Más de 400 mayores aprenden a detectar estafas y a utilizar aplicaciones cotidianas

Ang, Shermaine. «Over 400 Seniors Learn How to Spot Scams, Use Everyday Apps at Smart Nation Grandparents’ Day Event». The Straits Times. 28 de noviembre de 2022. https://www.straitstimes.com/singapore/over-400-seniors-learn-how-to-spot-scams-use-everyday-apps-at-smart-nation-grandparents-day-event.

Más de 400 personas mayores aprendieron a utilizar aplicaciones cotidianas como PayLah y Singpass, así como a detectar señales de estafa, en un acto celebrado el lunes en la Biblioteca Nacional con motivo del primeDía de los Abuelos.

Asistieron a charlas y recibieron formación individualizada sobre el uso de los servicios públicos digitales en el acto organizado por Smart Nation Digital Government Office. El objetivo pretende que los mayores adopten la tecnología en su vida cotidiana.

El programa se basó en una encuesta realizada en septiembre por el organizador entre más de 100 singapurenses para averiguar qué quieren los mayores de los servicios digitales y cómo puede ayudar la tecnología a estrechar los lazos familiares.

Los resultados mostraron que los encuestados querían que la generación de más edad aprendiera a utilizar sus teléfonos inteligentes y a evitar estafas. Los encuestados también dijeron que actividades como hacer vídeos y digitalizar álbumes de fotos podrían fomentar las relaciones intergeneracionales. Los mayores de 60 años encuestados dijeron que no sabían qué aplicaciones utilizar para conectar con la generación más joven aparte de WhatsApp y que querían aprender más.

Es fácil perder el contacto con familiares que no han seguido el ritmo de los cambios. Y para algunos, seguir únicamente en el mundo analógico puede convertirse en un lugar cada vez más solitario. El apoyo de la familia es fundamental para que los mayores se adapten a la digitalización en su vida cotidiana.

Los mayores recibieron consejos sobre ciberseguridad en una charla el lunes. Entre ellos, tener una contraseña que sea una frase en lugar de una sola palabra, y no introducir información sensible en línea cuando se utiliza Wi-Fi gratuito, ya que los hackers podrían estar suplantando una red pública para obtener los datos de los usuarios.

También pueden acudir a centros comunitarios y bibliotecas públicas para sesiones individuales con un embajador digital.