Observatorio de la piratería y hábitos de consumo de contenidos digitales 2018

 

j05a9071

Observatorio de la piratería y hábitos de consumo de contenidos digitales 2018” . Madrid: Coalición de Creadores e Industrias de Contenidos y GfK, 2019

Texto completo

El estudio ha incorporado por quinto año consecutivo datos acerca de la incidencia de la piratería en las series de televisión y en las retransmisiones de partidos de fútbolademás de las fuentes de ingresos de las páginas web que ofrecen los contenidos pirateados, y ha segmentado por primera vez los accesos ilícitos a contenidos de prensa y partituras.

La piratería cae otro 3 %. En España cada vez se accede a menos contenidos ilícitos, aunque la piratería continúa en niveles elevados. En 2018 el número de los contenidos ilícitos a los que se accedió fue de 4.348 millones, lo que representa una disminución del 3 % respecto a 2017, y una disminución acumulada del 12 % respecto a 2015. El valor de dichos contenidos es de 23.918 millones de euros y el perjuicio para el sector alcanzó los 1.923 millones. Las arcas Públicas dejaron de percibir 638 millones de euros y se podrían haber creado 131.262 puestos de trabajo directos e indirectos. Estos son algunos de los principales datos que recoge el Observatorio de la piratería y hábitos de consumo de contenidos digitales 2018, elaborado por la consultora independiente GfK y presentado hoy por La Coalición de Creadores e Industrias de Contenidos.

Los porcentajes de individuos que realizan accesos ilícitos según tipo de contenido son: música (29 %), películas (32 %), videojuegos (12 %), libros (24 %), series (29 %), fútbol (11 %), prensa (10%) y partituras (2%).

Los millones de euros de lucro cesante causado por la piratería se desglosan del siguiente modo por industrias: Música 536M€, Películas 471M€, Series 167M€, Libros 215M€, Videojuegos 265M€, Fútbol 269M€, Prensa 247M€ y Partituras 18M€:

Más del 50 % de los consumidores que acceden a contenidos ilegales dicen “no saber distinguir entre las plataformas legales y las que no lo son”.

Además, entre los motivos expuestos destacan la “rapidez y sencillez de acceso” (51 %, frente al 43 % del año anterior) y la “ausencia de consecuencias legales” (31 % vs 25 %), los dos argumentos que más han crecido porcentualmente en el último año. También aumenta la motivación “no pago por un contenido que posiblemente luego no me guste” (43 % vs 41 %).

También aumenta el peso de las justificaciones “porque me urge acceder a la novedad y no quiero o no puedo esperar a que esté disponible legalmente” y “no estoy haciendo daño a nadie”, que este año llegan hasta el 28 % en ambos casos.

El 70 % de los usuarios que contratan internet tiene en cuenta principalmente que la velocidad de la conexión le permita acceder a contenidos con mayor rapidez, lo que supone dos puntos porcentuales más que en 2017. También ha aumentado el porcentaje de usuarios que valora especialmente la oferta concentrada (packs de ADSL o fibra más contenidos) a la hora de elegir a la compañía con la que contratar internet, que supone ya el 58 % (desde el 56 % de 2017 y el 51 % en 2016).