“Ningún ser humano es ilegal. Cambiemos ese encabezamiento en el catálogo de nuestras bibliotecas” : discurso del Premio “I Love My Librarian 2019” de la ALA, Jesús Alonso-Regalado

 

jesusalonsoregalado_ilovemylibrarianaward_2-1024x683-1

 

Ver vídeo en Youtube

Buenas tardes:

En primer lugar: gracias. Quiero expresar mi gratitud a quienes crearon este premio por sustentarlo en un sentimiento tan fundamentalmente necesario para la experiencia humana: el amor. Cada día se dan millones de interacciones de usuarios con bibliotecarios en todo el país. Este premio da visibilidad a estas conexiones. Cada vez que viajo a una ciudad o pueblo, visito sus bibliotecas. Son el mejor servicio público de este país y eso se debe en gran medida a ustedes, los bibliotecarios.

Desde muy joven en mi país, España, quise ser bibliotecario para poder conectar a la gente con la información que necesitan. Esta tarea, en todos sus detalles, es el principio básico de una profesión que me llena el corazón de alegría. Todos tenemos bibliotecarios a los que amamos, y si no lo hacen, entonces vayan a buscar uno. ¡Hay muchos por ahí! Los bibliotecarios que amo están en las trincheras, impactando cada día en la vida de la gente. Son generosos con el tiempo personal y fácilmente accesibles. Me siento afortunado de haber conocido y trabajado con bibliotecarios como esos. Dedico este premio a aquellos bibliotecarios que hablan, que son parte de sus comunidades y luchan incansablemente por ellas. También, como bibliotecario nacido y criado en otro país, me gustaría dedicar este premio a los bibliotecarios extranjeros que han desarrollado una carrera en los Estados Unidos. Contribuimos con entusiasmo a nuestras comunidades. Espero que las bibliotecas sigan contratándonos. Estoy agradecido de que mi universidad, UAlbany, lo haya hecho.

He tenido la suerte de desarrollar una carrera como bibliotecario especializado en los Estados Unidos. Creo en el valor del conocimiento de la materia y la experiencia lingüística en las bibliotecas. No podemos olvidar la importancia de construir colecciones únicas y sólidas que abarquen múltiples voces y perspectivas diferentes. Para lograrlo, debemos seguir desarrollando colecciones que incluyan materiales publicados en otros países y en otros idiomas. Agradezco que American Library Association (ALA) brinde apoyo para que sus miembros asistan a ferias de libros, como las de Guadalajara y Buenos Aires. Espero que ALA pueda ampliar estos programas que son esenciales para mantener la diversidad en nuestras colecciones.

Esta visión de desarrollar colecciones forma parte de mis prácticas de alfabetización informacional. ¿Cómo podemos desarrollar una investigación completa sobre la frontera entre EE.UU. y México sin acceso a fuentes mexicanas? ¿Cómo podemos comprender plenamente los movimientos sociales indígenas sin las fuentes primarias creadas por ellos?

Los estudiantes necesitan aprender a encontrar y evaluar recursos de otras culturas para entender la complejidad de sus proyectos de investigación. Los bibliotecarios debemos apoyar la enseñanza, el aprendizaje y la investigación en un entorno global cada vez más interconectado que no es exclusivamente en inglés. Seamos receptivos a las prácticas culturales de todo el mundo, como el enfoque creativo e intrépido del Sur Global para el acceso abierto.

Como bibliotecario universitario, no soy nada sin mis profesores y estudiantes. Gracias a nuestra continua colaboración, pudimos diseñar programas sostenibles de alfabetización informacional integrados en el plan de estudios que llegan a todos los estudiantes de los tres departamentos académicos que apoyo. La clave del éxito de los programas es diseñarlos junto a nuestros usuarios, no sólo para ellos.

Pero, ¿cómo puedes construir conexiones significativas con los usuarios? Mostrándoles empatía y proporcionándoles un espacio inclusivo, para que se sientan parte de nuestras bibliotecas. Si nos aman, es porque nosotros como bibliotecarios estamos comprometidos a construir conexiones duraderas con nuestras comunidades. Hay muchas formas concretas de demostrar nuestra dedicación al servicio de nuestras comunidades. Hoy, permítanme mencionar una. Puede que hayan oído hablar de los esfuerzos para cambiar el encabezamiento de materia “extranjeros ilegales”. Cambiémoslo en los catálogos de la biblioteca. Si sólo podemos hacer esto a nivel local por ahora, que así sea. Lo importante es tomar una posición: Ningún ser humano es ilegal.

Para terminar, al ganador del premio Nobel, Gabriel García Márquez, le preguntaron una vez: “¿Por qué escribes?” y dijo: “Escribo para ser amado”. Esto me hace preguntarme: “¿Por qué soy un bibliotecario?” ¿Por qué hago lo que hago?” Mi respuesta podría ser: “porque le da sentido a mi vida”. También me gustaría añadir: lo que me mantiene motivado y apasionado como bibliotecario es el amor y el aprecio de los estudiantes y la facultad. Ellos son la razón por la que estoy aquí hoy.

De todo corazón, gracias.

 

Aquí hay algunos enlaces a los comunicados de prensa que cubren las noticias.

Librarian’s knowledge, passion recognized with national award from News at the University at Albany, SUNY.

Todos tenemos bibliotecarios que amamos, y si no los tienes, ve a buscar uno from Universo Abierto.

Jesús Alonso-Regalado from “I Love My Librarian Award”