Aceptación de las altimetrías entre los investigadores de Información y Documentación

39727222022_cd3dd5eb4e_o_d

(Figura 1).

Aharony, Noa ; Bar-Ilan, Judit ; Julien, Heidi “Acceptance of altmetrics by LIS scholars: An exploratory study”  Journal of Librarianship and Information Science. 2017

Texto completo

 

Una encuesta de iSchool and Library and Information Science American Library Association acreditada por la American Library Association analizo las opiniones y el uso de las plataformas académicas de medios sociales por parte de los investigadores en información y Documentación (LIS). ¿Cuál es el uso que hacen los investigadores de las plataformas sociales académicas? ¿Cuáles son las diferentes sitios que utilizan, en cuántas plataformas tienen perfil , cuáles son sus actividades mientras usan las plataformas sociales académicas y con qué frecuencia utilizan plataformas sociales académicas? ¿Cuáles son sus motivaciones para utilizar plataformas sociales académicas? ¿Cuáles son sus opiniones sobre las plataformas académicas sociales? ¿Cuál es su visibilidad en las diferentes plataformas sociales? ¿Cuánto valoran los investigadores y sus publicaciones según los indicadores altmétricos?

Los resultados muestran que ResearchGate es el lugar elegido, aunque los encuestados no creen que mantener un perfil en plataformas académicas de medios sociales influya en las carreras académicas. Los encuestados sí ven el valor de los sitios académicos de medios sociales para mejorar la visibilidad y la reputación. Estos datos se complementan con un análisis de la visibilidad en las plataformas de medios sociales académicos/profesionales de este grupo. Finalmente se comparan los datos de indicadores altmétricos con los indicadores bibliométricos tradicionales.

Se recibieron 33 respuestas a la encuesta (tasa de respuesta del 29%); el 42% eran mujeres y el 58% hombres. De los encuestados, el 61% tenía menos de cinco años en un puesto de liderazgo, el 25% entre 5 y 10 años en el liderazgo, y el 15% más de 10 años en el liderazgo. Diez (32%) hicieron sus estudios de doctorado entre los años 2000 y 2005, seis (19%) entre 1995 y 2000, cinco (15%) entre 1990 y 1995, cinco (15%) entre 1985 y 1990, y los seis restantes (19%) lo recibieron antes de 1985.

La primera pregunta se refería a las sedes que los encuestados utilizaban para dar a conocer sus publicaciones. Se recibieron treinta respuestas; 90% informaron que usan RG, y 47% usan Academia. edu  Los participantes podían elegir más de una opción. Dos respondieron que no añaden sus publicaciones a ninguna de las plataformas de medios sociales. De los encuestados, 19 (63%) habían publicitado su trabajo en más de una plataforma.

A la pregunta “¿En cuántas plataformas están activos?”. De entre los 33 encuestados que respondieron a esta pregunta, s Siete (21%) no utilizan plataformas académicas de medios sociales, siete (21%) utilizan una plataforma, nueve (27%) usan dos plataformas y 10 (31%) utilizan tres o más plataformas. Así pues, la mayoría de los encuestados (79%) están activos en al menos una plataforma, y la mayoría (58%) en dos o más plataformas.

Cuando se les preguntó qué actividades realizan en estos sitios. Se recibieron 30 respuestas, los encuestados participaron en actividades de navegación, pero por lo general se da un bajo nivel de interacción con otros en las plataformas académicas de medios sociales. El 93% mantienen su perfil, un 60% visualizan perfiles de otros investigadores, un 57% actualiza sus documentos de investigación, el 40% visualiza su propio perfil, un 33% siguen a otros, y sólo un 20% interactan con otros investigadores

27980784069_efdcbe2ef7_o_d

Qué actividades realizan en estos sitios de redes sociales académicas

La siguiente pregunta se refiere a la frecuencia de consulta del sitio social académico. Alrededor del 58% respondió que rara vez revisaban los sitios, la media es una vez al mes o menos, por lo general para “mantener el perfil” que se percibe como la actividad principal. Sólo el 6%  visita su sitio preferido todos los días.

