¿ChatGPT te quitará el trabajo? ¿Qué empleos tienen mayor probabilidad de verse afectados?

Frederick, Brian. «Will ChatGPT Take Your Job?» Search Engine Journal, 16 de enero de 2023.

Ver completo

ChatGPT tiene todos los visos de ser un cambio tecnológico. Pero, ¿te quitará ChatGPT el trabajo? Se trata de un chatbot basado en el aprendizaje automático y en grandes cantidades de datos, que interactúa con los usuarios de una forma increíblemente realista.

ChatGPT de OpenAI hace mucho más que mantener conversaciones virtuales. Puede generar contenidos como poemas o trabajos, depurar código, responder consultas y mucho más. Se trata de un acontecimiento apasionante. Pero, a nivel personal, es más que preocupante, sobre todo por su impacto en la seguridad laboral.

Si la tecnología llega a un nivel en el que puede realizar tu trabajo tan bien o mejor que tú, ¿a qué te vas a dedicar? La mayoría de la gente ha pasado toda su carrera trabajando en un solo campo. ¿Se supone que todos van a ser carpinteros o masajistas? Y si es así, ¿no será intensa la competencia por esos puestos? ¿Cómo sobreviviremos?

La sola idea basta para provocar un ataque de pánico. Pero relájate. Respire en una bolsa de papel si es necesario. Las cosas no son tan desesperadas. Todo va a ir bien. Los aviones tienen un complejo sistema de piloto automático y, durante un vuelo, están controlados en su mayor parte por ordenadores, pero los pilotos están ahí sentados y para ajustar los controles del ordenador siempre que es necesario.

Sí, en una escala de tiempo lo suficientemente larga, la tecnología acabará asumiendo tu papel actual. Sin embargo, es poco probable que esto ocurra pronto. El aprendizaje automático y la inteligencia artificial aún están en pañales, y con suerte se habrá jubilado hace tiempo antes de que las máquinas vengan a quitarte el trabajo.

Y antes de que eso ocurra, el poder de herramientas como ChatGPT te permitirá desempeñar tu función con mucha mayor eficiencia y eficacia.

En este artículo, se da un vistazo a algunos de los puestos de trabajo que con mayor probabilidad se verán afectados por ChatGPT y se califica su seguridad en una escala del 1 al 10, en la que uno significa que no hay posibilidad de sustitución por máquinas y diez significa que hay que pulir el currículum, porque estás a punto de recibir tu carta de despido.

Profesionales de la optimización de motores de búsqueda. Teniendo en cuenta que esto es Search Engine Journal, nuestra primera área de preocupación es sobre el futuro de los trabajos de SEO. No hay duda de que ChatGPT y otros programas similares cambiarán la forma de trabajar de los profesionales del SEO. Pero esto es optimización de motores de búsqueda – el cambio es la única constante. Riesgo de sustitución: 2/10.

Programadores. Pero una de las características clave que siguen apareciendo en los debates sobre ChatGPT es su capacidad para escribir código. Imagínatelo: código que escribe código nuevo, sin olvidar nunca un decimal o un corchete de cierre. Riesgo de sustitución: 4/10.

Especialistas en pago por clic (PPC). En general, los especialistas en PPC no parecen tan preocupados por el impacto de ChatGPT y otras tecnologías de IA en su seguridad laboral. Si alguna vez has configurado una campaña PPC, habrás utilizado el poder de la inteligencia artificial, o al menos algo muy parecido. Las Reglas Automatizadas podrían ser vistas como un tipo rudimentario de IA, donde creas reglas para casos de uso común. Riesgo de sustitución: 2/10.

Escritores. Como ya se habrán imaginado, éste es un aspecto que preocupa especialmente. ¿Qué va a hacer la gente que depende de la creación de la palabra escrita, cuando ChatGPT y similares pueden inventar un titular mejor, más rápido y más eficaz en menos tiempo? Riesgo de sustitución: 2/10.

Profesionales de ventas. No hay duda de que los macrodatos y la IA pueden utilizarse para revolucionar el proceso de ventas. Desde una segmentación más precisa hasta la predicción de comportamientos, no cabe duda de que pueden utilizarse para que las ventas sean más fáciles y eficientes. Riesgo de sustitución: 1/10.

Educadores. Si las personas fueran máquinas frías e indiferentes, no habría mejor manera de educarlas que de memoria. Pero los seres humanos no son ordenadores y la educación es mucho más que transmitir conocimientos. Y ningún tipo de programación, ajuste de algoritmos y procesamiento de datos puede sustituir a intangibles humanos como la paciencia, la disciplina, la amabilidad y la preocupación genuina por el bienestar de los alumnos. Al igual que ocurre con las ventas, a pesar de los avances tecnológicos, parece inconcebible que ChatGPT u otra herramienta de inteligencia artificial pueda sustituir a los educadores humanos. Pero esto no quiere decir que no vaya a cambiar la forma de hacer las cosas. Desde la calificación hasta el seguimiento del progreso, pasando por el desarrollo de planes de aprendizaje personalizados o la mejora de la accesibilidad, hay muchas oportunidades para utilizar esta nueva y emocionante tecnología en este campo. Riesgo de sustitución: 1/10

Abogados. A primera vista, el Derecho parece un campo en el que la inteligencia artificial va a avanzar a pasos agigantados. Después de todo, ¿qué es el Derecho, aparte de un conjunto codificado de instrucciones? ¿Por qué no podría utilizarse ChatGPT para analizar documentos jurídicos, decisiones y precedentes, y luego aplicar ese conocimiento a casos del mundo real? Hay que tener en cuenta el factor humano. Uno de los principales argumentos contra las sentencias mínimas obligatorias en los juicios penales es que cada situación es única. Riesgo de sustitución: 1/10.

ChatGPT y otros programas que emplean el aprendizaje automático y el big data en busca de la inteligencia artificial pueden ser herramientas maravillosas. Son muy prometedoras para reducir o incluso eliminar muchas de las tareas cotidianas. Dicho esto, algunos sectores tienen más probabilidades de ser sustituidos por máquinas en los próximos años o décadas. Entre ellos se encuentran puestos como el de recepcionista, muchos trabajos de atención al cliente, trabajos de conductor, incluidos taxistas y camioneros, y soldados.

También existe la legítima preocupación de que herramientas de IA como ChatGPT puedan ser utilizadas por personas o empresas sin escrúpulos. Desde los estudiantes que hacen trampas en la universidad hasta los resúmenes científicos falsos, que las herramientas de IA causen daños depende mucho de cómo las utilicemos. Puede que algunas empresas sean más rápidas que otras a la hora de intentar reducir costes con la IA. Pero también es probable que haya resistencia por cuestiones de precisión, ética y política. Una cosa es segura: por cada puesto que sustituyan, lo pagarán de otras formas, creando nuevas oportunidades e industrias sobre la marcha.