La Biblioteca Pública de Vancouver centro de acogida para personas sin hogar en la época de bajas temperaturas

 

homelesslibrary

 

En Vancouver, y en toda Norteamérica, las bibliotecas urbanas son más que un lugar para pedir películas y libros prestados. Para las personas que no tienen domicilio fijo o que viven en viviendas vulnerables, las bibliotecas son lugares donde buscar refugio, mantenerse en contacto con sus seres queridos e incluso descansar, aunque sea por poco tiempo. También proporcionan información sobre recursos comunitarios como lugares para encontrar comidas gratis o a bajo costo, encontrar ropa y tomar siestas y duchas.

La ciudad de Vancouver (Canadá) ha capacitado cuatro locales, entre los que se encuentra, a Biblioteca Pública de Vancouver, para acoger a las personas sin hogar durante la época de más bajas temperaturas. Los locales permanecerán abiertos toda la semana en la que se prevé que las temperaturas alcanzarán -5 º C

Los usuarios de los centros de “acogida” pueden acudir a estos y traer consigo a sus mascotas, bicicletas y carros. Además se les ofrecen bebidas calientes y aperitivos, aquellos que tengan su propia ropa de cama podrán dormir en el centro. De este modo las bibliotecas se conforman como plataformas sociales.

También las bibliotecas les proporcionan información sobre recursos comunitarios, como lugares para encontrar comidas gratis o a bajo costo, disponer de ropa y donde poder tomar una siesta y una ducha. Así, la biblioteca se asocia con la organización sin fines de lucro Ready To Rent BC, un programa de alfabetización en materia de vivienda destinado a educar a las personas sobre sus derechos como inquilinos, los derechos de los propietarios y cómo encontrar, presupuestar, asegurar y mantener una casa de alquiler.

Tanto las bibliotecas de Vancouver como Victoria han adoptado la idea de que una biblioteca pública puede desempeñar un papel social importante en la vida de los ciudadanos vulnerables. Beth Davies, gerente de servicios vecinales de la Biblioteca Pública de Vancouver, dice que los miembros del personal a menudo visitan lugares como bancos de alimentos o centros de desintoxicación para ver qué tipos de programas o servicios bibliotecarios podrían aportar a la gente. Ese tipo de compromiso con la comunidad recientemente llevó a la Biblioteca Pública de Vancouver a crear un nuevo tipo de tarjeta de biblioteca que permite a las personas sin domicilio permanente acceder a todas las sucursales de la ciudad. Además de programar eventos y ofrecer espacio para organizar sesiones informativas en reconocimiento del papel crucial que juega la vivienda en la vida de las personas.

shelters

 

El hecho de que las bibliotecas públicas tiendan a ser lugares de reunión para las personas de bajos ingresos no es un fenómeno nuevo. La principal sucursal de la Biblioteca Pública de San Francisco en el centro de la ciudad ha sido durante mucho tiempo un centro para los usuarios que no tienen hogar, personas adictas a sustancias o con problemas de salud mental. En 2008, la Biblioteca Pública de San Francisco se convirtió en la primera en los Estados Unidos en contratar a una trabajadora social de tiempo completo, Leah Esguerra, para para atender a los usuarios que habían comenzado a ver la biblioteca como un refugio de facto para personas sin hogar. Otras bibliotecas en los Estados Unidos siguieron el ejemplo, con trabajadores sociales, enfermeras y trabajadores de extensión contratados para trabajar en bibliotecas públicas en Salt Lake City, Tulsa y Sacramento, por nombrar algunas.

Aquí os dejamos un este kit de herramientas diseñado para ayudar a los bibliotecarios y al personal de la biblioteca a crear servicios de biblioteca significativos para las personas que están sufriendo la falta de un hogar. Se trata de un conjunto de consejos y herramientas de la Mesa Redonda de Responsabilidades Sociales y Oficina de Servicios de Alfabetización y Extensión de la American Library Association (ALA) que pueden utilizar los bibliotecarios para atender adecuadamente a personas que han perdido su hogar.

Extending Our Reach: Reducing Homelessness Through Library Engagement: Tips and tools you can use from the American Library Association’s
Social Responsibilities Round Table and Office for Literacy and Outreach Services. Chicago: ALA,

Texto completo

The Librarian’s Guide to Homelessness