¿Cómo las bibliotecas universitarias han apoyado a sus investigadores durante la pandemia?

 

remote-access-to-research-1-1

How Research Libraries Are Supporting Research During Remote Operations by Jessica Aiwuyor | ACRL, July 13, 2020

Ver completo 

 

La pandemia de COVID-19 ha provocado el cierre temporal de muchos campus. Estos cierres han afectado en gran medida el acceso a los laboratorios y materiales de investigación. Con el fin de garantizar la continuación de la investigación vital, las bibliotecas, incluidas las Bibliotecas de la Universidad Estatal de Penn, las Bibliotecas George A. Smathers de la Universidad de Florida y las Bibliotecas de la Universidad Estatal de Ohio, comparten una amplia gama de información y habilidades para ayudar a que la investigación continúe durante la pandemia.

Penn State progrmoprogramó una serie de seminarios en línea de Investigación de habilidades de datos el 23 de abril de 2020. La serie de seminarios fue una oportunidad para que los investigadores y usuarios de la biblioteca mejoren y adquieran nuevas habilidades en las áreas de gestión de datos, análisis, visualización y uso compartido. La serie se programó hasta el 4 de junio de 2020, con dos seminarios cada semana. El primer seminario se tituló, “Cómo crear un plan de gestión de datos para tu tesis”.

Además,  las Bibliotecas de la Universidad de Penn State crearon una plantilla para que los estudiantes graduados la usen mientras trabajan en sus tesis. Otros seminarios se centraron en cómo organizar los datos, cómo escribir archivos “readme” y cómo encontrar un lugar para publicar los datos. Las bibliotecas también organizaron un panel que explica el trabajo de los conservadores de datos, para mejorar la comprensión de ese trabajo entre los estudiantes graduados, investigadores y conservadores.

Los investigadores de la Universidad de Florida enfrentan un desafío similar porque los estudiantes graduados, los investigadores postdoctorales y los técnicos de laboratorio no han podido estar en sus laboratorios. Las Bibliotecas George A. Smathers fueron abordadas primero por la Oficina de Investigación de la Universidad de Florida. La gente necesitaba cursos de investigación y oportunidades de aprendizaje. La pandemia de COVID-19 presentó el momento perfecto para adquirir nuevas habilidades que algunos investigadores no tenían tiempo antes.

Las Bibliotecas George A. Smathers ofrecieron sesiones que cubrieron una variedad de temas. Algunas de las sesiones incluyeron “Introducción a Tableau” e “Introducción a la gestión de datos”, con 45–50 personas por sesión de clase. También cubrieron revisiones de literatura que comenzaban en el nivel introductorio que abarcaba una serie de seis partes sobre revisiones sistemáticas. Otras sesiones populares cubrieron cómo medir el impacto de la investigación y una clase de terminología médica. Además, los miembros del equipo de Consultoría y Servicios de Investigación Académica (ARCS) de las Bibliotecas Smathers se asociaron con UF Research para ofrecer una Serie de Seminarios de Verano de 22 sesiones sobre la conducción responsable de los temas de investigación como parte de un nuevo programa de certificación.

Bibliotecas de la Universidad Estatal de Ohio también han continuado brindando acceso a materiales de investigación a través del aprendizaje a distancia y la enseñanza en línea con un enfoque centrado en incluir a la comunidad en general. A medida que se difundió la noticia sobre el brote de COVID-19 y el campus comenzó rápidamente la transición al aprendizaje en línea, Danny Dotson, profesor asociado y jefe de la Biblioteca de Geología, se centró en cómo podría conectar de manera más rápida y eficiente a los estudiantes e instructores con los recursos que necesitaban. para seguir aprendiendo y trabajando. Se dio cuenta de que los instructores del Centro de Aprendizaje de Matemáticas y Estadística, que normalmente trabajarían en tutoría presencial para los estudiantes, ahora tendrían el obstáculo adicional de tratar de guiar a los estudiantes hacia los recursos.

Para ayudar, Dotson está trabajando con los instructores para mejorar la visibilidad de los recursos de acceso abierto y en la biblioteca que pueden ser utilizados por los estudiantes que necesitan asistencia adicional, que conectó con la plataforma de aprendizaje de la universidad.

Se conectó con Can’t Stop Columbus , un movimiento voluntario de todo el estado, para crear recursos para la comunidad, después de reconocer a uno de los organizadores como alguien con quien había trabajado en otros proyectos. Utilizando sus habilidades como investigador y bibliotecario, ha localizado y compartido materiales de código abierto con información sobre cómo reparar equipos de protección personal más antiguos, cómo limpiar y desinfectar máscaras faciales, y especificaciones para construir nuevos. También ha reunido recursos de aprendizaje gratuitos para padres que ahora ayudan a sus hijos a navegar en línea.

Durante las últimas dos décadas, las bibliotecas de investigación han estado a la vanguardia del acceso a materiales digitales. En consecuencia, la infraestructura de muchas bibliotecas de investigación ha sido preparada para circunstancias no convencionales que requieren aprendizaje digital, distancia e investigación. Cada vez más instituciones reconocen la experiencia tan necesaria que ofrecen las bibliotecas de investigación. La pandemia de COVID-19 está poniendo de relieve la necesidad de las bibliotecas de investigación y su valor para la apoyar a la investigación y a los investigadores.