Las mujeres visitan las bibliotecas casi el doble de veces que los hombres

ipes

 

A pesar de la proliferación de actividades digitales en las últimas dos décadas, incluidos los libros digitales, podcasts, servicios de entretenimiento en línea y juegos, las bibliotecas se han mantenido como un lugar que los estadounidenses visitan cada mes. Ya sea porque ofrecen servicios como Wi-Fi gratuito, alquiler de películas o actividades para niños, las bibliotecas son los lugares culturales y de ocio que más utilizadas por adultos jóvenes, mujeres y residentes de hogares de bajos ingresos.

 

Con datos recogidos a través de una encuesta sobre hábitos de consumo cultural llevada a cabo por Gallup entre el 2 al 15 de diciembre de 2019,  visitar la biblioteca sigue siendo la actividad cultural más común en la que participan los estadounidenses. El promedio de visitas a la biblioteca es de 10.5 veces según lo que dicen los adultos estadounidenses en 2019 supera su participación en otras ocho actividades de ocio comunes. Curiosamente, las mujeres visitan las bibliotecas casi el doble de veces que los hombres.

Los estadounidenses dicen asistir una media de cuatro veces al año a espectáculos de música en vivo, eventos teatrales y parques nacionales o históricos.  VIsitan museos y casinos de juego 2.5 veces al año. Acuden a parques de atracciones o temáticos 1.5 veces y a zoológicos 0.9) que son las actividades menos comunes entre sus preferencias culturales.

Los hombres y las mujeres informan que realizan la mayoría de las actividades aproximadamente al mismo ritmo, pero hay algunas diferencias clave:

  • Las mujeres informan que visitan la biblioteca casi el doble de veces que los hombres, 13.4 y 7.5 visitas respectivamente.
  • Los hombres tienen más probabilidades que las mujeres de visitar casinos, asistir a eventos deportivos y visitar parques nacionales o históricos.

Además, en casi todas las medidas, las tasas de actividad promedio más altas se encuentran entre el grupo de edad de 30 a 49 años, mientras que las más bajas se encuentran entre los 65 y mayores.

La actividad de los adultos de mediana edad es particularmente superior en términos de asistencia a eventos deportivos en vivo. Su asistencia promedio fue de 7.4 eventos durante el año, más del doble que la de los más jóvenes y superando a los adultos mayores en más de tres visitas. Esto tiene que ver también con una mayor estabilidad financiera.

También, los adultos estadounidenses de 18 a 29 años visitan la biblioteca mucho más que todos los grupos de mayor edad.

En general, los estadounidenses que viven en hogares de altos ingresos informan que realizan más actividades, mientras que los estadounidenses en hogares de bajos ingresos son los que menos participan. Por el contrario, la biblioteca, que es gratuita y ofrece una variedad de servicios que incluyen WiFi, es visitada principalmente por adultos en hogares de bajos ingresos y menos por adultos en hogares de altos ingresos.

En el caso de hogares con niños, los adultos con niños en su hogar asisten a eventos deportivos en vivo y van al cine aproximadamente dos veces o más que los adultos que no tienen hijos. Mientras que los adultos que no tienen hijos en su hogar asisten a espectåculos de música en vivo o eventos teatrales con más de frecuencia que los adultos que tienen niños en sus hogares.

Muchos son los factores que determinan cómo los estadounidenses pasan su tiempo libre, los medios financieros y la edad son casi determinantes. Pero los intereses personales de uno también influyen en tales decisiones, que pueden tener lugar en actividades que muestran diferencias de género significativas, como es el hecho de asociarse a un club de lectura en la biblioteca local, donde predominan las mujeres, o a las actividades que son más populares en ciertas partes del país.