La biblioteca del exilio: un himno en porcelana a los escritores en el exilio

 

20190518_bkp503_0

 

Salmos, composiciones poéticas en hebreo una vez cantadas con acompañamiento de instrumentos de cuerda. La música, el ritmo y la letra de los salmos expresan la memoria de los exiliados, y son componentes refinados y esenciales en la poética del escritor y ceramista Edmund de Waal y en su nuevo proyecto monumental. Esta “biblioteca del exilio” presentará libros en sus idiomas originales y en traducción, reflejando la idea de la lengua como migración. La estructura misma estará revestida de porcelana, con una hoja de oro en la que se elegirán los nombres de las bibliotecas perdidas del mundo.

 

La última instalación de Edmund de Waal es un himno a los escritores en el exilio: una “biblioteca” de porcelana con 2.000 libros traducidos. De Waal habla de Salmos – una instalación en dos partes dentro de la sinagoga que forma parte del Museo Judío de Venecia y del Ateneo Veneto para la Bienal de Arte de Venecia.

De Waal presenta aquí nuevas instalaciones basadas en los Salmos, la poesía del exilio, en espacios que albergan por primera vez un proyecto de arte contemporáneo. De Waal ha estructurado un camino de trabajo casi siguiendo la luz natural que impregna el espacio, elevándose sinuosamente desde la planta baja por la escalera, rozando la sinagoga dorada con su mirada y subiendo hasta la parte superior del edificio, desde donde se divisa el conjunto del “Nuevo Gueto”, la parte más antigua de la judería de la ciudad. Sus esculturas, dispuestas a un ritmo delicado, están hechas de tres materiales: porcelana, alabastro y pan de oro. Se agrupan en marcos que a su vez están recubiertos de porcelana y que se repiten en diferentes tamaños, creando un ritmo que acompaña la mirada a través de perspectivas inéditas sobre el museo.

cw-36105

De Waal añade delicadamente a la superficie de sus materiales la prosa y la poesía de escritores que han sufrido el exilio. Este es el proyecto que el artista británico dice que siempre ha soñado con hacer: “Se trata del exilio: lo que significa estar obligado a mudarse a otro país, a hablar otro idioma.”

La segunda parte de los salmos está en el Ateneo Veneto, y aquí continúa sus reflexiones sobre el exilio. Con más de 60.000 libros, es una de las bibliotecas más importantes del Véneto. Es aquí, en el espacio principal del Ateneo, donde de Waal ha construido un pequeño pabellón para albergar 2.000 libros de escritores que se han visto obligados a exiliarse.

Esta “biblioteca del exilio” presentará libros en sus idiomas originales y en traducción, reflejando la idea de la lengua como migración. Además se han colgados cuatro cajas de jarrones de porcelana en las paredes entre los libros, basadas en el famoso grabado renacentista del Talmud de Daniel Bomberg. La estructura misma estará revestida de porcelana, con una hoja de oro en la que se elegirán los nombres de las bibliotecas perdidas del mundo.