La ALA decide eliminar el nombre de Melvil Dewey de su máximo galardón profesional

 

8fba48068e37f933788dca679d156bbe

Citando una historia de racismo, antisemitismo y acoso sexual, el Consejo de la Asociación Americana de Bibliotecas votó el 23 de junio a favor de eliminar el nombre de Melvil Dewey del máximo honor profesional de la asociación, la Medalla Melvil Dewey.

 

Melvil Dewey creó el sistema Dewey Decimal, estableció la primera escuela para la instrucción de bibliotecarios y fue uno de los fundadores de la American Library Association. Pero en junio de 2019, la ALA votó a favor de eliminar su nombre del premio anual de la ALA al «liderazgo creativo de alto nivel». Por qué? La ALA citó el racismo, el antisemitismo y el acoso en serie de Dewey hacia las mujeres.

Dewey era dueño de un club privado en Nueva York que excluía expresamente a judíos y afroamericanos. Cuando esa política fue publicada, Dewey recibió una reprimenda pública de la Junta de Regentes del Estado de Nueva York, y finalmente renunció a su puesto como bibliotecario del Estado en 1905. Alrededor de esa misma época, también fue censurado por la ALA por su acoso y abuso en serie a varias colegas bibliotecarias:

«… varias mujeres se quejaron de su comportamiento inapropiado hacia ellas, incluyendo besos no deseados, abrazos y caricias en público. La nuera de Dewey incluso se mudó de su casa porque se sentía incómoda con él.»

Los informes, acusaciones y una investigación sobre el comportamiento inapropiado y ofensivo de Dewey hacia las mujeres continuaron durante décadas después de su expulsión de la ALA. En 1930, se vió obligado a pagar 2.000 dólares para resolver una demanda de una ex secretaria que alegaba acoso sexual.

En pocas palabras, la Biblioteca del Congreso simplemente dice: «Su legado es complejo» a pesar de sus logros profesionales, su comportamiento personal fue reconocido como aborrecible durante su vida. En un artículo publicado el pasado mes de junio en American Libraries, Anne Ford se preguntaba por qué la ALA y la profesión bibliotecaria aún asocian su más alto honor con un hombre cuyo legado no se alinea con los valores fundamentales de la profesión.