Rendir cuentas en el ámbito de la educación : cumplir nuestros compromisos

 

rendircuentajovenes

Texto completo

La participación de los jóvenes constituye un factor decisivo para hacer valer el derecho de todos a la educación y debe ser tomado en serio. Su participación en los mecanismos de rendición de cuentas puede adoptar muchas formas, desde el activismo internacional hasta iniciativas y foros locales impulsados por personas jóvenes. Este tipo de participación es esencial para definir y moldear las aspiraciones y compromisos de la juventud. Es más, experiencias locales e internacionales han puesto de relieve los sustanciales beneficios y mejoras que se generan cuando los jóvenes, las comunidades y las instituciones públicas o privadas colaboran juntos para mejorar la calidad de la educación y la rendición de cuentas por los resultados obtenidos. Sin embargo, el poder de los jóvenes no alcanza si no goza del respaldo de los gobiernos. Los gobiernos deben tomar la iniciativa de responsabilizar a las escuelas, los docentes, los padres y los jóvenes. Del mismo modo que las escuelas deben rendir cuentas por cómo aplican los planes de estudios e imparten sus enseñanzas, también los gobiernos deben rendir cuentas por sus decisiones relativas a las normas que deberán cumplirse y los métodos que se aplicarán para controlar su observancia.