¿Cómo está cambiando la naturaleza del trabajo como resultado de los avances tecnológicos?

WDR-2019-cover-option-2.jpg

World Development Report 2019. The Changing Nature of Work. Washington D. C: Banco Mundial, 2019

Texto completo

Español

Inglés

 

El Informe estudia cómo está cambiando la naturaleza del trabajo como resultado de los avances tecnológicos actuales. Los temores de que los robots le quiten puestos de trabajo a la gente han dominado el debate sobre el futuro del trabajo, pero el Informe sobre el Desarrollo Mundial 2019 concluye que, en general, esto parece carecer de fundamento. El Informe analiza estos cambios y considera la mejor manera en que los gobiernos pueden responder. Invertir en capital humano debe ser una prioridad para los gobiernos a fin de que los trabajadores desarrollen las habilidades que se demandan en el mercado laboral.

El trabajo es constantemente remodelado por el progreso tecnológico. Las empresas adoptan nuevas formas de producción, los mercados se expanden y las sociedades evolucionan. En general, la tecnología brinda oportunidades, allanando el camino para crear nuevos puestos de trabajo, aumentar la productividad y prestar servicios públicos eficaces. Las empresas pueden crecer rápidamente gracias a la transformación digital, ampliando sus fronteras y remodelando los patrones de producción tradicionales. El auge de la empresa de plataformas digitales significa que los efectos tecnológicos llegan a más personas más rápido que nunca. La tecnología está cambiando las habilidades que buscan los empleadores. Los trabajadores necesitan ser mejores en la resolución de problemas complejos, el trabajo en equipo y la adaptabilidad. La tecnología digital también está cambiando la forma de trabajar de las personas y las condiciones en las que trabajan. Incluso en las economías avanzadas, el trabajo a corto plazo, que a menudo se realiza a través de plataformas en línea, plantea problemas similares a los que afrontan los trabajadores informales del mundo.

El Informe analiza estos cambios y considera la mejor manera en que los gobiernos pueden responder. Invertir en capital humano debe ser una prioridad para los gobiernos a fin de que los trabajadores desarrollen las habilidades que se demandan en el mercado laboral. Además, los gobiernos deben mejorar la protección social y hacerla extensiva a todas las personas de la sociedad, independientemente de las condiciones en las que trabajen. Para financiar estas inversiones en capital humano y protección social, el Informe ofrece algunas sugerencias sobre cómo los gobiernos pueden movilizar ingresos adicionales aumentando la base impositiva.