Thatcher Wine: el bibliotecario de los famosos

 

2283

 

Los libros no son sólo para leer, también pueden ser objetos hermosos en sí mismos. Thatcher Wine, un bibliófilo y coleccionista, aprovechó este concepto, buscando libros raros y descatalogados para construir hermosas bibliotecas basadas en el interés, el autor e incluso el color para sus clientes. Desde entonces, Wine ha curado las estanterías de Gwyneth Paltrow y el hotel NoMad de Nueva York; entre sus fans se encuentran Laura Dern y Shonda Rhimes. Lo que hace Thatcher es ofrecer a sus clientes la oportunidad de comprar libros, y luego ponerles una funda especial para cada uno, o como parte de una imagen más amplia que se cohesiona cuando están todos juntos en las estanterías.

Según Wine  ¿Por qué conformarse con los libros que un editor diseñó? Los libros pueden tener tanto estilo como cualquier otra cosa en la habitación. Poder elegir el color de la cubierta del libro significa que alguien puede tener las obras completas de Jane Austen, pero en un determinado color que coincida con el estilo del resto de la habitación o con una imagen personalizada. La gente ha invertido en el aspecto de su casa: Eligieron los gabinetes, las alfombras, la pintura y los revestimientos de las ventanas.

En el caso de Gwyneth, ella  remodeló su casa de Los Ángeles hace unos años y cuando se mudó se dio cuenta de que necesitaba unos cincocientos o seiscientos libros más para completar las estanterías. Wine estudió los libros que ya tenía, que se enfocaban en moda, arte, cultura, fotografía y arquitectura, así como libros que les gustaban a sus hijos. Para recrearse en esos temas, y para los niños, hicieron una selección de clásicos que pensó que les gustarían a medida que fueran creciendo. En la sala de estar integró los libros en la colección existente para que se sintieran muy ligeros, acogedores y fáciles de tomar de los estantes. En el comedor, estudió una paleta de colores más rígida de negro, blanco y gris, ya que era menos un espacio donde se podían pasar el rato y leer.

 

juniper_14thatcher_art

 

Thatcher también ha publicado su primer libro, titulado “For the Love of Books: Designing and Curating a Home Library“, cuya publicidad asegura que es en sí mismo “un recuerdo digno de cualquier colección de bibliófilos”. En él Thatcher, tiene algunas teorías divertidas cuando dice que “Editores como Taschen, Phaidon y Rizzoli están creando magníficos libros de gran tamaño sobre arte, diseño y arquitectura. Creo que la gente los colecciona como una alternativa a mirar pantallas”. En el libro se cuenta la historia del libro y de las bibliotecas privadas, y defiende la resistencia del libro en la era digital. Wine clasifica los libros en varias categorías libros para leer, libros para decorar y los libros para inspirarse. Proporcionan detalles útiles para crear y conservar la propia biblioteca doméstica, ya sea en una sola estantería o en varias salas, cada una con su propia colección. “For the Love of Books” (Por amor a los libros) trata de contar historias más allá de las páginas de nuestros libros favoritos. Nuestros libros -los que elegimos mantener- cuentan la historia de quienes somos. Nos recuerdan quiénes fuimos una vez y quiénes aspiramos a ser.

Así este bibliófilo nos da algunos consejos. Primero, piense en lo que está tratando de lograr. ¿Hay alguna historia que estés tratando de contar? ¿Una paleta de colores que quieres conseguir? Luego piense en cómo podría funcionar en el contexto de su casa y del espacio disponible. Segundo, adquirir los libros. Dependiendo de lo importante que sea para usted el estilo y la encuadernación de la portada, cómprelos intencionadamente en su librería local o a través de listados en línea. Tercero, organice sus libros de manera que se sienta cómodo y se vea atractivo. Esto puede tomar unas pocas horas para hacerlo bien.

 

thatcher-wine-lede.w1200.h630