«Tsundoku» acumular más libros de los que puedes leer

«Tsundoku» es un término japonés que describe el arte de acumular más libros de los que eres capaz de leer, por el simple placer de verlos, esperando a que llegue su momento. ¿Quién lo practica?

Imagen: Vincent Magni

Gracias a MIAC · Maestros innovadores, alumnos competentes.

A menudo se dice que «probablemente hay una palabra alemana» para situaciones inusuales que son difíciles de expresar en inglés, pero a veces hay una palabra japonesa en su lugar. Tsundoku, por ejemplo, describe el acto de comprar libros y no leerlos nunca. Muchos bibliófilos seguro que se sienten identificados. Doku puede usarse en japonés como verbo que significa «leer», y tsun viene de tsumu, que significa «amontonar». Según el profesor de estudios japoneses de la Universidad de Londres Andrew Gerstle, la palabra parece haber sido acuñada en 1879 en una referencia satírica a un profesor que no leía los muchos libros que tenía. A pesar de ello, el término -que también puede referirse a las pilas de libros en sí- no tiene una connotación especialmente negativa en Japón.

Para algunos, el tsundoku puede provocar ansiedad o incluso culpabilidad: ¿quién no ha comprado un imponente tomo como el Ulises de James Joyce con toda la intención de leerlo, para luego coger algo más ligero? Pero no tiene por qué ser así. Practicar el tsundoku puede ser un placer, ya que cada libro no leído en tu estantería puede considerarse una aventura literaria en espera. No hay tiempo como el presente, pero tampoco hay nada malo en dejar el Quijote para el momento oportuno.