Archivo de la categoría: Movilidad

La economía moral de los teléfonos móviles

9781760462086-b-thumb-moral_economy

Foster, R. J. and H. A. Horst. [e-Book]  The Moral Economy of Mobile Phones. Camberra, ANU Press, 2018.

Texto completo:

PDF

ePub

Mobi

 

La economía moral de los teléfonos móviles implica un campo de relaciones cambiantes entre los consumidores, las empresas y los actores estatales, todos los cuales tienen sus propias ideas sobre lo que es bueno, justo y equitativo. Estas ideas informan las formas en que, por ejemplo, los consumidores adquieren y utilizan los teléfonos móviles; las empresas promueven y venden suscripciones de voz, SMS y datos; y la administración regula tanto el uso cotidiano de los teléfonos móviles como la actividad del mercado en torno a los teléfonos móviles. La ambivalencia y el desacuerdo sobre quién debe qué a quién es, por lo tanto, una característica integral de la economía moral de los teléfonos móviles. Este volumen identifica y evalúa lo que está en juego en la economía moral de los teléfonos móviles. En los seis capítulos principales se examinan casos etnográficos de Papua Nueva Guinea, Fiji y Vanuatu. El volumen también incluye una breve introducción con información de fondo sobre la reciente “revolución digital” en estos países y dos comentarios finales que reflexionan sobre el significado de los capítulos para nuestra comprensión del capitalismo global y el Pacífico contemporáneo.

 

Anuncios

La lectura prolongada en smartphone aumenta el 90% de síntomas visuales

 

Young Cell Phone Addict Man Awake At Night In Bed Using Smartpho

Antona B, Barrio A, Gasco A, Pinar A, Puell M, González M. “Symptoms associated with reading from a smartphone in conditions of light and dark”. Applied Ergonomics 2018; 68: 12-17. DOI: 10.1016/j.apergo.2017.10.014

Texto completo en español

Cada vez es más habitual la estampa nocturna de leer en el móvil o en la tablet, comprobar los últimos mensajes o echar un vistazo a las redes sociales antes de dormir. Una investigación de la Universidad Complutense demuestra que dedicar un tiempo prolongado a esta práctica aumenta nueve de diez síntomas visuales y oculares más frecuentes, como visión borrosa, irritación y sequedad ocular.

Leer más de veinte minutos en un smartphone en lugar de hacerlo en papel empeora nueve de diez síntomas oculares y visuales analizados en una investigación realizada por la Universidad Complutense de Madrid (UCM), entre ellos visión borrosa, fatiga visual y ojos secos o irritados.

El estudio, publicado en Applied Ergonomics, es el primero que analiza los efectos para la salud ocular que tiene la lectura prolongada en estos dispositivos electrónicos en comparación con el papel y si el nivel de estos síntomas cambia si se lee a oscuras.

Según Antona, el reducido tamaño de la pantalla y de la letra en un móvil “propicia que los usuarios sujeten el móvil a una distancia de lectura menor y esto da lugar a un incremento de las demandas de acomodación y vergencias sobre el sistema visual para lograr enfocar correctamente el texto”.

Para llevar a cabo el estudio, se realizaron dos experimentos en 54 participantes con buena salud visual. En el primero, se comparaban los síntomas visuales que aparecían tras la lectura durante veinte minutos de un texto en papel con los que aparecían tras la lectura de un texto de iguales características a través de un smartphone.

En el segundo, se comparaban los síntomas tras la lectura en este tipo de dispositivos con iluminación ambiente y a oscuras, sin posibilidad de modificar el nivel de brillo de la pantalla.

Justo después de cada lectura, la muestra rellenó un cuestionario para evaluar su grado de sintomatología y sus respuestas revelaron el empeoramiento de los síntomas.

Para reducir estos problemas visuales, la investigadora de la UCM recomienda, además de restringir el uso del smartphone, “evitar usarlo totalmente a oscuras y, si no se puede evitar hacerlo, bajar el brillo de la pantalla al mínimo, incluso aunque se tenga que ajustar manualmente”.

MobilityISDIgital: radiografía sobre los hábitos de transporte en ciudades como Madrid y Barcelona.

mobility

MobilityISDIgital 2018 El informe muestra una radiografía sobre los hábitos de transporte en ciudades como Madrid y Barcelona.

Texto completo

El informe realiza un retrato del uso de todos los tipos de transporte basado en las dos grandes urbes españolas, Madrid y Barcelona, para entender cómo a través de nuestra elección de transporte lo que compramos es tiempo y por ello le pedimos puntualidad, libertad, frecuencia, rapidez… cualidades que se enredan en las manecillas o los dígitos del reloj en nuestro afán de arañar alguna actividad más a cada jornada.

