Informe ALA sobre la Situación de las bibliotecas en Estados Unidos 2020

 

salr-cover-2020

 

ALA Releases “State of America’s Libraries 2020” Report

Texto completo

 

La Asociación Americana de Bibliotecas (ALA) ha publicado hoy su informe sobre el Estado de las Bibliotecas de América en 2020, un resumen anual de las tendencias de las bibliotecas publicado durante la Semana Nacional de la Biblioteca, del 19 al 25 de abril, en el que se exponen las estadísticas y las cuestiones que afectaron a todos los tipos de bibliotecas durante el año civil anterior.

 

Aunque el informe se centra en el año 2019, se demuestra que las bibliotecas están en primera línea abordando los desafíos de la sociedad y la comunidad, un papel que sin duda están desempeñando durante la pandemia del COIVD-19 en la actualidad. Muchas bibliotecas actúan como primeros intervinientes que asumen funciones fuera del servicio bibliotecario tradicional que apoyan las necesidades de los usuarios y el desarrollo de la comunidad. Funcionando en varios momentos como consejeros de carrera, trabajadores sociales, maestros e instructores de tecnología, el personal de la biblioteca presta especial atención a la adopción de programas y servicios que apoyen a los más vulnerables y curiosos.

El informe encontró que la popularidad de las bibliotecas en 2019 sigue aumentando. Según una reciente encuesta de Gallup, visitar la biblioteca es “la actividad cultural más común en la que participan los estadounidenses con diferencia”. En 2019, los adultos estadounidenses informaron de que hacían una media de 10,5 viajes al año a la biblioteca, una frecuencia que superaba su participación en otras actividades de ocio habituales como ir al cine, a un museo o al zoo.

La mejor prueba de que las bibliotecas públicas son algo más que libros es su evolución hacia bibliotecas de cosas y los makerspaces, ofreciendo colecciones no tradicionales que son específicas de la comunidad e imaginativas. La amplia gama de artículos disponibles para sacar incluye colchones, muñecas, bicicletas, binoculares y acordeones.

Las bibliotecas universitarias tienen un gran impacto en el éxito de los estudiantes. Las estadísticas recopiladas por la Asociación de Bibliotecas Universitarias y de Investigación (ACRL), una división de la ALA, demuestran cómo las bibliotecas universitarias apoyan muchos tipos de prácticas educativas de alto impacto (HIPS) que tienen efectos beneficiosos en la retención de los estudiantes, las tasas de graduación, el tiempo hasta la graduación y el promedio de calificaciones. El personal de las bibliotecas universitarias proporcionó sesiones de formación (tanto presenciales como electrónicas) a más de 7 millones de estudiantes. Más del 57% de las casi 800.000 sesiones de formación fueron digitales o electrónicas.

Los bibliotecarios escolares se han centrado en la formación de los estudiantes en la alfabetización informativa para asegurar que estén preparados para utilizar los datos en la toma de decisiones. La percepción es que los jóvenes que crecen con acceso a la tecnología omnipresente pueden utilizar los datos de manera fácil y eficaz; sin embargo, un informe reciente sobre la alfabetización informática descubrió que “el 60% de los trabajadores estadounidenses de 16 a 24 años -personas que se han criado rodeadas de tecnología- están abrumados por los documentos deben leer y analizar como parte de sus trabajos

El tema de la National Library Week en 2020 es “Encuentra la biblioteca en tu lugar”. (El tema se cambió de “Encuentre su lugar en la biblioteca” para reflejar el panorama alterado de la pandemia COVID-19 y destacar cómo las bibliotecas están ofreciendo servicios virtuales y contenido digital que sus comunidades necesitan más que nunca). Toma como referencia la iniciativa presidencial “Finding Your ALA,” (Encuentra tu ALA) de la presidenta de ALA, Wanda Kay Brown, que tiene como objetivo promover el valor de las bibliotecas a través de una lente de justicia social e inclusión. Al comienzo de su mandato, Brown escribió en American Libraries, “Las bibliotecas son esenciales para la salud de nuestra democracia, nuestras comunidades y nuestro futuro”. Durante la semana del 19 al 25 de abril, los estadounidenses dedicarán un tiempo para homenajear a las bibliotecas y a los bibliotecarios que los conectan con los recursos que necesitan. Las bibliotecas proveen acceso gratuito a libros, recursos en línea y programación familiar. Las bibliotecas ayudan a apoyar el espíritu empresarial y el reciclaje de los trabajadores. La asistencia a los programas públicos gratuitos en las bibliotecas ha aumentado. Las bibliotecas ofrecen oportunidades para todos y, en muchos casos, un lugar seguro para estar.

Temas principales

Las bibliotecas de hoy en día están en el corazón de sus comunidades, ofreciendo recursos y programas educativos innovadores. El personal de las bibliotecas trabaja para crear una sociedad equitativa proporcionando acceso libre a la información precisa a todas las personas. En muchas partes del país, las bibliotecas públicas proporcionan el único acceso a la información a las comunidades subrepresentadas, marginadas y vulnerables. A menudo la biblioteca es el primer punto de contacto que conecta a las personas que tienen necesidades graves con otros organismos comunitarios.

Inclusión. ALA fue una de las 100 organizaciones nacionales voluntarias asociadas que participaron en el diseño de la  Truth, Racial Healing, and Transformation (TRHT), el proceso nacional y comunitario de la Fundación W. K. Kellogg para planificar y llevar a cabo un cambio transformador y sostenible y para abordar los efectos históricos y contemporáneos del racismo. Como parte de esta labor, la Oficina de Programas Públicos y la Oficina de Diversidad, Alfabetización y Servicios de Extensión de ALA convocaron nueve conferencias de bibliotecas, ayudando a los participantes a reconocer nuestra humanidad común, a reconocer la verdad de los errores del pasado y a construir las relaciones auténticas necesarias para comenzar a transformar las comunidades y cambiar nuestro discurso nacional.

Financiación federal. Las bibliotecas dependen de fondos federales para apoyar iniciativas a nivel local, estatal y federal. La mayoría de los fondos federales de las bibliotecas se distribuyen a través del Instituto de Servicios de Museos y Bibliotecas (IMLS) a cada estado mediante la Ley de Servicios y Tecnología de Bibliotecas (LSTA). El programa de subvenciones Innovative Approaches to Literacy (IAL) del Departamento de Educación de los Estados Unidos apoya a las bibliotecas escolares que trabajan para fomentar las habilidades de lectura en los primeros años más críticos del desarrollo de un niño. LSTA y IAL proporcionan una ayuda crucial, dando a las bibliotecas de todo el país el apoyo financiero que necesitan para servir a sus comunidades.