La biblioteca visible: cómo mejorar la imagen y aumentar la visibilidad de la biblioteca universitaria

 

charleston-whitepaper-cover

 

The visible library: 5 ways to see and be seen in your university community. Routledge, 2020

Texto completo

Ver también vídeo

Estrategias para mejorar la visibilidad de la biblioteca en los medios sociales

 

Una preocupación compartida por los bibliotecarios universitarios es cómo mantener la biblioteca relevante y cómo promoverla como un espacio activo, orientado a las soluciones, social y altamente visible en el contexto de su comunidad.

 

Para ello se recogieron diversos testimonios de conversaciones con bibliotecarios que ofrecieron algunas pautas que aquí se recogen:

1. Diviértete. Mostrando el lado más desenfadado de tu biblioteca atraerás a la gente. Establece conexiones emocionales duraderas y genera un grupo de ardientes defensores de la biblioteca.

  • Consigue más dando más. Cuanto más ofrezcas, más beneficios tendrás de tu comunidad de usuarios
  • Redefine tu espacio. Anima a los usuarios a utilizar las bibliotecas y sus espacios, a reunirse en ella, a generar  ideas, y a producir contenidos de alta calidad a través del trabajo cooperativo. Crea un un “espacio de innovación” a través de grupos definidos de intereses concretos, lo que atraerá a más gente a la biblioteca
  • Usa la tecnología. Haz que la gente hable de las capacidades tecnológicas de la biblioteca.

2. Socialízate. Haz que la biblioteca sea “el lugar para cualquier propuesta”. Si tienes cosas emocionantes que decir, dilo a través de los canales que te ayudarán a llegar a las personas adecuadas en los momentos adecuados.

  • Compartir la riqueza del conocimiento. Comunica regularmente la información relevante a través de tus listas de contactos de redes sociales o por medio del correo electrónico.
  • Hazte social. Centraliza tu estrategia a través de medios presenciales o medios sociales para que todos estén representados.
  • Estar donde están. Llega a tus usuarios clave en los lugares, canales y formatos en los que también están ellos.

3. Ser “Biblioteca del equipo”. Se el mayor animador de tu biblioteca. Atrae a la gente a tu biblioteca tomando la iniciativa y llevando la conversación sobre la biblioteca fuera de la biblioteca.

  • Piensa en los usuarios de la biblioteca como si fueran clientes. Cambia su perspectiva para fomentar los intereses de sus interacciones diarias.
  • Desconéctate La interacción cara a cara o por teléfono añade un toque personal.
  • Déjate ver. Si es apropiado y factible, asiste a los eventos de otros departamentos. Eso te permitirá conocer mejor tu universidad desde el punto de vista de los demás, y además será importante para el resto de los departamentos tu interés y presencia en sus actividades.

4. Inspirar a los estudiantes. Llama la atención de los estudiantes, gánate su confianza y aprovecha los beneficios que conlleva. Muéstrales las ventajas de la biblioteca, y déjales que se lo cuenten a sus amigos. Una alianza con los estudiantes puede traer un flujo de estudiantes que utilicen sus recursos y reconozcan el valor que la biblioteca añade a su comunidad.

  • Hazlos creyentes. Deje que los estudiantes más entusiastas sean los mejores promotores de los servicios de la biblioteca
  • Promueve las ventajas. Anima a los estudiantes a aprovechar los beneficios gratuitos o de bajo costo que proporciona la biblioteca.
  • Haz que tu voz sea escuchada. Alinea tu biblioteca con las organizaciones del campus a las que los estudiantes ya acuden para obtener información.

5. Sintoniza con el profesorado. Los profesores e investigadores también son usuarios de la biblioteca. Satisfacer sus necesidades tiene un impacto duradero en la reputación de la biblioteca y de los profesionales que trabajan en ella. Los miembros del profesorado que sienten una verdadera conexión con la biblioteca y los bibliotecarios es probable que nos consulten a menudo, que aprendan sus procesos o informen a los gestores de la universidad sobre lo indispensable que es la biblioteca para su desarrollo profesional.

  • Busca puntos de acuerdo. Cuando un docente plantea una queja, usa tus recursos para ayudar a encontrar una solución.
  • Reciprocidad. Los bibliotecarios y profesores de la universidad tienen mucho que enseñar y aprender los unos de los otros.
  • Colaboración. Ayudar a un docente puede generar un vínculo de confianza con la biblioteca que en muchas ocasiones se convierte en un apoyo de por vida.

 

Conclusión

A través de diferentes conversaciones, se pidió a bibliotecarios universitarios que señalaran los factores clave que hacen que sus bibliotecas prosperen. Informaron que el aspecto más valioso e irremplazable de una biblioteca es la propia biblioteca, su existencia como espacio físico. Frente a los recursos cada vez más en formato electrónicos, frente a los presupuestos en crisis y a las búsquedas ubicuas en Internet, los usuarios de las bibliotecas siguen informando de que ven (y recurren) a las bibliotecas como lugares.

 

Un pensamiento en “La biblioteca visible: cómo mejorar la imagen y aumentar la visibilidad de la biblioteca universitaria

  1. Pingback: ICYMI: FEBRUARY 2020 - Seminar on the Acquisition of Latin American Library Materials

Los comentarios están cerrados.