Una pequeña biblioteca libre para perros

stick-library-dogs-andrew-taylor-4-5df789ca7aff6__700

 

Un hombre en Australia decidió crear una ‘biblioteca de palos’ y colocarla en el parque para que todos los perros locales pudieran pedir prestado un palo para jugar.

 

Una de las cosas que más felices hacen a los perros son los palos. Así que el dueño de un perro, un hombre de 59 años llamado Andrew Taylor de Kaiapoi, Nueva Zelanda, decidió crear una «biblioteca de palos» y colocarla en el parque para que todos los perros locales pudieran pedir prestado un palo para jugar. Grabó en la caja el rótulo «Stick Library», alentando a las personas a que una vez se utilizarán devolverlos cuando el perro terminara de jugar. Los dueños de perros locales adoraron la idea.

El hombre que vive en Kaiapoi, Nueva Zelanda, recolectó unos cuantos palos después de podar lis árboles que tiene en su casa. Los lijó para que fueran suaves y limpios para los perros, y luego procedió a hacer una caja para colocar las ramitas.

Los dueños de perros adoraron la idea tam simple, pero muy útil; ya que todos que tenemos mascotas hemos experimentado en alguna ocasión la búsqueda de un buen palo para que juegue el perro en el parque, que no siempre es fructífera. Por eso grabó en la caja la palabra «biblioteca» que implica el concepto de préstamo temporal y posterior devolución,  según palabras del propio creador.