Makerspaces en la escuela: avanzando en el siglo XXI y en las capacidades STEM utilizando el diseño y la impresión 3D

Bower, M., Stevenson, M., Falloon, G., Forbes, A., Hatzigianni, M. (2018). Makerspaces in Primary School Settings – Advancing 21st Century and STEM capabilities using 3D Design and 3D Printing. Sydney, Australia: Macquarie University, 2018.

Texto completo

El proyecto Makerspaces in Primary School Settings (Espacios de creación en centros de enseñanza primaria) pretendía examinar cómo las actividades de creación mediante el uso de la tecnología de diseño e impresión 3D podían mejorar los resultados del aprendizaje y la enseñanza. En las 24 clases de preescolar a segundo curso que se analizaron, los estudiantes desarrollaron una serie de capacidades del siglo XXI, como la creatividad, la resolución de problemas, el pensamiento crítico, la indagación, el pensamiento de diseño, la colaboración, la autonomía, la alfabetización, los conocimientos numéricos, la comprensión científica, la alfabetización digital, la comunicación, la capacidad de aprendizaje reflexivo y la resiliencia. El análisis de las grabaciones de las pantallas de 24 parejas de estudiantes reveló niveles sustanciales de habilidades de pensamiento de diseño, entre las que destacan el descubrimiento, la interpretación y la ideación, pero también la experimentación y la evolución.

Las actividades Maker con tecnología 3D dieron lugar a niveles muy altos de participación de los estudiantes, así como a un aumento de los niveles de confianza de los estudiantes (en particular de los estudiantes menos capaces). A veces se observó un comportamiento fuera de la tarea debido a factores como la falta de disponibilidad de la tecnología, las dificultades de los estudiantes para trabajar de forma productiva en grupos y algunos de los aspectos de juego con software. Hubo una gran demanda por parte de los estudiantes de realizar más clases de diseño e impresión en 3D, y muchos de ellos expresaron su deseo de realizar actividades de diseño en 3D fuera de la escuela y en sus futuras carreras.

Los profesores indicaron que el aprendizaje profesional bien estructurado, con base pedagógica, práctico y orientado, les permitió desarrollar una mejor comprensión de los makerspaces, cómo enseñar en ellos, las habilidades técnicas necesarias y las capacidades del siglo XXI. El aprendizaje profesional también aumentó significativamente su confianza para enseñar en los makerspaces. Los profesores indicaron que para desarrollar sus capacidades y enseñar eficazmente en los makerspaces, necesitaban tecnología fiable, apoyo colegiado, recursos didácticos, makerspaces adecuados y tiempo para desarrollar sus capacidades y crear lecciones. Además, sentían que les ayudaba una cultura escolar que apoyaba la exploración y la experimentación.

Un resultado imprevisto del estudio fue la importante transformación que se produjo entre los profesores. Varios profesores indicaron que habían cambiado para ser más colaborativos, flexibles y estar más cómodos con la tecnología. Muchos profesores establecieron asociaciones de aprendizaje con los alumnos y, como resultado, éstos llegaron a ver a sus profesores como modelos de aprendizaje permanente. Algunos profesores relataron cómo estos cambios habían trascendido más allá de sus módulos de makerspaces, por ejemplo, en forma de unidades de trabajo más basadas en la investigación, los problemas y la colaboración. Los 24 profesores expresaron su deseo de utilizar makerspaces basados en el diseño 3D en sus futuras clases.

Traducción realizada con la versión gratuita del traductor http://www.DeepL.com/Translator