Las bibliotecas se esfuerzan en seguir siendo las ‘salas de estar de la comunidad’ a medida que reabren y repiensan sus servicios

 

merlin_173217477_8d1c24d7-8662-4b37-9ac5-614883c46a47-mobilemasterat3x

 

Libraries Strive to Stay ‘Community Living Rooms’ as They Reopen. New York Times,

Noticia completa

 

Las bibliotecas están yendo de puntillas hacia la reapertura, pero no solo están tratando de descubrir cómo prestar libros de manera segura. Estos son centros comunitarios donde los padres traen a sus niños pequeños para la hora del cuento, donde la gente viene a usar el ordenador, donde se reúnen los grupos de los club del libro. Ahora todo eso tiene que  re pensarse.

El préstamo seguro de libros es solo el comienzo. Las bibliotecas están rediseñado todo, desde cómo seguir siendo espacios acogedores hasta cómo responder a los cambios en el comportamiento del lector. Las bibliotecas también han estado ofreciendo recogida de libros en la acera, donde los libros se dejan en la puerta principal o se en los maleteros de los automóviles que esperan, junto con los folletos de la biblioteca sobre sus protocolos de limpieza.

La Biblioteca Pública de Nueva York dijo que esperaba comenzar el proceso de apertura en julio con ocho sucursales que proporcionarán un servicio de recogida “para llevar” para libros.

Una cosa que muchos bibliotecarios han notado son los cambios en los patrones de lectura de sus clientes. Libby, una aplicación de préstamo de libros electrónicos para bibliotecas, vio un aumento del 51 por ciento en el préstamo de libros electrónicos después de que se emitieron las órdenes de cierre a mediados de marzo.

“Es horrible porque es lo contrario de lo que normalmente tratamos de hacer”, dijo Karen Kleckner Keefe, directora ejecutiva de la Biblioteca Pública de Hinsdale, a las afueras de Chicago. “Queremos ser la sala de estar de la comunidad, queremos que todos se queden y se sientan cómodos. Y diseñar servicios para evitar que se demoren y hablen es muy diferente de todo en lo que hemos estado trabajando ”.

Joel Jones, subdirector de servicios bibliotecarios de la Biblioteca Pública de Kansas City, dijo que estaba especialmente preocupado por conseguir que las poblaciones vulnerables entraran primero. Dijo que su sistema espera dar la bienvenida a sus primeros visitantes este mes a través de organizaciones que trabajan con personas con enfermedades mentales o las personas que más sufren la pobreza o falta de vivienda.

Algunas biblioteca están permitiendo el acceso a los ordenadores, a través una solicitud de reserva de una hora, manteniendo a las personas separadas a seis pies de distancia. Disponen de un desinfectante en aerosol para las encimeras y toallitas para limpiar los equipos después de cada uso, además de limpiar superficies como manijas de puertas y baños cada dos horas.

La función de la biblioteca como lugar de encuentro es lo último que probablemente volverá. Pero los profesionales están haciendo lo que pueden para mantener viva esa conexión.