Evolución de las bibliotecas hasta el siglo XXI (Infografía)

The evolution of libraries to the 21st century (Infographic), 2021

Ver

Ampliar infografía

A un viajero en el tiempo que visitara una biblioteca hoy en día probablemente le costaría asimilar lo que está viendo: la biblioteca del siglo XXI ha evolucionado mucho, mucho más allá de su estado original como depósito de libros, para convertirse en un centro vital de la comunidad y una fuente de contenido multicanal.

A medida que las bibliotecas entran en la última fase de su historia, pivotando una vez más para adaptarse a los nuevos entornos, echamos un vistazo a la historia de las bibliotecas públicas para recordar lo lejos que hemos llegado – y cuántas nuevas y emocionantes oportunidades de cambio están en el horizonte.

De 2010 hasta nuestros días: Construir espacios acogedores para los creadores

Las bibliotecas actuales no son sólo lugares para consumir contenidos: son un lugar para crear. Con cada vez más bibliotecas que ofrecen estudios para creadores, cabinas de podcasting, software de edición de vídeo, talleres y tutoriales, la biblioteca se ha convertido en un vibrante centro creativo donde se produce tanto contenido como se disfruta.

El papel de la biblioteca seguirá evolucionando, por supuesto, pero dondequiera que vayamos, es clave tener en cuenta que el bibliotecario del siglo XXI nunca ha sido sólo un conservador de libros. Son investigadores, analistas de datos, analistas de información, gestores de bases de datos, gestores de redes sociales… y la evolución de la tecnología en las últimas décadas no ha hecho más que aclarar su polifacético papel y su inconmensurable valor.