El hombre que soñaba con leer libros

2015-815715626-2015051174480_20150529

“Fue noticia de hace unos días del periódico L.A.Times. hablaba de la historia de un hombre en Sao Gonçalo, en Brasil, que comenzó a coleccionar libros y reunirlos en su casita. Carlos Leite es albañil y analfabeto. Tiene cincuenta y un años y es pobre. Un día, en un sitio de construcción, encontró seis gruesos volúmenes de una enciclopedia roja sobre un montón de escombros. El constructor le dijo que podría quedarse con ellos. A partir de entonces, comenzó a coleccionar libros que la gente le daba gratis. Carlos preguntaba a todos los que pasaban si tenían libros que quisieran donar. Carlos colocó los volúmenes que le iban donando en los estantes de su casa en São Gonçalo, en las afueras de Río de Janeiro. Luego abrió la casa a cualquiera persona que quisiera entrar y leer, o pedir prestados algún libros. Los niños de la escuela se amontonaban allí. Aprendieron a leer. Los maestros encontraron títulos que no estaban disponibles en las universidades. Carlos lo tenía todo. Hace dos años ya había recogido más de diez mil volúmenes, todos catalogados y organizados por Maria, su compañera. Él todavía no sabe leer. En el club de ciclistas en el que participa le conocen como el “Loco de São Gonçalo”. Pero él dice que cuando duerme todas las noches, sueña que está leyendo los libros. Los volúmenes sigue llegando a su casa todos los días, y él no sabe cómo puede lidiar con ellos, como cuídalos!.”

David Bajo “The 351 Books of Irma Arcuri: A Novel”

Para Leite, los libros son la puerta de entrada a una vida de mayores posibilidades y más prometedora que la suya. Los seis volúmenes originales se convirtieron en 100, luego en 1.000. Pronto, su casa se llenó de 5.000 libros de todo tipo: clásicos desgastados, libros de texto de química, novelas de suspense …. Así floreció la pasión que ha consumido el tiempo libre de Leite: Transformar su casa en una biblioteca pública, gratuita y abierta a todos en este barrio pobre de las afueras de Río de Janeiro. La colección de Leite cuenta ahora con 10.000 volúmenes, muchos de los cuales siguen apilados en rincones a la espera de ser clasificados y archivados. El espacio es tan escaso que Leite y su compañera, Maria da Penha, han tenido que mudarse a una alcoba trasera con todas sus pertenencias, que no son muchas. Lo que ella y Leite han hecho es notable dado el desafío de fomentar buenas habilidades y hábitos de lectura en el país más grande de América Latina. Datos del gobierno dicen que casi 1.000 de los 5.500 municipios del país carecen de biblioteca pública. El analfabetismo sigue siendo alto, con 16 millones de brasileños mayores de 15 años que no saben leer ni escribir. Comprar libros allí es una misión imposible. Las librerías tienden a agruparse en zonas acomodadas como la Zona Sur de Río de Janeiro o la zona sur; en los extensos distritos del norte de la ciudad, donde viven millones de personas, muchas de ellas en tugurios de indescriptible miseria, las librerías son prácticamente desconocidas.

La Biblioteca Comunitaria Visconde de Sabugosa está ubicada en el barrio Jardim Catarina de São Gonçalo, en el área metropolitana de Río de Janeiro. Concebido por el albañil Carlos Luiz Leite hace diez años, este espacio ha ayudado a niños, jóvenes y ancianos a tener acceso a los libros. Actualmente, Seu Carlinhos -como se le conoce- tiene dificultades para continuar con este proyecto.