Cómo combatir la desinformación: estrategias de empoderamiento de la ciudadanía digital

Cómo combatir la desinformación: estrategias de empoderamiento de la ciudadanía digital. Digital Future Society, 2020

Texto completo

La difusión de información falsa o engañosa no es una táctica nueva ni simple. Ha sido una práctica habitual desde tiempos inmemoriales, sobre todo en el ámbito de la política. Sin embargo, a medida que la sociedad se embarca en la cuarta revolución industrial, el fenómeno ha evolucionado considerablemente, y la desinformación en la esfera digital es cada vez más difícil de detectar, clasificar y contrarrestar.

Cuando a finales de 2016 el Oxford Dictionaries incluyó la palabra posverdad,14 se hizo patente que las sociedades de todo el mundo se enfrentaban a un importante cambio de paradigma en el que términos como “hechos alternativos” pasaban a estar oficialmente en el orden del día.15 Este cambio no sólo refleja la transformación de la sociedad, sino también el declive de un ingrediente esencial para la cohesión social: la confianza. Estos cambios alimentan la propagación de la desinformación, es decir, el intercambio deliberado de información falsa o engañosa con la intención de hacer daño. Es un hecho particularmente preocupante, ya que el acceso a la información es una forma de empoderamiento de la ciudadanía, cuya capacidad para participar en cuestiones de interés público, desde el cambio climático hasta la igualdad de género, depende de la cantidad de conocimientos concretos que posea. En ese sentido, las tecnologías, como las redes sociales, desempeñan un papel crucial porque facilitan el acceso a la información y a los procesos de sensibilización al estimular la participación ciudadana. Con el fin de promover el empoderamiento de la ciudadanía en la era de la desinformación, este informe trata de explicar qué es la desinformación, por qué sus efectos son tan perjudiciales y cómo pueden los responsables de formulación de políticas hacer frente a sus consecuencias negativas. Partiendo de la premisa de que se puede y se debe empoderar a la ciudadanía si se mejora la producción, el consumo y la circulación de la información, este informe analiza en profundidad dos cuestiones:

• ¿Qué instrumentos, iniciativas y políticas actuales ayudan a la ciudadanía a formarse un mejor criterio a la hora de consumir información?
• ¿Cómo transmitir mejor a los responsables de formulación de políticas y los
profesionales enfoques sistémicos que les permitan hacer frente a largo plazo a la
desinformación?

Para responder a estas preguntas, la investigación se centra en el análisis de cinco casos de iniciativas puestas en marcha por diversos actores que tratan de hacer frente al problema de la desinformación desde una perspectiva multidimensional. Este informe trata de profundizar en un tema que ha pasado a ser esencial para nuestras democracias.

Digital Future Society es una iniciativa transnacional sin ánimo de lucro que conecta a responsables políticos, organizaciones cívicas, expertos académicos y empresarios para explorar, experimentar y explicar cómo las tecnologías se pueden diseñar, usar y gobernar, a fin de crear las condiciones adecuadas para una sociedad más inclusiva y equitativa. Nuestro objetivo es ayudar a los responsables políticos a identificar, comprender y priorizar los desafíos y las oportunidades fundamentales, ahora y en los próximos diez años, en relación con temas clave que incluyen la innovación pública, la confianza digital y el crecimiento equitativo.