Respecto a las motivaciones de los académicos para unirse a estos sitios; la mayoría informa de estar interesados en experimentar con nuevas formas de comunicación. Además se hicieron dos preguntas acerca de las creencias de los participantes sobre los efectos de depositar trabajos en plataformas académicas de medios sociales. La primera se relaciona  con la cuestión de la reputación digital, y la segunda con la promoción profesional. Las respuestas estaban en una escala de Likert, de 1 (no en absoluto) a 5 (en gran medida). Como se puede observar en las Figuras 4 y 5, sólo alrededor del 17% de los encuestados cree que depositar publicaciones en los sitios académicos de medios sociales aumenta la reputación, mientras que el 88% cree que no tiene efecto o muy poco en el progreso de la carrera académica.

39759508011_be6203a752_o_d

Efectos sobre la reputación digital del investigador que tiene depositar trabajos en plataformas de medios sociales académicas.

Efectos sobre la carrera investigadora que tiene depositar trabajos en plataformas de medios sociales académicas.

 

En una pregunta abierta, se les pidió a los participantes que comentaran sobre el uso de estos lugares para compartir y promover su investigación.  Algunos de los comentarios positivos fueron:”Es fácil y rápido de difundir”,” “Son tendencias nuevas y excitantes”,”Me parecen útiles para hacer un seguimiento de mi trabajo y citas”,”Creo que hay parte de una amplia gama de herramientas y canales que los investigadores podemos utilizar para promover su trabajo…”. La respuesta neutral fue:”Necesitamos normas”. Un ejemplo de una respuesta mixta es:”En términos generales, creo que es bueno estar localizable en estos sitios académicos, pero no vale la pena dedicar tiempo a una interacción o actualización diaria o semanal”. Las respuestas negativas incluían:”usamos los lugares sólo esporádicamente”,”no siempre somos capaces de subir documentos debido a los derechos de autor, pero al menos subimos la información bibliográfica”.

La segunda pregunta abierta se refería a las opiniones de los encuestados acerca de la altermétrica respecto a la métrica tradicional. Siete respuestas fueron positivas, tres neutrales, siete mixtas y cinco negativas. Algunos de los comentarios positivos fueron:”Creo que es una buena manera de seguir el éxito de los investigadores. Puede acompañar las formas tradicionales “y” “Será más importante con el tiempo “. Una de las respuestas neutrales fue:”Sin opinión”. El siguiente es un ejemplo de una respuesta mixta:”Encuentro la altermétria interesante, pero no los considero indicadores de impacto”. Las respuestas negativas incluían:”no necesariamente miden el impacto”,”son indicadores extremadamente pobres de la calidad de la investigación” y “los medios tradicionales tienen ventajas como medida estadística”.

Conclusiones:

Tanto la encuesta como el estudio altmétrico demuestran que existe interés en la altmétrica. Los investigadores invierten tiempo en establecer y mantener perfiles, aunque no están seguros de que el hecho de estar en estos lugares aumente su reputación académica o sus carreras académicas. Aún así, tienen perfiles, quizás para experimentar, para ser como los demás o para estar en el “lado seguro” (en caso de que las evaluaciones en el futuro tomen en cuenta la visibilidad en estas plataformas). Las respuestas a estas preguntas no pueden obtenerse a partir de recuentos altmétricos, por lo que se necesitan encuestas y entrevistas a mayor escala o estudios de grupos focales tanto en LIS como en otras disciplinas.

El estudio actual tiene algunas limitaciones. El número relativamente pequeño de respuestas a la encuesta limita la generalizabilidad de los resultados. La recolección de datos para la fase altmétrica de la investigación también tenía limitaciones, pero debido a que sólo una minoría de los investigadores tiene listas de publicaciones completas y actualizadas en sus sitios web; por lo tanto, se tuvieron que usar bases de datos para identificar publicaciones y limpiar los datos.

 

 

Anuncios