Manipulación de redes sociales: “Los investigadores utilizan el aprendizaje automático para descubrir ‘pods’ subterráneos de Instagram”

 

instagram_pods_drive_reciprocity_abuse

 

Rachel Greenstad ; Damon McCoy. The Pod People: Understanding Manipulation of Social Media Popularidad via Reciprocity Abuse. Proceedings of The World Wide Web Conference. 2020

Texto completo

 

Me gustas, acciones, seguidores y comentarios son la moneda de las redes sociales en línea. Las publicaciones con altos niveles de interacción son priorizadas por los algoritmos de curación de contenido, lo que permite a los “influencers” de las redes sociales monetizar el tamaño y la lealtad de su audiencia.

Sin embargo, no todo compromiso es orgánico, según un equipo de investigadores de la Escuela de Ingeniería Tandon de la Universidad de Nueva York y la Universidad de Drexel, que han publicado el primer análisis de un robusto ecosistema subterráneo de ‘pods’. Estos grupos de usuarios manipulan algoritmos de curación y aumentan artificialmente la popularidad del contenido, ya sea para aumentar el alcance del contenido promocionado o amplificar la retórica, a través de una táctica conocida como “abuso de reciprocidad”, por la cual cada miembro interactúa recíprocamente con el contenido publicado por otros miembros del grupo.

Los investigadores también desarrollaron una herramienta de aprendizaje automático para detectar publicaciones con una alta probabilidad de tener alta popularidad, herramienta qu podría implementarse como parte de los algoritmos de curación de contenido.

Uno de los hallazgos más sorprendentes fue cuán efectivo es el abuso de reciprocidad no solo para aumentar la visibilidad de una publicación, sino también para aumentar el compromiso real y orgánico.

En la primera caracterización de características distintivas, patrones de uso y reglas de operación de una parte del ecosistema de pods, el proyecto involucró el análisis de 1.8 millones de publicaciones de Instagram pertenecientes a 111.455 cuentas únicas de Instagram, anunciadas en más de 400 pods de Instagram.

Los investigadores encontraron que:

  • El setenta por ciento de los usuarios experimentó un aumento de dos veces o más en el nivel de interacción en las publicaciones de control después de que comenzaron a publicar en pods, y de promedio, estos usuarios experimentantaro un aumento de cinco veces en los comentarios recibidos.
  • Cuando los usuarios que nunca habían publicado en pods comenzaron a publicar el 50% de sus publicaciones en pods, vieron un aumento de más de cinco veces en la interacción orgánica con las publicaciones que no publicaron en pods
  • Cada pod tenía, en promedio, alrededor de 900 usuarios, aunque algunos tenían hasta 17.000 usuarios
  • La barrera de entrada es baja: solo el 4% de los pods descubiertos requieren que los usuarios tengan un número mínimo de seguidores antes de unirse
  • Los pods muy activos recibieron más de 4.000 mensajes por día.