Informe sobre el estado de las bibliotecas estadounidenses 2018

2018-soal-cover

2018 State of American Libraries Report. [Report]  Chicago, ALA, 2018.

Texto completo

En esta época de rápidos cambios sociales, las bibliotecas de todo tipo ofrecen espacios acogedores a una población cada vez más diversa; colaboran con la comunidad para ofrecer apoyo de servicios sociales y recursos de salud, asistencia para el desarrollo profesional y de la pequeña empresa; y luchan contra las noticias falsas proporcionando herramientas para valorar y evaluar las fuentes de noticias.

 

La Asociación Estadounidense de Bibliotecas (ALA, por sus siglas en inglés) publicó hoy su informe 2018 State of America’s Libraries, un resumen anual de las tendencias de las bibliotecas publicado durante la Semana Nacional de Bibliotecas, del 8 al 14 de abril, que describe las estadísticas y los problemas que afectan a todos los tipos de bibliotecas. El informe reafirma el inestimable papel que desempeñan las bibliotecas y los bibliotecarios en sus comunidades al liderar los esfuerzos para transformar vidas mediante la educación y el aprendizaje a lo largo de toda la vida.

En tiempos de incertidumbre, la gente recurre a instituciones de confianza, como las bibliotecas, en busca de recursos de información fiables. tal como conforma Pew Research Center, un número creciente de personas cree que los bibliotecarios pueden ayudarles a localizar información en la que pueden confiar, y la mayoría cree que la biblioteca proporciona un lugar seguro para trabajar y relajarse. Las bibliotecas y los bibliotecarios capacitan a las personas para liderar con tecnologías de vanguardia, facilitan el aprendizaje a lo largo de toda la vida y proporcionan capacidad de respuesta a los problemas sociales.

Las bibliotecas universitarias proporcionan a los estudiantes acceso a colecciones digitales e impresas, así como a sesiones de instrucción. Un estudio reciente reporta que 6.2 millones de estudiantes participaron en sesiones de formación presencial y en línea. Las bibliotecas de las instituciones académicas abren un promedio de 109 horas semanales, y las bibliotecas de bachillerato de 87 horas semanales. Mientras que los colegios comunitarios estaban abiertos un promedio de 63 horas por semana.

El personal de la biblioteca está capacitado para prestar servicios bibliotecarios en evolución. Los cinco servicios novedosos más importantes que actualmente apoyan las bibliotecas universitarias son el desarrollo web, los repositorios institucionales de acceso abierto, los sistemas de aprendizaje, las humanidades digitales y la producción de medios digitales. Otros servicios apoyados por el personal de la biblioteca incluyen el desarrollo masivo de cursos en línea abiertos (MOOC, por sus siglas en inglés), espacios para fabricantes y sistemas de información geográfica (GIS, por sus siglas en inglés).

Las bibliotecas escolares son una parte única y esencial de la comunidad de aprendizaje. El presidente de la Asociación Americana de Bibliotecas (ALA), Jim Neal, afirmo que: “Las bibliotecas escolares fomentan el aprendizaje de tecnologías innovadoras y espacios creativos. En las bibliotecas escolares, los estudiantes comprenden mejor temas controvertidos como la privacidad, la confidencialidad, la libertad intelectual, el acceso abierto, el uso justo y cómo se relacionan con su trabajo como estudiantes. Los estudiantes ven a las bibliotecas como una parte positiva y esencial de sus vida”.

La ley “The Every Student Succeeds Act” (ESSA, por sus siglas en inglés), firmada por el Presidente Obama en 2015, reautorizó la Ley de Educación Primaria y Secundaria y reemplazó la versión “Que Ningún Niño Se Quede Atrás” aprobada en 2002. Por primera vez, la legislación incluye un lenguaje sobre “programas eficaces de bibliotecas escolares” y los resultados del aprendizaje de los estudiantes. En 2016-2017, la Asociación Americana de Bibliotecarios Escolares (American Association of School Librarians, AASL) y la Oficina de Defensa de Bibliotecas de ALA organizaron talleres estatales para informar a los bibliotecarios escolares sobre las estrategias diseñadas para asegurar que los bibliotecarios escolares fueran incluidas en los planes estatales de ESSA.

Las bibliotecas públicas lideran la reducción de la brecha digital con 16.500 ubicaciones físicas en comunidades de todos los tamaños en todo el país. Los recursos y servicios de las bibliotecas públicas empoderan a las familias de bajos ingresos y amplían el acceso a la información sobre la salud.

Las bibliotecas públicas colaboraron con asociados de la comunidad para ayudar a encontrar formas de hacer frente a llos esfuerzos de la comunidad en su calidad de organizaciones de aprendizaje.

 

 

Anuncios