La marca forma parte de los libros.

En las estanterías, los libros quedan (hasta que se dispersen o deshagan)
Mientras todo
Pasa. El polvo se acumula
y después de limpiar
vuelve a acumularse

En la parte superior de los lomos. Cuando la ciudad está sucia
(obras, autos, polvo)
El polvo es más negro y a veces espeso Los libros quedan,
valen más que todo,
pero a pesar del amor
(amor de las cosas cambiantes
que susurran)
y el cuidado del hogar.

Siempre queda abajo,
del lado opuesto al lomo, Una pequeña marca negra del polvo en las páginas.
La marca forma parte de los libros. Están marcados. Nosotros también.

Pedro Mexia