Las recompensas de la lectura

 

1

 

Hay un relato ingenioso de Virginia Woolf de lo más apropiado para cerrar este libro en el que habla de las recompensas de la lectura. El secreto, como en el poema viaje a Itaca del poeta griego Kostantin Kavafis, está al alcance de cualquiera, la gran recompensa es haber sido lectores.  Y tal como afirmó G.K. Chesterton recuerda que la acción de terminar una página, de terminar un capítulo o de cerrar un libro, no pone fin al cuento.

 

“Cuando amanezca el Día del Juicio Final y los grandes conquistadores, jueces y estadistas se presenten a recibir sus recompensas: coronas, laureles, sus nombres indeleblemente grabados en imperecedero mármol, el Todopoderoso le dirá a Pedro, no sin cierta envidia cuando nos vea llegar con los brazos cargados de libros: -Pedro, éstos no precisan recompensa. Aquí no tenemos nada para darles. Fueron amantes de la lectura”.

Virginia Woolf

 

Final del libro “Los libros, la lectura y los lectores a través de la literatura y las artes“. Buenos Aires : Alfagrama Ediciones, 2019