De qué manera los preprints fueron determinantes durante la pandemia

How Science Moved Beyond Peer Review During The Pandemic . FiveThirtyEight, by Maggie Koerth JUL. 8, 2021, AT 6:00 AM

Texto completo

El tema de la rapidez de publicación de resultados fue especialmente importante para la investigación clínica durante la pandemia, porque los médicos necesitaban la información más actualizada para tomar decisiones que salvaran la vida de los pacientes en estado crítico. Por ejemplo, el gran ensayo sobre el esteroide dexametasona -que demostró por primera vez que este fármaco barato y ampliamente disponible podía reducir la probabilidad de muerte en los pacientes de COVID-19- se publicó originalmente como preprint. Aparecería, tradicionalmente publicado, en el New England Journal of Medicine ocho meses más tarde, pero el preprint hizo posible que ese conocimiento llegara más rápido a las manos de los médicos. “Un médico se puso en contacto conmigo y me dijo: ‘Probablemente hay personas que están vivas hoy en día y que habrían muerto si no fuera por los preprints'”, dijo [Richard] Sever [cofundador de bioRxiv y medRxiv].

Procesos como éste han contribuido a que los preprints sean más aceptados entre los científicos biológicos y médicos. También ayuda el hecho de que la investigación en los preprints no difiere mucho, desde el punto de vista estadístico, de la forma en que esos mismos trabajos acaban siendo publicados en una revista científica revisada por pares. Por ejemplo, un estudio realizado en 2020 sobre la biociencia antes de la publicación de la COVID-19, en el que se comparaban los trabajos preprints con sus versiones posteriores revisadas por pares, descubrió que las mayores diferencias se encontraban en detalles como la claridad con la que el título reflejaba las conclusiones o la facilidad con la que se encontraba la información relevante en el artículo.

Pero esto debe entenderse como una crítica al proceso de revisión por pares, más que como un respaldo a la exactitud de la información que aparece en los preprints, dijo Alice Fleerackers, estudiante de posgrado e investigadora del Scholarly Communications Lab, un proyecto conjunto de la Universidad Simon Fraser y la Universidad de Ottawa. “Existe la percepción de que la revisión por pares es un mecanismo de control de calidad fiable”, dijo Fleerackers. Pero la investigación no ha podido corroborar esa idea. Todas las bromas y paranoias sobre la propagación del COVID-19 a través de la tecnología de telefonía móvil 5G, por ejemplo, tienen su origen en un artículo publicado en una revista científica que afirma revisar su contenido, y posteriormente retractado.