Ante la pandemia y la reducción de los presupuestos, la Universidad de Yale prioriza la compra de libros electrónicos frente a la colección impresa

 

45e85613242ae03facb2d4c84f23dc8f

 

Ver noticia

 

En respuesta a una reducción de presupuesto ordenada por la universidad, la biblioteca reducirá estratégicamente el gasto en libros, revistas, bases de datos, colecciones especiales y otros materiales de investigación para el próximo año. Los cambios se han estructurado cuidadosamente para minimizar el impacto en la enseñanza y la investigación.

“Nuestra misión es apoyar la enseñanza y la investigación de Yale al más alto nivel posible, y continuaremos haciéndolo”, dijo Barbara Rockenbach, Bibliotecaria de la Universidad Stephen F. Gates ’68. “Incluso con las reducciones requeridas, nuestro presupuesto de desarrollo de colecciones sigue siendo sólido”.

Como parte de su respuesta a la pandemia, la biblioteca  priorizará temporalmente las compras de libros electrónicos  sobre formato impreso. Esta política de “preferencia electrónica” proporcionará el acceso más amplio y equitativo a los recursos de la biblioteca para los miembros de la comunidad de Yale dentro y fuera del campus. La biblioteca seguirá comprando libros impresos según sea necesario o solicitado, y la política será revisada y revisada a más tardar en enero de 2021.