Clarivate introduce un nuevo indicador de impacto como alternativa al Factor de Impacto, que tiene en cuenta las citas promedio durante 3 años

Journal impact factor gets a sibling that adjusts for scientific field By Cathleen O’GradyJun. Nature, 30, 2021

Texto completo

Los investigadores frecuentemente aluden al factor de impacto de las revistas de Clarivate Analytics, diciendo que la métrica, que informa el promedio de citas por artículo, tiene fallas metodológicas que respaldan comparaciones engañosas de revistas e investigadores. Hoy, la compañía dio a conocer una métrica alternativa que mejora algunos de estos defectos al permitir comparaciones más precisas entre revistas en diferentes disciplinas.

El anuncio se produce como parte del lanzamiento de la compañía en 2021 de su base de datos Journal Citation Reports que Incluye los últimos factores de impacto de revistas y otros análisis de revistas. Entre estos se encuentra el nuevo indicador JCI, que promedia las citas recopiladas por una revista durante 3 años de publicación, en comparación con los solo 2 años del factor de impacto. Es más, Clarivate dice que la JCI recoge revistas no cubiertas por el factor de impacto, incluidas algunas de Artes y Humanidades, así como revistas regionales o de campos científicos “emergentes”. 

JCI es “un paso adelante” y “más vale tarde que nunca”, dice Henk Moed, bibliométra y editor en jefe de la revista Scholarly Assessment Reports. Su principal avance, explica, no es nuevo en absoluto: durante décadas, los investigadores en bibliometría han estado desarrollando métodos para comparar el impacto de las citas entre disciplinas. Por ejemplo, los artículos de matemáticas citan generalmente solo un puñado de fuentes, los artículos de bioquímica suelen tener listas de citas con docenas o incluso cientos de entradas. Entonces, “no es un signo de calidad que los artículos de bioquímica se citen más”, dice Moed. Los factores de impacto, que simplemente suman las citas sin tener en cuenta la norma en un campo, pasan por alto este hecho.

Por esa razón, en 2010, Moed desarrolló la metodología para una métrica diferente, -Source Normalized Impact by Paper (SNIP)- que fue adoptada por el gran competidor de Clarivate, el gigante editorial Elsevier, en su índice de citas Scopus.

JCI de Clarivate, que utiliza una metodología diferente, proporciona una métrica similar a SNIP para las revistas en su base de datos Journal Citation Reports. Eso fortalecerá la posición de Clarivate en el mercado, dice Moed.

Pero el anuncio de Clarivate deja mucho que desear, incluida la transparencia, dice Marianne Gauffriau, bibliotecaria de investigación de la Biblioteca de la Universidad de Copenhague. El informe técnico de la compañía que describe la nueva métrica no cita ninguna de la literatura sustancial publicada por bibliometras a lo largo de los años.

También existe el riesgo de que, al igual que el factor de impacto, el JCI se utilice de forma inapropiada, dice Gauffriau. Con frecuencia, los evaluadores de premios y otras decisiones utilizan esas métricas para juzgar la producción académica de investigadores, instituciones y publicaciones individuales, una práctica que a menudo es criticada por los bibliometras como una forma defectuosa de juzgar la calidad.

Clarivate ha tratado de evitar el uso indebido de JCI desde el principio, dice Martin Szomszor, director del Instituto de Información Científica de la compañía. Ha dejado claro al describir el JCI que no está diseñado para evaluar investigadores individuales.

Es poco probable que JCI sustituya al factor de impacto de las revistas a corto plazo, dice Szomszor. Clarivate esperará para ver su aceptación, dándole la oportunidad de desarrollarse como una opción paralela.