MobilityISDIgital: radiografía sobre los hábitos de transporte en ciudades como Madrid y Barcelona.

mobility

MobilityISDIgital 2018 El informe muestra una radiografía sobre los hábitos de transporte en ciudades como Madrid y Barcelona.

Texto completo

El informe realiza un retrato del uso de todos los tipos de transporte basado en las dos grandes urbes españolas, Madrid y Barcelona, para entender cómo a través de nuestra elección de transporte lo que compramos es tiempo y por ello le pedimos puntualidad, libertad, frecuencia, rapidez… cualidades que se enredan en las manecillas o los dígitos del reloj en nuestro afán de arañar alguna actividad más a cada jornada.

Rodeado por la polémica, causante de algunas de las más sonadas protestas frente a la
economía establecida y, sin embargo, en creciente adopción por parte de los ciudadanos:
así vive el segmento de los nuevos servicios digitales de movilidad urbana (como coches de alquiler con conductor –conocidos como VTCs- , taxis, plataformas de contratación digital, carsharing, alquiler de bicicletas, etc.). Y lo cierto es que se ha instalado y crece sin parar, inmerso ya en la cotidianeidad de nuestro transporte y utilizado por el 35% de la población. A este sector tan clave en el desarrollo de las ciudades del futuro y las iniciativas de smart cities, hemos acercado nuestro último estudio, MobilityISDIgital, para entender las claves que nos llevan a elegir nuestra forma de movernos.

La media de tiempo que dedicamos a ir diariamente al trabajo es de 36 minutos. ¿Cómo nos movemos? El 80% de los usuarios: en metro, coche particular y autobús, preferentemente.

En Madrid, un 29% de los ciudadanos elige el coche con frecuencia diaria; le sigue el metro, con un porcentaje del 24%. En el caso de Barcelona, el metro, utilizado por la cuarta parte de los ciudadanos como su herramienta de movilidad diaria, ocupa la primera posición. Le sigue el autobús, preferido por el 17%, y el coche queda en tercer lugar con un 13% de usuarios diarios.

Los VTCs son utilizados por el 33% de los madrileños y el 17% de los barceloneses. La tendencia entre sus usuarios es de aumentar la frecuencia de los viajes.

¿Por qué elegimos un transporte frente a otro? Las cualidades que más valoramos a la
hora de decantarnos por un medio u otro son: la puntualidad, seguida de la libertad de
movimientos que permite, la frecuencia y la rapidez, por este orden.

El coche propio tiene un uso mayoritario familiar y está más extendido en Madrid (el 74% de los madrileños lo posee) que en Barcelona (59%).

El perfil del usuario digital es el de heavy user de la movilidad: consumidores que usan más transportes que la media y son también mayores adeptos a las opciones más ecológicas, como la bici.

Los usuarios digitales triplican la frecuencia de uso de transportes de los no digitalizados. El negocio digital representa ya un 22% del mercado del taxi, el 12% de la bici, el 7% del coche y el 9% de la moto.

Por otro lado, el 73% de los usuarios no digitales nunca utilizan la bici como medio de
transporte y un 42% jamás coge un taxi.