¿Cómo pueden contribuir las bibliotecas al desarrollo de ciudades inteligentes?

Sidewalk_Labs_-_Public_Realm_Vision.jpg

IFLA: Smart Cities and Blockchain Development
How can libraries contribute?
By Robin Kear | August 26, 2019

Ver original

 

Las tecnologías digitales han abierto nuevas e interesantes maneras de hacer que las ciudades y comunidades en las que vivimos sean más limpias, fáciles y eficientes. Las ciudades inteligentes han visto una mejor organización del tráfico, nuevas oportunidades de negocio, servicios mejor adaptados y nuevas formas de pedir cuentas a los gobiernos locales. La biblioteca como una institución ciudadana por excelencia tienen importantes contribuciones en la planificación de ciudades inteligentes. Pero ¿Cuál es el papel de la biblioteca en la futura ciudad inteligente?

 

 

Según el informe de las Naciones Unidas The World’s Cities en 2018, el 55% de la población mundial vive en zonas urbanas, proporción que se espera aumente hasta el 68% en 2050. En la sesión del Congreso Mundial de Bibliotecas e Información de 2019 “Nuevas tecnologías para las bibliotecas: Ciudades Inteligentes y Cadena de Bloques”, preguntaron las secciones de Tecnología de la Información y Bibliotecas Metropolitanas de la Federación Internacional de Asociaciones de Bibliotecarios e Instituciones, “¿Cuál es el impacto de la urbanización para las bibliotecas, y dónde pueden aprovechar sus funciones comunitarias y profesionales para hacer frente al potencial y los desafíos en el desarrollo de ciudades inteligentes?

La urbanización y el crecimiento demográfico siguen ejerciendo presión sobre los gobiernos locales y federales para garantizar un entorno de vida sostenible. Con el apoyo de la tecnología y los datos, muchas ciudades están desplegando aplicaciones inteligentes y conectadas en el transporte y la movilidad, la seguridad pública, los servicios públicos y la atención sanitaria. Los componentes inteligentes de la ciudad incluyen la fabricación, el gobierno, la movilidad/Wi-Fi, los datos abiertos, los edificios, la energía y el transporte.

Doreen Appiah, oficial de programas de la Biblioteca Africana y Asociaciones e Instituciones de Información de Accra, Ghana, se refirió a las funciones que se espera que desempeñen las bibliotecas en el desarrollo de ciudades inteligentes. Describió los esfuerzos actuales del gobierno para digitalizar servicios como pasaportes, seguro nacional de salud, registro de tierras, planes de jubilación y pensiones y licencias de conducir. Las innovaciones empresariales relacionadas con las ciudades inteligentes incluyen los monederos móviles. Las soluciones gubernamentales inteligentes para el desarrollo incluyen el transporte, la gestión del tráfico, la gestión de residuos y los sistemas educativos. Appiah dijo que las bibliotecas de las ciudades inteligentes pueden identificar información tecnológicamente innovadora, “curar” la información para los ciudadanos y proporcionar acceso a la tecnología, un espacio seguro y programas de desarrollo de habilidades. Las bibliotecas deben sentarse a la mesa y contribuir a las discusiones de la ciudad, dijo.

Carme Galve-Montore, directora de la Biblioteca Jaume Fuster de Barcelona, España, habló de las ciudades inteligentes como oportunidades para las bibliotecas. La evolución de las ciudades y el desarrollo económico exige un modelo en el que las bibliotecas puedan formar parte del futuro de la planificación urbana. Las ciudades inteligentes significan que el crecimiento y la planificación urbana deben ser previsoras en materia de sostenibilidad, contratar a personas formadas en tecnología, planificar el crecimiento en la economía del conocimiento, proporcionar datos abiertos y practicar la toma de decisiones transparente. Las bibliotecas son instituciones de confianza en las ciudades, profundamente involucradas en sus relaciones con los ciudadanos, dijo Galve-Montore. Las bibliotecas están bien preparadas para ser socios urbanos, ya que han dispersado edificios, ofrecen tecnología pública, invierten en el aprendizaje a lo largo de toda la vida y proporcionan cohesión social. Introdujo un modelo de biblioteca inteligente centrado en servicios inteligentes, edificios y formación ciudadana. Las bibliotecas públicas deben trabajar especialmente con los gestores y planificadores urbanos y participar en las actividades políticas locales.

Las bibliotecas ofrecen un servicio universal y un espacio seguro y confiable para todos. Además, a través de la formación y el apoyo a las persopnas, pueden marcar la diferencia a la hora de proporcionar a las personas las habilidades y la confianza necesarias para sacar el máximo provecho de Internet.