al personal y los materiales de la biblioteca si no es posible una solución permanente, como una pasarela/porche cubierto o un toldo.
  • Proporcionar calefactores de patio para los días más fríos cuando el personal se encuentra en el exterior
  • Extender la wi-fi y proporcionar asientos para el uso de dispositivos móviles propios fuera del edificio.
  • Añadir lugares de acceso a los vehículos y/o puntos de recogida de libros desde los vehículos
  • Proporcionar taquillas exteriores con códigos para el servicio de recogida sin contacto
  • Abrir los vestíbulos al exterior con puertas plegables u otras técnicas, creando una acceso fácil entre el interior y el exterior.
  • Maximizar el uso de los aparcamientos y otros espacios exteriores alrededor de la biblioteca para los servicios y la programación de eventos.