No hay que fiarse de estas nuevas tecnologías

 

34097397856_2268ffa66b_b_d

Sin Palabras.

En cierta manera esto es lo que está ocurriendo actualmente con el libro digital. Los monjes en las abadías consideraban que aquel invento que facilitaba la composición industrial del libro era algo diabólico, que era algo que no podía proceder de Dios. Marshall McLuhan analizaba el carácter disruptivo de una tecnología en función de una serie de cuestiones tales como qué acrecienta o intensifica, qué hace caduco o desplaza, qué recupera que antes había caducado, qué produce o deviene cuando se comprimen al extremo. La imprenta produjo cambios más allá del propio libro y su lectura. Va a ser el medio de difusión de las lenguas vernáculas diferentes al latín que hasta entonces habían sido marginadas del mundo de la cultura, y que a través de la imprenta es por primera vez cuando se transcriben los conocimientos a estas lenguas, normalizando sus formas y consolidando sus estructuras como lenguas nacionales., va a propiciar el desarrollo industrial, el cambio social y la propagación de las nuevas ideas, ya que sin la invención de Gutemberg difícilmente se hubiera difundido el movimiento la reforma protestante

«Cuando la imprenta fue algo nuevo, se mantuvo como un desafío al viejo mundo de la cultura del manuscrito… Hasta más de dos siglos después de la imprenta, nadie descubrió cómo mantener un tono o actitud particular a lo largo de una composición en prosa…. El libro impreso fue un nuevo medio visual disponible para todos los estudiantes, e hizo anticuada la educación anterior. El libro fue literalmente una máquina de enseñar, allí donde el manuscrito fue tan solo una primitiva herramienta para la enseñanza»

Marshall McLuhan. “La Galaxia Gutenberg” Toronto: University of Toronto Press, 1962

 

«Este invento había sido la causa de numerosas transformaciones industriales». Y la imprenta, que había de ser la madre de todos los trastornos que hubieron de seguir, fue en sí misma un verdadero conjunto o galaxia de tecnologías previamente perfeccionadas.»

 

Lucien Febvre, Henri-Jean Martin. “La aparición del libro”. Libraria, 2005

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s