Rodeado por la polémica, causante de algunas de las más sonadas protestas frente a la
economía establecida y, sin embargo, en creciente adopción por parte de los ciudadanos:
así vive el segmento de los nuevos servicios digitales de movilidad urbana (como coches de alquiler con conductor –conocidos como VTCs- , taxis, plataformas de contratación digital, carsharing, alquiler de bicicletas, etc.). Y lo cierto es que se ha instalado y crece sin parar, inmerso ya en la cotidianeidad de nuestro transporte y utilizado por el 35% de la población. A este sector tan clave en el desarrollo de las ciudades del futuro y las iniciativas de smart cities, hemos acercado nuestro último estudio, MobilityISDIgital, para entender las claves que nos llevan a elegir nuestra forma de movernos.

La media de tiempo que dedicamos a ir diariamente al trabajo es de 36 minutos. ¿Cómo nos movemos? El 80% de los usuarios: en metro, coche particular y autobús, preferentemente.

En Madrid, un 29% de los ciudadanos elige el coche con frecuencia diaria; le sigue el metro, con un porcentaje del 24%. En el caso de Barcelona, el metro, utilizado por la cuarta parte de los ciudadanos como su herramienta de movilidad diaria, ocupa la primera posición. Le sigue el autobús, preferido por el 17%, y el coche queda en tercer lugar con un 13% de usuarios diarios.

Los VTCs son utilizados por el 33% de los madrileños y el 17% de los barceloneses. La tendencia entre sus usuarios es de aumentar la frecuencia de los viajes.

¿Por qué elegimos un transporte frente a otro? Las cualidades que más valoramos a la
hora de decantarnos por un medio u otro son: la puntualidad, seguida de la libertad de
movimientos que permite, la frecuencia y la rapidez, por este orden.

El coche propio tiene un uso mayoritario familiar y está más extendido en Madrid (el 74% de los madrileños lo posee) que en Barcelona (59%).

El perfil del usuario digital es el de heavy user de la movilidad: consumidores que usan más transportes que la media y son también mayores adeptos a las opciones más ecológicas, como la bici.

Los usuarios digitales triplican la frecuencia de uso de transportes de los no digitalizados. El negocio digital representa ya un 22% del mercado del taxi, el 12% de la bici, el 7% del coche y el 9% de la moto.

Por otro lado, el 73% de los usuarios no digitales nunca utilizan la bici como medio de
transporte y un 42% jamás coge un taxi.

 

Informe de la encuesta sobre la aplicaciones móviles en bibliotecas públicas de 2018

PowerPoint Presentation

2018 Public Library Mobile App Survey Report. library Journal, 2018

Texto completo

El nuevo informe de la encuesta de aplicaciones móviles de LJ, basado en 618 bibliotecas públicas, destaca el porcentaje de bibliotecas públicas con aplicaciones móviles por tamaño de biblioteca. El informe revela qué características de las aplicaciones son las más importantes, qué proveedores de aplicaciones utilizan, la satisfacción con la integración entre la aplicación y los sistemas integrados de biblioteas (ILS), y cómo las bibliotecas promocionan su aplicación. 

 

Los datos de este informe se establecieron en función del tamaño de la biblioteca.

  • Pequeñas bibliotecas que atienden a poblaciones menores de 25.000 habitantes.
  • Las bibliotecas de tamaño medio atienden a poblaciones de entre 25.000 y 99.999. habitantes.
  • Grandes bibliotecas que atienden a poblaciones entre 100.000 y 500.000 habitantes.
  • Bibliotecas muy grandes que sirven a 500.000 habitantes o más.

 

Algo más de un tercio de los encuestados tienen una aplicación móvil de su biblioteca (37%). El porcentaje aumenta con el tamaño de la biblioteca y oscila entre el 22% de las bibliotecas más pequeñas y el 69% de las más grandes.

El porcentaje total de bibliotecas públicas con un sitio web optimizado para dispositivos móviles es del 72%. El rango porcentual es menor, desde un 65% de las bibliotecas pequeñas a un 77% de las grandes que emplean la optimización móvil.

La disponibilidad de un sitio web optimizado para móviles es la principal razón que dan las bibliotecas para no desarrollar una aplicación móvil. La falta de financiación y la disponibilidad de aplicaciones de proveedores individuales para determinados recursos también son algunas de las cuestiones por las que la biblioteca no dispone de aplicación.

