Cómo se movilizaron los bibliotecarios ucranianos para luchar contra la guerra cultural rusa

How Ukraine’s Librarians Mobilised to Fight the Russian Culture War. By Jane Bradley. The Scotsman. Sunday, 7th August 2022, 4:55 am

Texto completo

En pocos días, las bibliotecas de todo el país habían puesto en marcha iniciativas para suministrar libros a los ciudadanos que se refugiaban en las estaciones de metro subterráneas, habían creado centros para los refugiados desplazados dentro de Ucrania en los edificios de las bibliotecas y se habían diversificado para actuar como centros de suministro de equipos militares y artículos de primera necesidad para el ejército formado casi de manera improvisada.

Desde que comenzó la invasión en febrero, 60 bibliotecas ucranianas han sido destruidas, mientras que más de 230 han resultado dañadas por los bombardeos y los combates. Las cifras oficiales no incluyen las bibliotecas situadas en ciudades que han sido destruidas casi por completo bajo la ocupación rusa, como Mariupol, ya que las autoridades ucranianas no han podido acceder a ellas para evaluar los daños. Sin embargo, es probable que también hayan sido destruidas.

La Asociación de Bibliotecarios de Ucrania ha unido sus fuerzas a las de Library Country Charitable Foundation para crear un fondo de ayuda económica a los bibliotecarios que viven en el frente o cerca de él. Un total de 150 trabajadores de bibliotecas se han beneficiado de los 10.000 dólares de donaciones, para ayudarles a pagar gastos esenciales como el alquiler de un alojamiento temporal tras verse obligados a huir de sus hogares, así como a comprar medicinas, ropa y alimentos. También se han reunido fondos de organismos internacionales para preparar la reconstrucción de las bibliotecas cuando termine la guerra. Se ha animado a los bibliotecarios a unirse en grupo a una campaña nacional para recopilar información, documentos e historias contemporáneas sobre la guerra para la Biblioteca Digital Nacional de Ucrania. El proyecto, denominado «Mi guerra», ha visto publicadas más de 3.000 historias personales hasta principios de julio, según el Ministerio de Cultura ucraniano.