Tchonté Silué: una joven marfileña organiza una biblioteca en su comunidad

 

bars-vie-books-cote-divoire-youth-day-centre-eulis-3

Tchonté Silue leyendo a los niños de su comunidad

 

En Costa de Marfil, Tchonté Silué, de 25 años de edad, ha abierto una biblioteca en un barrio popular de Abidján para que los niños desfavorecidos puedan leer…. y mucho más, Tchonté siempre intenta imaginar diversas actividades: lectura, clases de informática, talleres de dibujo, manualidades, salidas al jardín botánico, cine… En 2017, la joven marfileña sólo tenía 23 años cuando creó una biblioteca, llamada Centre Eulis (su apellido al revés) en Yopougon, una comuna desfavorecida de Abidján donde creció. Su objetivo es crear muchos más centros como este en su país y en el resto de África. 

 

 

Hace unos días en un Encuentro celebrado en Casa Áfríca en las Palmas de Gran Canaría, tuve el placer de conocer a Tchonté Silue, una joven marfileña de 25 años apasionada por la lectura, la escritura, los viajes y la educación. Una defensora de la juventud de Unicef de Costa de Marfil y fundadora del Centro Eulis en Yopougon. En 2017, fue reconocida como la mejor bloguera de Costa de Marfil en los Premios E-voir por su blog “Les Chroniques de Tchonte” y en 2018 recibió el Premio Impacto Social en los Premios Adicom por su trabajo en Centre Eulis. El Centre Eulis es un centro educativo que ayuda a los jóvenes marfileños a descubrir el mundo a través de libros, que organiza talleres y excursiones. Tchonte escribe  principalmente en blogs sobre los libros que lee y su apuesta para mejorar la educación en Costa de Marfil a través de Centre Eulis. Tiene una Maestría en Emprendimiento Social de Hult International Business School y una Licenciatura en Finanzas de Georgia State University.

Mientras trabajaba en su maestría, desarrolló interés en la educación. Sus clases eran interactivas, donde los estudiantes trabajaban en proyectos de equipo para proponer soluciones a problemas de su comunidad. Empezó a soñar con un sistema de educación inclusivo e interactivo en Costa de Marfil que crearía generaciones de solucionadores de problemas en lugar de buscadores de empleo. Cuando empezó a trabajar enseñando en su antigua universidad y cobrar algo de dinero creo el Centro Eulis, un espacio educativo destinado a ayudar a los niños a descubrir el mundo a través de libros, excursiones y talleres educativos. El centro se abrió al público en abril de 2017 y actualmente ofrece aproximadamente 1.500 libros.

La biblioteca, que se encuentra en un estudio de diez metros cuadrados, alberga tanto la colección “Barbie” como libros infantiles de autores africanos, o libros extranjeros que permiten a los niños “descubrir otras culturas”. El dinosaurio del Kilimanjaro o “El oro azul de los tuaregs” de Donald Grant son muy populares entre los niños. Algunas estanterías están dedicadas a las novelas para adultos, desde Albert Camus hasta Harlan Coben en inglés. El centro cuenta con una decena de voluntarios. Tchoté utiliza las redes sociales para presentar las actividades del centro, sus visitantes curiosos y los eventos que tienen lugar allí, y cuenta la historia del entusiasmo de los jóvenes de Yopougon, que descubren las alegrías de la lectura. En Yopougon, una ciudad de 621.180 habitantes, el Centro Eulis representa, por tanto, un marco ideal para los estudiantes que no tienen a menudo la oportunidad de disfrutar de la lectura, convirtiéndose en una contribución real a la lucha perpetua que muchos Estados africanos están llevando a cabo: dar a los jóvenes ciudadanos la mejor educación posible.

 

euli4

 

A veces, el Centro Eulis viaja en un carrito lleno de libros para conocer a la gente de Yopougon, niños y adultos por igual. Es una campaña para promover y popularizar la lectura para no dejar a nadie fuera. Y comenta “La educación es el arma más poderosa que se puede usar para cambiar el mundo como decía Nelson Mandela, entonces los libros son los mejores misiles.”

El objetivo del proyecto era para proporcionar un espacio de aprendizaje abierto a la gente de su vecindario. Yopougon es conocido sobre todo por sus bares y otros espacios para beber, pero carece de espacios donde los niños puedan seguir aprendiendo después de la escuela. Según sus propias palabras  “Quiero que Centre Eulis sea ese lugar donde les guste estar y aprender”.  Para ello contó con el apoyo de otras personas, su padre le facilitó el local, y a través de su labor en medios sociales pidió ayuda a través de redes a otras personas y organizaciones para conseguir los libros. El principal desafío fue conseguir que la gente aprovechara realmente los recursos y leyera. Así que decidió centrarse en los alumnos de las escuelas primarias y secundarias de la zona, y empezó a organizar sesiones de lectura en la calle para promocionar la biblioteca. también organiza salidas al cine y a museos para sacar a los niños de su entorno y aprender cosas nuevas. “Es increíble ver a los niños invitar a sus amigos, hermanos y hermanas a leer en la biblioteca. Creo que las generaciones más jóvenes necesitan adquirir habilidades de pensamiento crítico y amor por el aprendizaje. En un mundo que siempre está cambiando, sentarse en clase y asistir a clases no es suficiente. Necesitan salir a buscar información adicional y adaptarse a cada situación. También tenemos que animarles a que sean promotores del cambio en sus comunidades. Tenemos que estimular su curiosidad y ayudarles a tener una mente abierta” comenta Tchonté. Su objetivo es tener un centro como Eulis en cada lugar de su país y posteriormente extender el proyecto a toda África. El 23 de junio de 2017, Tchonté recibió el premio Lili Women Creative Award por su compromiso con la educación del Centro Eulis.

b1cc3f9b7d3afc212e923733e7555e8a

Tchonté Silué y Julio Alonso Arévalo en Casa África