Sólo el 9% de las bibliotecas que no disponen de una aplicación móvil están considerando la posibilidad de adquirirla o desarrollarla. Para aquellos que planean desarrollar una aplicación, el diez por ciento ya tiene una en desarrollo, y otro 27% espera una aplicación en el próximo año.

Si tuvieran que desarrollar una aplicación, la funcionalidad más importante incluiría el acceso al catálogo, la lista de eventos/calendario de la biblioteca, préstamo de ebook y audiolibros, las notificaciones de texto y la tarjeta de la biblioteca móvil/código de barras digital. Todas estas funciones fueron calificadas como “esenciales” o “importantes” por más del 80% de los encuestados.

OverDrive/Libby encabeza la lista de aplicaciones de proveedores que se comercializan directamente a los clientes por parte de las bibliotecas que no tienen su propia aplicación: RBdigital, hoopla, Mango Languages y Zinio completan las cinco primeras aplicaciones de proveedores comercializadas por las bibliotecas.

Proporcionar acceso al catálogo de la biblioteca es una función de aplicación casi universal, ofrecida por casi todos los encuestados, independientemente del tamaño de la biblioteca: las listas de eventos/calendario de la biblioteca, el préstamo de libros electrónicos y de audiolibros y las tarjetas de biblioteca móvil/código de barras digital están disponibles en aproximadamente en  dos tercios de las aplicaciones de las bibliotecas, excepto las utilizadas por las bibliotecas más pequeñas.

La funcionalidad de aplicación adicional más deseada por las bibliotecas es el pago de multas, la inclusión de un calendario de la biblioteca / lista de eventos, la capacidad de pago de libros electrónicos / audiolibros, y tarjetas de biblioteca móvil / códigos de barras electrónicos.

Más de la mitad de los encuestados están muy satisfechos (16%) o satisfechos (43%) con la integración de su aplicación con el sistema integrado de gestión de bibliotecas. Un 12% no está satisfecho o no lo está en absoluto – La satisfacción es mayor entre los directores/administradores de bibliotecas y menor entre el personal de servicios técnicos.

Los tres métodos principales para informar a los usuarios sobre la aplicación de la biblioteca son a través del sitio web de la biblioteca, los medios sociales y el boca a boca del personal de la biblioteca.

Los encuestados estiman que el 12% de los usuarios de su biblioteca han descargado la aplicación a su(s) dispositivo(s) – Alrededor de un tercio (38%) de los encuestados dicen que su aplicación atrae a clientes específicos de la biblioteca.

Boopsie es el proveedor de aplicaciones más utilizado, con SirsiDynix y Bibliocommons completando los tres primeros puestos.

La cantidad promedio que se gastó en una aplicación para una biblioteca el año pasado fue de aproximadamente 6,500$ – Sin embargo, casi la mitad de los encuestados gastaron menos de $5,000.-

Una de cada cinco bibliotecas con una aplicación dice que accede a ella a través de un consorcio. De los que tienen acceso consorcial, el 60% tiene su aplicación individual, si la aplicación no es individual, a más de la mitad le gustaría que así fuera.

El 40% de los encuestados dicen que reciben estadísticas de uso de su proveedor de aplicaciones.

El impacto del 5G

img_01661

 

Cerezo, J., P. Cerezo, et al. (2018). [e-Book]  El impacto del 5G. Cuadernos de Tecnología Evoca. , Evoca, 2018.

Texto completo

 

Tras 40 años de vida de tecnología móvil y tan solo 7 años más tarde de la aparición del primer teléfono móvil 4G, la quinta generación de telefonía móvil 5G llama a la puerta y anuncia su despliegue para 2020. La industria inalámbrica –que ha transitado por cuatro anteriores– se prepara ya para una nueva generación llamada a revolucionar no solo el mundo de las comunicaciones móviles sino el de la economía e industria en su conjunto.

La evolución de la telefonía móvil ha venido impelida para dar respuesta a las nuevas necesidades y demandas de comunicación de la sociedad. Y la constante en estos 40 años de evolución de las tecnologías inalámbricas móviles ha sido poder acceder a aplicaciones y contenidos cada vez más exigentes, por su propia naturaleza y tamaño, con la velocidad de transmisión óptima para su uso. Comunicaciones seguras, fiables y eficientes en el uso del espectro radioeléctrico y las infraestructuras de red. Pero frente a las generaciones anteriores la tecnología 5G constituye una evolución con un mayor grado de disrupción, ya que no solo evoluciona el paradigma de conexión existente sino que será el desencadenante e impulsor definitivo de la transformación digital de la sociedad y de la economía en los países más avanzados durante la próxima década. A diferencia de lo que supuso la sustitución del estándar 3G por 4G, la implantación del 5G tendrá un impacto más allá de un cambio tecnológico en las redes de telefonía móvil y constituye el sustrato tecnológico básico para desarrollar la transformación digital”, un proceso sobre el que existe un consenso global de su importancia e impacto en la economía y en el conjunto de la sociedad.

