En la librería “Gulyanda”

 

415d4a068c829784c841cfbe70a6b64dj

Poesía de poeta kazajo Erlan Zhunis dedicada a la librería de Gulyanda en Kazajistán 

 

EN LA LIBRERIA “GULYANDA”

Almatý
Septiembre.
Ya es de noche.
Una tienda de libros…
“Dueño, no mire el reloj!”
Entiendo que en tu casa
Te están esperando,
Pero no tengo ninguna razón para irme.
En la ciudad de los sentimientos
Se celebran las fiestas,
Pero las flores no tienen olor urbano.
Al otro lado,
Están los gritos de los ruidosos sabelotodo.
En este lugar reside la mansa sabiduría.
Y otras sabidurias,
Orgullosas y soberbias
Que están dentro de los libros.
Ya aburridos de sí mismos.
Y mañana, tal vez, yo también vendré aqui
En un libro como este,
lo presiento
Dueño,
Yo sé que voy a venir de todos modos,
Así que entiendeme y permiteme estar aqui.
Oh, entonces podrás venderme caro
A todas las jóvenes lectoras.
¡Por tu bondad de hoy
Mi madre te va a bendecir!
Las estanterias de libros
Son como las cinturas de bellas mujeres.
Flexibles.
Aguantan el peso
Los ancianos encuadernados
Mis manos son como las novias educadas.
No mojan los dedos en el nectar
No manchan los puros sueños y deseos,
Sólo acarician los lomos y sienten
El aliento de cada palabra
La palpitación
Del corazón, en el cual se asientan
ceras derretidas de la literatura,
Tan calientes en los pensamientos
De un solitario ciudadano
Escondido en la multitud,
La sabiduria es
El silencio.
Solo las páginas de los libros gritan,
Los soberbios ancianos juegan conmigo:
Este joven necio no se tranquiliza
Quiere estar con nosotros!”
Y Luego ellos se encogen de hombros,
Como si estuvieran respondiendo
A sus propios pensamientos.
No pueden sacar a nadie de su cueva,
Porque se habían convertido
En una caverna platónica
Ellos mismos.
Oh, ancianos, os quiero,
Aunque vosotros no sabéis querer,
Quiero aprender de vosotros
Cómo no perecer en este mundo:
¡Cómo morir, ya lo se!
Tengo pocos coetáneos
Yo, nacido del padre Pensamiento
Y de la madre Tristeza.
Almatý.
Septiembre
Ya es de noche.
Una tienda de libros…
Cierro la puerta desde fuera,
Porque en la calle
Me espera mi soledad
Y soy su único amigo

Erlan Zhunis, un poeta kazajo, nació en 1984. En 2007 se graduó de la facultad de idiomas del mundo de la universidad estatal MHDulati en Taraz.