¿Por qué crear un makerspace?

pasted image 0

Makerspaces Provide Skills Beyond Engineering

BY ATHENA ZHANG BAKER 2/19/19 Sparkfun 6:28 AM.

Ver original

Independientemente de si un estudiante planea o no convertirse en ingeniero, cualquiera puede beneficiarse de las múltiples posibilidades que proporciona un espacio de fabricantes (makerspace). Además de aprender a convertirse en ingeniero, aprenderá a utilizar las herramientas disponibles, pero también a  cómo pensar creativamente y resolver problemas, probar nuevas experiencias y posibilidades creativas, que de otro modo probablemente nunca hubiera tenido oportunidad de utilizar, satisfacer la curiosidad creativa,  o comprobar de manera práctica cualquier teoría explicada de la clase; pero sobre todo  fundamentalmente a pensar creativamente y resolver problemas de todo tipo en su vida cotidiana.

Enseñar a los estudiantes cómo pensar creativamente y resolver problemas

En el mundo de hoy, tenemos herramientas tecnológicas como Google que nos ayudan a encontrar las respuestas que estamos buscando. Pero cuando se trata de trabajar en proyectos de diseño y creatividad, buscar una respuesta a un problema en Google no es suficiente. Esto es especialmente insuficiente cuando esta involucrada la creatividad.

Según la miembro de Midsouth Makers, Renee Timbs, cuando se trata de crear algo, “Eventualmente, querrás hacer algo que no puedes encontrar en línea”.

Después de todo, los problemas no solo existen en las matemáticas y en la ciencia. Independientemente de si eres o no una persona del área científica o tecnológica, todos debemos aprender a resolver problemas y pensar creativamente. Es por eso que enseñar a los estudiantes cómo usar las herramientas de un makerspace puede ser un activo vital para cualquier persona.

Enseñar a los estudiantes cómo entender mejor las tecnologías 

Ya sea para averiguar cómo investigar un determinado tema en Google de la manera más eficiente posible o crear un sitio web para un negocio, las herramientas de los makerpaces pueden ayudar a los estudiantes a comprender cómo funciona la tecnología en general. Esto también puede ayudarles a entender mejor cómo funciona un ordenador.

De acuerdo con David Dodge de CodaKid, “la informática impulsa y está presente en casi todas las industrias, desde la educación a la agricultura, desde la ley a las empresas y desde la construcción a la medicina”.

Incluso si un estudiante planea iniciar una carrera en la que tal vez no necesite aprender a programar, siempre y cuando la tecnología esté presente, por lo menos, deberá comprender cómo funciona la tecnología.

Enseñar a los estudiantes a probar audazmente y valientemente las teorías

Cuando se trata de resolver problemas, incluso a veces los profesores pueden estar equivocados. Es por eso que, cuando se trata de crear proyectos, los estudiantes deben ser lo suficientemente valientes como para probar las teorías adquiridas.

Según Trisha Roffey, Catherine Sverko y Janelle Therien en The Making of a Makerspace, “En el pensamiento de diseño, es crucial repetir un proceso para probar, mejorar y rediseñar”.

Ya sea en las artes o en las ciencias, todo requiere pensamiento de creativo. Incluso los atletas deben ser lo suficientemente valientes como para probar teorías para ver si una dieta determinada les ayudaría a mantenerse en forma (dentro de lo razonable).

Obviamente, estas no son las únicas razones que los estudiantes pueden tener para usar los espacios de creación dentro y fuera del aula. Pero estas son algunas razones que pueden inspirar a responsables y a usuarios a instalar y/o utilizar un espacio creativo en sus bibliotecas.