El coche conectado, la realidad virtual, la regulación del tráfico en las ciudades o los robots que trabajen en red son ejemplos de casos de uso apropiados para el 5G, “que promete abrir la puerta a nuevos procedimientos quirúrgicos, medios de transporte más seguros, comunicación instantánea para los servicios de emergencia y socorro y una nueva forma de consumir entretenimiento de última generación a través de la realidad virtual y el 3D”.

El futuro de la movilidad 3.0

 

frost-sullivan-urban-mobility-30-1-638

Van Audenhove, F.-J., A. Korn, et al.. [e-Book] “The Future of Mobility 3.0” (), Arthur D. Little, 2018.

Texto completo

El panorama de la movilidad está siendo completamente remodelado, y la movilidad urbana plantea un enorme reto a las autoridades metropolitanas y a las empresas, así como grandes oportunidades. La demanda mundial de movilidad en las zonas urbanizadas se duplicará de aquí a 2050. Entretanto, el número del flujo de la movilidad en zonas urbanas ha aumentado enormemente desde 2015, lo que ha ejercido una mayor presión sobre los sistemas de movilidad urbana existentes. Se espera un crecimiento aún mayor en el ámbito de la movilidad de mercancías, especialmente en las zonas urbanas densamente pobladas, debido a la creciente importancia del comercio electrónico y al consiguiente auge de la demanda de entregas.

La industria de la movilidad no se ha librado de la reciente avalancha de avances tecnológicos e innovaciones impulsadas por la cuarta revolución industrial. Estos importantes avances tecnológicos, incluidos los grandes datos, la inteligencia artificial, la Internet de los objetos y la aparición de nuevas formas compactas de energía, han dado lugar a una serie de nuevas opciones de movilidad. La regulación es otro motor importante de la innovación sostenible, ya que, en general, está orientada a crear el marco necesario para la introducción racional de nuevas soluciones de movilidad, lo que garantiza que éstas contribuirán positivamente a alcanzar el sistema óptimo.

Por último, las expectativas de los clientes en cuanto a soluciones de movilidad rápidas, fiables, cómodas e individualizadas aumentan tan rápidamente como la combinación de modos de transporte y servicios que se les ofrecen, y es probable que esta tendencia continúe. Los hábitos de movilidad de las personas están evolucionando drásticamente y los comportamientos de movilidad se están transformando. Las tendencias actuales y las nuevas soluciones de movilidad, cuyo impacto se analiza en este informe, pueden conducir a ecosistemas de movilidad muy diferentes en el futuro. Estas evoluciones desencadenan una serie de oportunidades, pero también presentan retos clave para las autoridades, así como para los proveedores de soluciones de movilidad, especialmente para los operadores tradicionales de transporte público que necesitan salvar la brecha entre esta nueva gama de demandas y los servicios que ofrecen actualmente.

 

 

 

 

 

Estadísticas de la app de Facebook

screen-shot-2013-10-01-at-12-25-21-pm

 

Hay muy pocas aplicaciones que sean tan populares y utilizadas diariamente como la aplicación de Facebook.  aproximadamente 2 mil millones de teléfonos inteligentes en uso en el mundo la utilizan, es decir que el 85% de los propietarios de teléfonos inteligentes tienen instalada la aplicación de Facebook. Entre todos los usuarios de Facebook, el 47% accede a través del móvil (en EE.UU. este número alcanza el 68%). De hecho, alrededor del 6% de TODO el tiempo digital se pasa en Facebook y esta cifra crece constantemente. Esta grandiosa escala de adopción y uso ha llevado a un grado de separación entre los usuarios de Facebook igual a 4, lo que significa que cada usuario de Facebook está conectado con todos los demás usuarios de Facebook a través de 3 personas.

Datos clave procedentes de Business of Apps:

Número total de usuarios de Facebook – 1,65 mil millones
Número total de usuarios activos diarios de Facebook – 1,09 mil millones
Número total de usuarios diarios de aplicaciones móviles de Facebook – 989 millones
Usuarios de Facebook iOS en EE.UU. – 47 millones
Usuarios de Facebook Android en EE.UU. – 55 millones
Número de usuarios de Facebook Messenger – 900 millones
Tiempo que la gente pasa en Facebook diariamente – 28 minutos